La respuesta de Meghan Markle tras ser vetada en Balmoral en las últimas horas de Isabel II

Los duques de Sussex pretenden contar con su familia al completo para el funeral.
|
Los duques de Sussex, Harry y Meghan, de camino al Castillo de Windsor tras la muerte de Isabel II.
Chris Jackson via Getty Images
Los duques de Sussex, Harry y Meghan, de camino al Castillo de Windsor tras la muerte de Isabel II.

La muerte de Isabel II es todo un hito a nivel mundial y, por supuesto, dentro de la casa real británica. La Firma —como Meghan Markle llama a la familia real—se enfrenta ahora al reinado de Carlos III, el eterno heredero que ya ha sido proclamado rey y se ha dirigido por primera vez al pueblo y a su familia.

Sin embargo, en los años previos, la familia real ya había hecho frente, con Isabel II a la cabeza, a numerosas críticas e idas y venidas. Especialmente por parte del príncipe Harry y Meghan Markle, quienes decidieron desvincularse de la corona en marzo de 2020 y que, entre otras polémicas, acusaron de racismo a la casa real.

Por este motivo, los duques de Sussex estuvieron en el punto de mira en las últimas horas de la reina y tras el fallecimiento. Una de las incógnitas era si Meghan —que se encontraba en Londres junto a Harry para una cena benéfica— iba a viajar a Balmoral. Finalmente acudió solo Harry, después de que Carlos III la vetara.

Según publica The Sun, el rey Carlos III llamó a Harry para decirle que “no era adecuado ni apropiado” que su esposa viajara con él a Balmoral ya que la reunión se limitaba a “familiares más cercanos”. “Carlos dejó muy muy claro que Meghan no era bienvenida”, señala la fuente citada por el periódico.

Markle se quedó en Londres, al igual que Kate Middleton, quien tampoco acompañó al príncipe Guillermo y estuvo haciéndose cargo de sus hijos llevándolos y recogiéndolos del colegio. Tanto ella como Harry recibieron, a pesar de su ausencia en las últimas horas y de que el duque de Sussex fuera el primero en abandonar Balmoral, una mención especial en el primer discurso de Carlos III como rey. “Expreso mi amor por el Príncipe Harry y Meghan mientras continúan construyendo sus vidas en el extranjero”, señaló.

El sábado los dos hermanos y sus respectivas esposas protagonizaron lo que para muchos fue “la imagen de la reconciliación” cuando acudieron al exterior del castillo de Windsor a ver las flores que habían dejado en honor a su abuela y para saludar a los allí presentes.

Por el momento, el lugar que ocupará Markle en el funeral de Isabel II del próximo 19 de septiembre es una incógnita, pero parece ser que Markle no pretende jugar de nuevo un segundo plano y quiere que su familia esté al completo en Londres. Según informa The Daily Telegraph, los duques de Sussex pretenden que sus hijos Archie y Lillibet, de uno y tres años respectivamente, viajen a Londres para reunirse con ellos, tras pasar varias semanas con su abuela materna Doria Ragland.

Sus hijos se convertirán, si Carlos III no expide una mención especial, en príncipes, algo que sus padres deseaban y que ha supuesto muchas quejas por parte de Markle. En su polémica entrevista con Oprah Winfrey, Marke indicó: “Cuando eres nieto de un monarca, cuando Carlos se convierta en rey, automáticamente Archie y nuestro próximo hijo serían príncipe o princesa. No tienen derecho a quitárselo. Mientras estaba embarazada dijeron que querían cambiar eso”.

La muerte de la reina Isabel II en las portadas

Sugiere una corrección