POLÍTICA
15/12/2019 10:06 CET

Melisa Rodríguez: "Ciudadanos no va a desaparecer"

Entrevista con la portavoz de la gestora de Cs: "No hemos venido aquí para hacer vicepresidente a Pablo Iglesias".

CARLOS PINA
Melisa Rodríguez

″¿Qué se ha hecho mal en este país para que nos tuviéramos que ir fuera y dejarnos la piel para que tuvieras una educación y un futuro mejor y te hayas tenido que ir tú también fuera? ¿Qué se ha hecho mal en este país?”. Esta pregunta de su madre le cambió la vida por completo a Melisa Rodríguez. Tenía 26 años y escuchó esta frase al otro lado del teléfono. La joven estaba en la India, trabajando en un estudio de arquitectura. Había tenido que emigrar como muchos otros españoles y vivía en sus carnes esos días cómo no se cumplía ninguna condición laboral.

Las palabras de su madre le hicieron clic. Decidió volver a España y se acercó al emergente partido de Ciudadanos. No soñaba con ser política, sólo quería colaborar. Pero las cosas fueron muy rápidas y se convirtió en diputada. Una de las promesas ‘naranjas’ y persona de confianza de Albert Rivera. Parlamentaria hiperactiva y rostro habitual en las tertulias.

Entonces los naranjas llegaban dispuestos a comerse el mundo y soñando con habitar pronto La Moncloa. Pero todo se volvió negro el pasado 10-N, con un descalabro monumental y quedándose con diez diputados. Rivera dimitía al día siguiente, y ahora una gestora lleva las riendas del partido mirando a la asamblea de marzo, momento en el que se espera que Inés Arrimadas gane las primarias. Y, mientras, Rodríguez (Londres, 1986) se ha convertido en la portavoz del partido. El futuro naranja está en buena parte en sus manos.

¿Cómo lleva ser la portavoz de la gestora?

Es un gran reto, una gran responsabilidad. Se trata de llevar a partido hasta la próxima asamblea general, pero también es un orgullo que hayan confiado en mí para este cometido.

Ya hay candidato a la investidura (Pedro Sánchez), sin que tenga los apoyos. ¿Qué va a pasar?

Me suena como a una historia vieja, pasó hace nada, parece un déjà vu. Lo que está claro es que el señor Sánchez tiene tiempo para hablar con unos e incluso para crear una ronda de consultas paralela a la del rey y siempre mirando al mismo sitio, pero no ha demostrado que sepa negociar. Nos fuimos a segundas elecciones por su incapacidad de negociar, fue incapaz de mirar más allá de lo que decían las encuestas. A partir de ahí, es curioso que tengamos candidato y siempre esté mirando a Esquerra y Podemos pero que no hayan acordado nada. Aunque no diría que no haya acuerdo, porque hay que recordar la foto y la firma solemne 24 horas después de las elecciones. Lo que no tiene todavía a lo mejor es la aritmética, pero ahí está cediendo, cediendo y cediendo por lo que se ve en prensa. Creemos que hay otras opciones, otras vías que pueden hablar de futuro para el país, de consenso y de grandes mayorías, pero la responsabilidad la tiene aquel que gana las elecciones.

CARLOS PINA
Melisa Rodríguez

Una de las grandes novedades después de la designación del rey es que Sánchez ha convocado a Inés Arrimadas el lunes en el Congreso. ¿Qué le va a decir al socialista?

Lo mismo que al rey, que hay otras mayorías posibles. Hay una opción a tres con los partidos constitucionalistas para llegar a grandes acuerdos de Estado entre PP, Cs y el PSOE y que gobiernen solos. No va a quedar por nosotros que haya otro tipo de mayoría.

Hay una opción 'a tres' con el PP, PSOE y Cs

Este tipo de acuerdo lo hacen ustedes ofreciendo los votos del PP. ¿Han hablado con ellos? ¿Hay un pacto con los populares? Lo que se escucha en el PP es que en ningún caso van a investir a Sánchez.

Lo que está claro es que hay unas posiciones de cerrazones y de atrincheramiento en sus propio partidos. Es el momento de pensar en España. No podemos hablar por el señor Casado, pero sí decir que hay otras opciones y mayorías. Luego que cada uno sea responsable de lo que no hace. Hemos venido aquí para ser útiles y no para hacer vicepresidente a Pablo iglesias. No hemos venido aquí para creernos que la única opción que hay de Gobierno es uno apoyado por los independentistas y los que no creen directamente en nuestra nación. Hay otra opción, sí. Que a lo mejor al PP no le gusta en este caso o no se siente cómodo, pues probablemente. Existe, la hemos puesto sobre la mesa y es el momento de que cada uno deje sus egos a un lado y empecemos a pensar qué España queremos a futuro. Escucho a veces el discurso del PP de que ‘bueno’ ahora no les toca Gobierno pero luego gobernarán, pero qué España van a gobernar después. Es el momento de que seamos todos más responsables. No vamos a creernos las mentiras de Sánchez de que sólo existe acuerdo de gobernabilidad o aritmética con Podemos e independentistas. Sánchez tiene que ser el primero que dé el paso, que abra su objetivo y que vea que hay otras posibilidades. Luego la responsabilidad caerá en este caso sobre el señor Casado. 

Pero Sánchez dijo tras ver al rey que su apuesta es un Gobierno progresista, que va a negociar con todos y siguen los contactos con ERC. ¿Cómo lo van a convencer para que abandone esa vía?

Hay una cosa muy curiosa: no tenía tiempo nos dijeron en Moncloa para hablar con Inés el jueves porque tenía una agenda muy apretada. Pero, oye, para hablar con Esquerra tiene tiempo siempre. Estos días veo que cada vez claudica más, más y más.

¿Ante ERC?

Sí, ante Esquerra. Me pregunto qué país aspira a gobernar. Dudo mucho que Esquerra vaya a poner sobre la mesa el respetar los valores constitucionales de solidaridad e igualdad. La naturaleza de los partidos nacionalistas es mirar hacia su sitio, además de que no creen en el país. Eso nos debería hacer a todos pensar por qué Sánchez se siente más cómodo con los que quieren romper nuestro país y ni siquiera van a ver al rey. Igual de peligroso es que nos apoyemos en este caso en partidos independentistas como que tengamos a los populistas en el Gobierno.

CARLOS PINA
Melisa Rodríguez

Ya que el PP no quiere entrar en una investidura de Sánchez, se podría conseguir una fórmula para que el Gobierno no dependiera de los independentistas simplemente con que Cs apoyara en el debate. ¿Por qué no lo hacen y dejan fuera a ERC de la ecuación?

La realidad es que Cs en esas ecuaciones con Podemos ni siquiera es necesario, tienen a Más País, Equo, hay mil grupos en este caso en el Parlamento. Los datos les dan sin nosotros si quieren ese tipo de Gobierno, para nosotros es tan malo para España que los populistas estén en el Gobierno. Lo hemos visto en otros países, cuando entran ya no se van. Es la realidad. El millón y medio de ciudadanos que nos votaron no fue para que Iglesias fuera vicepresidente del Gobierno. Nos parece igual de mala idea. La conjunción de Esquerra con UP y con un PSOE que gira cada vez más hacia la izquierda y la no defensa de nuestro país y de la igualdad es una mala idea y una mala solución para España. Todo esto se resume en que vemos a Iceta hablar de cuántas naciones hay, de ocho y nueve. No tienen claro el concepto de nación dentro del PSOE. No sé qué PSOE es éste, creo que es el señor Sánchez y ya está. También creo que todo no vale por estar en Moncloa, y lo que tenemos detrás es un país, con grandes retos por delante y que con una mayoría solvente de 221 escaños podría mirar hacia el futuro. Me preocupa que con este tipo de Gobierno para no dormir que está diseñando el señor Sánchez no solamente no acabe durmiendo él sino que acabemos no durmiendo todos los españoles.

No hemos sido capaces de transmitir lo que estábamos haciendo ni contrarrestar esos mantras del PSOE y del PP

 

¿Cataluña es una nación para usted?

Nuestra nación es España y tenemos un sistema de comunidades autónomas, más dos ciudades autónomas. Hay que trabajar para respetar la igualdad. Lo que hay en Cataluña es una fractura social importante por culpa de políticos irresponsables que han llevado sus pensamientos ideológicos y políticos al extremo desinformando a parte de la sociedad y generando un enfrentamiento durísimo. Viví en Barcelona muchos años, estudié en Barcelona, hablo catalán. Desde que entré en Cs he perdido amigos de toda la vida, por el mero hecho de posicionarte políticamente. Esa fractura social la han conseguido los independentistas, lo peligroso es que el PSOE se la está comprando y, por ende, el señor Sánchez. Parece que el que maneja el posicionamiento por detrás es Iceta.

¿Descarta terceras elecciones?

Tal y como está el escenario… La otra vez aposté unas cañas con unos compañeros de que no iba a haber elecciones y perdí. Así que no voy a apostar ninguna cerveza esta vez. Uno nunca sabe. Pero también le digo, lo peor que puede haber para España en este momento es un Gobierno con independentistas y populistas. Eso es una realidad Ahora, que se hable de terceras elecciones cuando todavía hay otras vías que pueden dar un Gobierno con más estabilidad me parece una irresponsabilidad.

Estos días Sánchez claudica cada vez más y más ante Esquerra

Ha pasado algo más de un mes de las elecciones y de la debacle de Cs. ¿Cómo lo están digiriendo? ¿Qué autocrítica hacen? ¿Porque se han quedado en diez diputados?

No hemos sido capaces de transmitir lo que estábamos haciendo ni contrarrestar esos mantras del PSOE y del PP que nos querían situar en una posición ideológica u otra. Nunca nos hemos movido de dónde estamos, nunca nos hemos movido del centro. Remito a las votaciones. Pero quizá no supimos transmitir lo que estábamos haciendo ni contrarrestar las corrientes de opinión que generaron también otros entornos. Tenemos mucho que hacer, pero hemos hecho bastante autocrítica, empezando por que el expresidente de mi partido dimitió. Y también lo han hecho los secretarios general, de organización y de comunicación. No hay precedentes en España. Está claro que hay gente para la que nunca nada va a ser suficiente. No solo autocrítica, también ha habido gestos. Ahora entramos en un procedimiento interno, la gestora vela para que haya un proceso transparente y de garantías.

Podemos hacer dos cosas: o seguir enrocados en la tristeza o decir que hemos cometido errores, los estamos enmendando y ahora viene una etapa en la que los afiliados podrán decidir si están o no de acuerdo con la estrategia y qué cosas quieren cambiar, y a partir de ahí hay que seguir construyendo. Personalmente, estoy más en la segunda visión, el centro político es más necesario que nunca. Creo que ya el día después de las elecciones los españoles ya empezaron a echar de menos al centro político. Cualquier español que vio lo que pasó en la constitución de las Cortes por televisión estará echando de menos ya al centro político español. Y con ese sentimiento vamos a salir adelante.

CARLOS PINA
Melisa Rodríguez

Hablan del centro político, ¿no fue el problema que quisieran ser más de derechas que el PP y Vox?

Ahí hablo como antes, quizá no supimos transmitir que no hemos cambiado en cuanto a nuestros posicionamientos políticos ni nuestro programa ni nuestro ideario ni nuestra línea. No fuimos capaces de contrarrestar todos esos movimientos comunicativos que hablaban de si estábamos hacia un lado u otro.

Pero en el momento en el que uno decide o aprueba en su Ejecutiva que no va a pactar, estando en el centro, con los socialdemócratas ya se escora a la derecha.

No, es que no es pactar con los socialdemócratas, es no hacerlo con Sánchez. En Castilla-La Mancha, por ejemplo, tenemos acuerdos de gobierno con el PSOE, que allí firmó que si había que aplicar el 155, se aplicaba, y se comprometió a que es necesario defender la igualdad de todos los ciudadanos. No es en cuanto a la ideología, es que Sánchez sólo se preocupa por él mismo. Lo hemos visto con sus políticas, no han sido capaces de ni sacar unos presupuestos.

Nunca nos hemos movido del centro

¿Le preocupa que en un país tenga 52 escaños la extrema derecha y solo diez los liberales? ¿Qué radiografía hace de eso?

La gente está cansada, se enfada y cree que ya está bien. Recuerdo el fenómeno Podemos también en su momento, pasó de la nada a tener muchísimos escaños. Elecciones tras elecciones van bajando. Uno puede intentar mover el voto con el sentimiento, pero luego hay que ponerse a trabajar y uno tiene que ser útil. Veremos qué pasa estos años. Lo que adelanto es que España no se puede permitir un retroceso en derechos e igualdad. Y si depende de Cs, no va a haberlo.

Dijeron ‘no’ a pactar con Sánchez, pero sí hemos visto acuerdos a tres bandas con la ultraderecha. ¿Es más asumible un pacto con Vox que con Sánchez?

Es que nosotros solo hemos firmado acuerdos con el PP. Ese a lo mejor también es el mantra que a lo mejor tampoco hemos sabido contrarrestar comunicativamente.

Un ejemplo, con solo cuatro concejales Luis Salvador (Cs) es alcalde de Granada con los votos de Vox. ¿Fueron gratis? ¿No hubo un pacto?

¿Pero el acuerdo está firmado con quién?

Sí, pero imagino que el PP pactaría con Vox.

¿Sabe por qué no compro ese marco mental? Luego lo vemos en dinámica parlamentaria. En los anteriores presupuestos, que negociamos con el PP, había una enmienda que íbamos a defender todos menos el PP, ¿y eso quiere decir que Cs está acordando con independentistas y tal? Hombre, no. Estos días en la Diputación Permanente hemos visto votaciones en las que UP y Vox votan lo mismo, ¿eso quiere decir que estén llegando a un acuerdo? Pues seguramente, no. Digo más, en estos tres años y once meses que fui diputada hubo cosas en materia de regeneración que Podemos y Cs acordaron. ¿Eso quiere seguir que Cs va a negociar un Gobierno con Podemos? No. Luego está la aritmética parlamentaria, lo que uno puede ceder o no en una negociación de presupuestos. Pero ha quedado clarísimo, y pongo el ejemplo de la intervención de Villacís a razón de los incidentes en el día contra la violencia machista. Cada uno tiene su sitio y su posición, los únicos acuerdos firmados por Cs son con el PP, le guste a la gente o no a nivel comunicativo.

Hemos firmado acuerdos con el PP, no con Vox

 ¿Consideran que no han blanqueado a la extrema derecha?

Considero que hemos firmado acuerdos con el PP. Es lo que hemos hecho. Es una realidad, que luego haya consideraciones externas sobre x cosas, no puedo controlarlas. Puedo hablar de realidades: Cs ha llegado a acuerdos con el PSOE en algunos sitios y con el PP en otros. Como ejemplo, pongo el Ayuntamiento de Madrid con Villacís afeando y reprochando un comportamiento de Vox el día contra la violencia machista. Si depende de Cs, que los derechos y libertades de los ciudadanos sigan adelante, que nadie dude de que no se va a dar ni un paso atrás.

CARLOS PINA
Melisa Rodríguez

¿Su candidata para las primarias es Inés Arrimadas?

Como portavoz de la gestora no puedo hacer esa manifestación. Luego fuera le digo personalmente como afiliada cuál es mi apuesta. Lo que sí puedo decir es que no podría significarme como portavoz sobre quién quiero yo como presidente o presidenta del partido. Sería ir en contra de los candidatos que se puedan presentar.

Arrimadas fue la encargada de ir a ver al rey en la ronda de consultas, ¿es neutral que una aspirante a liderar al partido sea la que tenga la interlocución con el monarca? ¿La beneficia ante posibles rivales?

No podemos disociar que es actualmente la presidenta y portavoz del grupo parlamentario. No está yendo como candidata, sino como representante del grupo en el Congreso. El pasado lunes en la gestora se ratificó que fuera ella

¿Prevé la gestora que haya una competición reñida y varios candidatos?

Lo que la gestora tiene que hacer es dotar de garantías para que cualquier persona que se quiera presentar con su equipo lo pueda hacer con igualdad de condiciones.

Habiendo gestora hasta la asamblea de marzo, ¿quién va a tomar la decisión sobre la investidura?

Habrá sugerencias y luego se tendrá que debatir en la gestora. En este momento es a efectos el máximo órgano del partido para tomar decisiones. 

Ahora mismo se están intentado lanzar cortinas de humo con informaciones de una opa del PP a cargos de Cs

¿Le gustaría volver a ver en esta casa a gente como Toni Roldán y Paco de la Torre?

No puedo hacer ningún tipo de declaración porque serán los candidatos los que formen sus equipos, como gestora no estamos para formarle el equipo a nadie ni para decidir quién tiene que entrar o salir.

Por cierto, llegaron como nueva política, pero hemos visto ahora cosas que pasaban por ejemplo en el PSOE cuando también lo dirigía la gestora: reuniones internas enconadas con audios filtrados a la prensa. ¿Cómo lo lleva eso la dirección interina? 

Hay una cosa curiosa. Se refiere a las filtraciones del Consejo General. Es curioso porque se dieron más de veinte palabras, casualmente solo se filtraron tres. No quiero pensar mal. Pero el resto de tono de intervenciones no tenía nada que ver con los otros. Fíjese si somos democráticos y abiertos, que en ese consejo había invitados, algunos tomaron la palabra sin ser consejeros. Lo que me preocupa es que se intente dar una visión de falta de democracia, cuando es todo lo contrario. Cada uno tendrá también que aceptar las votaciones. Hubo más de 110 votos afirmativos, cinco en contra y seis abstenciones.

Albert Rivera está muy bien

¿Sabe quiénes son los que han filtrado?

Eso pido a ustedes que nos ayuden.

Nosotros, secretos profesional y no podemos revelar las fuentes.

Pero como a ustedes se lo filtraron, ayúdennos y nos echan un cable. Detrás de la broma, una reflexión: si solo se filtran tres turnos de palabra, a lo mejor están muy determinados esos testimonios. ¿Por qué no se ha filtrado el resto? Es sesgar la realidad. 

Por cierto, ¿le han llamado del PP en esta especie de OPA que están haciendo a dirigentes de su partido?

No. Lo que sí que vi es que han dicho un par de diputados del PP que ratifican que yo soy socialdemócrata. Alucino, anoche me acosté siendo liberal y hoy me levanto con que diputados del PP acreditan otra cosa. Será que me conocen más que yo misma. Intentó utilizar un poco de ironía y de humor por el hecho de que creo que ahora mismo se están intentado lanzar cortinas de humo con informaciones de OPA y de pactos preelectorales para no abordar el ahora. Hay partidos que no quieren afrontarlo y por eso lanzan este tipo de informaciones, de que se esté hablando de una España Suma, cuando el momento de sumar es ahora. Que Sánchez tome la palabra, pero hay otras maneras de sumar.

CARLOS PINA
Melisa Rodríguez

¿Ciudadanos va a desaparecer?

Por supuesto que no. Además, no solamente soy tajante, sino que viendo lo que hay en este momento y cómo está representado el Congreso, somos más necesarios que nunca. Que hemos tenido un mal resultado, también. Que estamos haciendo autocrítica, por supuesto. Que de aquí vamos a salir reforzados y adelante, ya le adelanto que sí.

Una de las críticas que se ha hecho a Cs es el auténtico personalismo de Rivera. ¿Vamos a ver un partido más coral a partir de marzo?

Es que creo que ha habido muchos portavoces del partido. Estaba el presidente, pero también Arrimadas, Lorena Roldán, Villegas, yo misma dentro de mis áreas. Creo que sí hay equipo y se ha visto. Quizá es cierto que el liderazgo que tenía el que era presidente era como un imán para toda la parte mediática. Cs tiene equipo, es importante recalcarlo, porque uno solo no llega a ningún sitio. 

El día después de las elecciones los españoles ya empezaron a echar de menos al centro político

 

Decía de equipo, ¿quién va a ganar en esta época entre el clan de la manzanilla y el clan de Barcelona? ¿Quién va a mandar?

No soy mucho de clanes, la verdad, soy más de ideales y soy muy pragmática también. Lo que sí tengo claro es que quien lidere en este caso la candidatura ganadora será la persona que formará su equipo y decidirá las sensibilidades que recoge. No le compete a la gestora.

¿Ha hablado con Albert Rivera? ¿Cómo le va su nueva vida?

Sí, he hablado. Me da mucha pena no haber podido ir a la fiesta de su cumpleaños porque estaba con el campus joven en Bruselas, los chicos grabaron un vídeo y le cantaron cumpleaños feliz. Está muy bien. Hay algo bueno y positivo que pasa en Cs: Albert ha decidio irse, pero eso no quiere decir que de repente ya no nos hablemos. Hay una amistad, un compromiso y un tiempo de trabajo que va a quedar. Además ha hecho en las redes los anuncios sobre su estado de felicidad. Me alegro y deberíamos agredecerle el ejercicio de responsabilidad y autocrítica.

¿Ha sido un adiós bastante amargo para la carrera de una persona que parecía llamada a ser presidente del Gobierno?

Que se retirase demuestra lo que ha hecho desde el principio: nunca lo tuvo fácil. Cuando nació el partido en Cataluña, eran los únicos que alzaban la voz. La presión en este caso que soportaba su familia, su entorno, las amenazas durante estos años. Lo que ha demostrado durante estos años es que es un tío luchador, que cree en el centro político y se fue luchando hasta el último día. Él decidió que era el momento y ponerse la mochila de la responsabilidad a sus espaldas. Es el momento de que entre otro líder y que salga adelante, se refresque. Lo importante es que el partido sigue aquí. Hay que seguir construyendo.

Si es Arrimadas la elegida, sería la primera vez que una mujer lidera uno de los grandes partidos.

Más allá de pensar en su condición de género, pienso en su capacidad. Lo importante es que a quien gane las primarias se le contemple por su capacidad, sobre todo. Si algo sobra en Cs y en mi compañera Inés es su capacidad. No me gustaría, en caso de que gane ella, que solo sea noticia por ser mujer y no por su gran capacidad política. Que fuera a la par, sino estaríamos haciendo todo lo contrario: un discurso antifeminista.

Pero es verdad que se rompería uno de los techos de cristal que existen en la política.

Claro. Pero me gustaría que no fuera esa solo la noticia en caso de que gane las primarias. Que se pusiese a la vez del valor de la capacidad política que tiene. Sería lo justo. En función del resultado veremos cómo se recoge de puertas para afuera.

Defina a…

Pedro Sánchez: Inconsciente.

Pablo Casado: Es un nuevo líder de un partido que tiene una responsabilidad grande porque tiene una mochila de corrupción detrás muy grande y en sus manos está que su partido salga adelante o no. No me gusta la indefinición y en este caso que no estemos todos a la una para sacar España adelante.

Santiago Abascal: Tiene el panorama de España un poco desvirtuado.

Pablo Iglesias: Yoismo, aunque también se lo podría poner a Pedro Sánchez.

Albert Rivera: Un gran líder.

Inés Arrimadas: Una gran lideresa.

Felipe VI: Un jefe de Estado responsable y que está asumiendo muchas responsabilidades en este momento.

Íñigo Errejón: Populismo.

Melisa Rodríguez: Ilusión y ganas. Comprometida.