INTERNACIONAL
29/11/2019 13:01 CET

Matar por 150.000 euros: el acusado de asesinar a la periodista Daphne Caruana revela la trama

El crimen, perpetrado hace dos años con un coche bomba, estalla ahora al Gobierno, cobrándose dimisiones y poniendo en jaque al primer ministro

En verano de 2017, Vince Muscat dejó a su amigo Alfred Degiorgio en el Busy Bee, un café frente al puerto cerca de la capital de Malta.

Unos minutos más tarde, Degiorgio salió del lugar y volvió a subirse al coche para informar a Muscat de que tenían un contrato importante: matar a la conocida periodista Daphne Caruana Galizia.

Poco tiempo después, una bomba hizo estallar el coche en el que Daphne viajaba, concretamente el 16 de octubre de 2017. El asesinato conmocionó a Europa y reveló la violencia y la criminalidad de la isla. Durante años, Daphne había dirigido un blog famoso por sus opiniones políticas contundentes y sus acusaciones de corrupción. En consecuencia, se había ganado muchos enemigos.

Un asesinato con frialdad que solo proporcionó a los responsables el total de 150.000 euros. Vince Muscat reveló toda la verdad a la policía en abril de 2018, con la esperanza de obtener el indulto. Los detalles de su confesión se transmitieron a Reuters el año pasado, pero no se publicaron antes con el objetivo de proteger la investigación.

El primer ministro de Malta, Joseph Muscat (sin parentesco alguno con Vince), ha rechazado hasta ahora la solicitud de perdón para Vince Muscat, pese a que sí concedió el perdón y la inmunidad judicial a otra figura de la trama, un taxista llamado Melvin Theuma.

Theuma ha admitido ante la policía que actuó como intermediario entre los asesinos y la persona o personas que ordenaron el asesinato de Daphne. Ha sido puesto en libertad bajo protección, según una fuente policial, y está previsto que testifique ante el tribunal la próxima semana.

”Es una auténtica injusticia que Theuma testifique en contra de Vince cuando éste fue quien condujo a la policía hasta él y ayudó a resolver este caso. Él es el que debe ser perdonado, no Theuma,” dijo Pauline Muscat, la esposa de Vince, en sus primeras declaraciones públicas.

Las autoridades señalan que, en realidad, Theuma fue arrestado el 14 de noviembre como parte de otra investigación sobre juegos de azar ilegales. Tras su detención, ofreció información sobre el asesinato de Daphne y proporcionó pruebas que condujeron al arresto, seis días después, de Yorgen Fenech, uno de los principales empresarios de Malta, según las autoridades. Fenech está siendo interrogado por la policía.

El jefe de Gabinete del primer ministro maltés, Keith Schembri, presentaba su dimisión a principios de esta semana y pasaba a ser interrogado por la policía. Horas después, el titular de Turismo, Konrad Mizzi, presentaba su dimisión, mientras que el de Economía, Christian Cardona, aseguraba que renunciaba a sus obligaciones hasta que la investigación sobre el asesinato concluya.

A pesar de esta oleada de dimisiones, el primer ministro, Joseph Muscat, ha declarado que no dimitirá hasta que se aclare el caso.

Los primeros arrestos

Las primeras detenciones en la investigación tuvieron lugar el 3 de diciembre de 2017, cuando Muscat y sus dos supuestos cómplices, los hermanos Alfred y George Degiorgio, fueron acusados del asesinato de Daphne. Los tres negaron los cargos. Después de largas vistas preliminares, fueron acusados formalmente para ser juzgados por un jurado en una fecha futura indeterminada.

Muscat, que era conocido por la policía por delitos menores, incluyendo la importación de aves, aceptó tirar de la manta en abril de 2018 después de que la policía dijera que su declaración solo se utilizaría como prueba en caso de que obtuviese un indulto.

Una persona informada detalladamente sobre la confesión de Muscat transmitió el contenido a Reuters. Muscat expicó a la policía que a los asesinos se les pagó un total de 150.000 euros para que asesinaran a Daphne, con un adelanto de 30.000 euros. Además, explica que utilizaron una bomba comprada a mafiosos malteses y suministrada por la mafia italiana.

La policía cree que Muscat era un secuaz de George Degiorgio, conocido por el apodo de “Ic-Ciniz” (el Chino), líder de un grupo de crimen organizado. Alfred Degiorgio, conocido como “Il-Fulu” (el Frijol), era miembro de la misma banda, según la policía.

Los hermanos siguen negando el asesinato de Daphne y se han negado a responder a las preguntas de la policía.

Paso a paso

En entrevistas con la policía, Muscat nombró a Theuma, el taxista, como el intermediario que dispuso el asesinato de Daphne, según dijo la fuente que fue informada sobre su confesión. Muscat llevó a Alfred Degiorgio a varias reuniones con Theuma. También dijo que no escuchó las conversaciones de los dos hombres sobre el asesinato de Daphne, pero que Alfred Degiorgio le informó después de cada reunión. Los detalles de las reuniones también fueron transmitidos por Alfred a George Degiorgio, dijo Muscat.

Según el relato de Muscat, después de conseguir el contrato para matar a Daphne, los implicados optaron por dispararle y, por ello, compraron un rifle con miras telescópicas. Muscat dijo a los investigadores que el rifle provenía de Italia, y que Alfred Degiorgio iba a disparar el arma.

La banda comenzó su trabajo observando los movimientos de Daphne, siguiendo su coche y observando su casa, según la confesión de Muscat. Identificaron una ventana donde a menudo se sentaba mientras trabajaba en su portátil. En un momento dado, se colocaron sacos de arena en una pared que tenía vista a la ventana para proporcionar un soporte estable para el rifle.

Muscat contó a los investigadores cómo, mientras la vigilancia continuaba, siguieron a Daphne en una visita familiar al hotel Phoenicia, junto a la Puerta de la Ciudad de La Valeta, capital de Malta. También hasta el aeropuerto, cuando ella y su marido, Peter, hicieron un viaje al extranjero.

Muscat dijo que Theuma había ayudado a vigilar el automóvil de la pareja en el aparcamiento del aeropuerto para saber cuándo regresaba a casa. Un miembro de la familia de Daphne confirmó que la periodista había visitado el hotel Phoenicia los días 17 y 26 de agosto y que había viajado al extranjero con Peter del 16 al 21 de septiembre.

Tras las labores de vigilancia, la banda decidió, por razones que aún no se han esclarecido, que sería demasiado difícil disparar a Daphne, según el relato de la confesión de Muscat a la que tuvo acceso Reuters.

Después de devolver el rifle al proveedor, se les proporcionó una bomba y se les mostró cómo detonarla. La policía dice que ha identificado a los sospechosos de suministrar las armas y espera hacer detenciones pronto.

Daphne vivía en el pueblo de Bidnija, donde tenía un chalé en un recinto amurallado. Normalmente aparcaba su coche dentro del recinto. Esto representaba un obstáculo para sus presuntos asesinos, que necesitaban acceso a su vehículo para colocar la bomba. Idearon una correa especial para controlar al perro que corría por el interior en caso de tener que trepar al jardín para acceder al coche.

Sin embargo, en la noche del 15 de octubre de 2017, Muscat y los hermanos Degiorgio se dieron cuenta de que el coche estaba aparcado fuera de la puerta del recinto. En una entrevista anterior con Reuters, el hijo de Daphne, Matthew, contó que había aparcado el coche en la carretera esa noche, algo que también hacía con bastante frecuencia.

En la madrugada del 16 de octubre, según la policía, los dos Degiorgios y Muscat fueron a Bidnija para colocar la bomba.

Muscat alega que Alfred entró en el coche apalancando una de las ventanillas triangulares traseras. Mientras George vigilaba desde un lugar en alto, y Muscat vigilaba el camino en el exterior de la casa de Daphne, Alfred se arrastró dentro del coche y puso la bomba bajo el asiento del conductor.

En las vistas judiciales, la policía explicó qué datos telefónicos revelaron que George Degiorgio se embarcó en un yate y se encontraba en el Gran Puerto de La Valetta cuando Daphne salió de su casa poco antes de las 15 horas del 16 de octubre.

Según la fiscalía, George Degiorgio envió un mensaje de texto desde el yate a un dispositivo dentro del coche de Daphne que detonó la bomba y la mató.

Según el relato de Muscat, el dinero restante del pago en efectivo por su asesinato se lo entregó Melvin Theuma a Alfred Degiorgio a los 10 días del atentado en un lugar llamado Ramla Taz-Zejtun, en el sur de Malta. Las fuentes policiales no quisieron hablar de los detalles de las transacciones financieras. Los abogados de los hermanos también rehusaron hacer comentarios.

Muscat, en 2017, condenó el asesinato e incluso ofreció una recompensa para aquel que encontrara a los autores. Dos años después el caso del asesinato de Daphne Caruana Galizia parece haber encontrado sus respuestas.

El asesinato de Daphne conmocionó a toda Europa. La periodista maltesa había participado en la investigación que salpicaba al Gobierno del país en los llamados Papeles de Panamá.

“Cultura de impunidad”

El hijo de la periodista, Matthew Caruana Galizia , siempre ha denunciado “la cultura de impunidad” que existe en el país y ha culpado al Gobierno de Joseph Muscat y a otras autoridades del crimen: “sois cómplices”, ha repetido en varias ocasiones.

También denunció que Malta es “un Estado de la mafia donde puedes cambiar tu género en el carné de identidad pero donde puedes ser despedazado por ejercer tus libertades esenciales”. En su opinión, “el Gobierno de Malta ha permitido que florezca una cultura de la impunidad ”.

Photo gallery Viñetas por la libertad de prensa See Gallery

#JUNTOS