Michelle Obama, o cómo ser protagonista sin quererlo

Ella es poder.

Michelle Obama era una invitada más a la ceremonia de investidura de Joe Biden y Kamala Harris. Pero ella no es una persona cualquiera. En cuanto la cámara la enfocó entrando al Capitolio de la mano de su marido, Barack Obama, la exprimera dama se convirtió en protagonista.

Obama, a la que muchos piden que presente su candidatura a presidenta de Estados Unidos, destiló poder por los cuatro costados. Su manera de caminar, de moverse, su actitud y su elegancia son imbatibles, por eso ha causado una tormenta en redes sociales, donde muchos han aplaudido su look.

La exprimera dama eligió un diseño monocromático del diseñador negro Sergio Hudson compuesto de un pantalón acampanado, jersey de cuello cisne y un largo abrigo de corte recto. Un cinturón con una gran hebilla dorada rompía la gama cromática del estilismo y lo hacía redondo. Obama llevó unos taconazos negros y unos guantes de piel para protegerse del frío, además de la melena al viento.

El look de Obama es una adaptación de un conjunto de pasarela de Hudson. Para la ocasión, el diseñador ha cambiado la falda por los pantalones y ha añadido unos cuantos centímetros al abrigo, que queda casi a ras de suelo.

No es la primera vez que Obama viste las creaciones de Hudson, en el que confió para varios estilismos durante la gira de promoción de su libro. El joven creador ya ha vestido a otras divas como Beyoncé o Rihanna.

Eternos Enamorados: Barack ❤ Michelle