POLÍTICA
07/10/2019 21:36 CEST | Actualizado 08/10/2019 08:06 CEST

Déjà vu en el colegio electoral

Los partidos confían en las candidaturas de abril y apenas cambian nombres en las listas para el 10-N, salvo el PP

EFE
Papeletas electorales

La suerte está echada. Los ciudadanos vivirán el 10-N en los colegios un déjà vu: casi mismas listas, pero distinta elección -la cuarta en cuatro años-. Este lunes se ha cerrado el plazo que la Junta Electoral Central dio a los partidos para que notificaran cualquier cambio en las listas electorales con las que concurrirán en noviembre. La mayoría confía en los mismos candidatos que se presentaron en abril y apenas han modificado nombres en las papeletas. Solo el PP ha hecho cambios de importancia.

Uno de los más relevantes es el de la expresidenta del Congreso Ana Pastor (PP), quien se pasa de la lista que encabezó en Pontevedra a la de Madrid, donde será la número dos de Pablo Casado. Adolfo Suárez Illana, hijo del expresidente de la UCD, es relegado al tres.

En Barcelona, la segunda circunscripción que más diputados reparte (32) después de Madrid (37), el PP también ficha: la exdelegada del Gobierno Llanos de Luna, también de la época Rajoy, reemplaza al periodista Joan López en el número dos.

La entrada de Pastor, íntima amiga del expresidente Rajoy, culmina el viraje que ha emprendido Casado hasta posiciones más pactistas, centradas en la gestión de la economía y la solvencia del PP en el Gobierno.

El líder popular ha abandonado su estrategia de competir por los votos de la extrema derecha tras el batacazo que sufrió el 28-A, cuando pasó de 137 a 66 escaños, y dejó a su partido con el peor resultado de su historia

Quizá por ello, el secretario general de los populares, Teodoro García Egea, se ha esforzado este lunes en replicar que “los cambios en las listas mejoran la oferta”. El baile de nombres es fruto del “talento” que, según ha narrado Egea en la presentación del lema del partido, ha emigrado y “ha asumido responsabilidades” en otros gobiernos.

Ejemplos de ello son Javier Fernández Lasquetty, flamante nuevo consejero de Hacienda en el Ejecutivo madrileño y Andrea Levy en el Ayuntamiento de Madrid como concejal de Cultura. Su jefe, el alcalde Martínez-Almeida, será quien cierre de manera simbólica la lista del PP en esta circunscripción. Los otros nueve últimos puestos de la lista también son regidores de otros municipios de la Comunidad.

El Partido Popular renueva a los cabezas de lista en Valladolid, León, Segovia y Zamora con José Ángel Alonso, José Miguel González, Jesús Postigo y Elvira Velasco.

También cambia en Álava. Allí, Maria del Mar Blanco, presidenta de la Fundación de Víctimas del Terrorismo, ocupa el hueco que dejó la marcha de Javier Maroto al Senado por Castilla y León tras no conseguir escaño en abril. Los populares vascos la han definido como un “símbolo del coraje” contra ETA.

Blanco concurrió como número nueve de la lista por Madrid en abril, pero no logró entrar en la Carrera de San Jerónimo. Tuvo que esperar a la fuga de talento para entrar.

Pierre--Philippe Marcou
Pedro Sánchez en la presentación del programa electoral del PSOE para el 10-N.

Sánchez no revoluciona sus diputados, las encuestas tampoco

Los socialistas, ganadores el 28-A con 123 asientos en el Congreso, competirán el 10-N con el mismo ejército. Las encuestas para el 10-N dan a los socialistas un promedio de escaños similar al de abril: entre 124 y 128. Y Sánchez no toca nada.

No ha habido fichajes de última hora. Ni tan siquiera el del exministro de Educación Ángel Gabilondo. Se queda en la Asamblea de Madrid tras el jarro de agua fría que supuso no conseguir la presidencia autonómica por segunda vez el pasado mes de mayo.

Eso sí, el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, puede tentarle con una cartera en un hipotético Ejecutivo tras el 10-N. Mientras, los socialistas han renovado los cabezas de lista de tres circunscripciones: Cantabria, Ciudad Real y Zamora.

Hasta la medianoche puede haber cambiosFuentes socialistas

En Cantabria será el portavoz en Santander, Pedro Casares, quien sustituya a Luis Clemente (decidió no repetir por razones personales). Los socialistas manchegos han querido que sea Miguel Ángel González, número dos el 28-A, quien lidere la lista en Ciudad Real tras la marcha de Blanca Fernández hacia las Cortes en Toledo como portavoz del Gobierno del socialista Emiliano García Page.

Zamora, una provincia en la que los partidos se reparten tres escaños, ve como quien fue número uno socialista el 28-A, Mar Rominguera, se puede quedar sin asiento en el Congreso. Este 10-N será Antidio Fagúndez el cabeza de lista, y Rominguera la dos.

Fuentes del partido advierten de que hasta la medianoche “aún puede haber cambios” e invita a esperar a la publicación de todas las listas en el BOE el próximo jueves “para confirmar cambios”.

Reuters
El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, el día después del 28-A.

La nueva política va con listas viejas

Unidas Podemos concurrirá prácticamente con la misma plantilla. Los de Pablo Iglesias cambian al número uno por Valladolid, el secretario de comunicación Juanma del Olmo, quien no obtuvo el escaño el 28-A.

La cabeza de Del Olmo la pidió Izquierda Unida, aunque los morados aseguran que la decisión la tomaron antes de las quejas de sus socios, ya que su papel en la dirección de Podemos es incompatible con la candidatura.

Fuentes del partido reiteran que “las listas son las mismas, salvo los casos que ya se han publicado”, como el de Rosa LLuch, hija del ministro socialista asesinado por ETA, Ernest Lluch. Pasa de cerrar la lista barcelonesa al Congreso de abril a encabezar la de los comunes al Senado: puesto (casi) fijo.  

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha cambiado el rechazo a Sánchez y al PSOE, pero no las listas de su partido. Solo hace dos retoques obligados por dos deserciones veraniegas: las de Toni Roldán -exportavoz económico- y Francisco de la Torre -exdiputado-. Y ha anunciado su alianza con UPyD, la formación que fundó la exsocialista Rosa Díez.

Sus puestos en Barcelona y Madrid los asumirán los siguientes en las listas. También se modifica el nombre del cabeza de lista en Cuenca: será Luis Enrique Pérez, en lugar de José Luis Muñoz.

Los naranjas confirmaron el pasado lunes que las listas serán las mismas que el 28-A, en medio de un mar de encuestas que prevén un batacazo a los naranjas. Hay encuestas que auguran un empate entre Ciudadanos y Vox, que se mueven en una horquilla entre 24 y 28 escaños.

Los de Santiago Abascal, henchidos tras la demostración de fuerza de este domingo en Vistalegre (Madrid), enseñarán a los españoles una alineación de candidatos casi idéntica a la de hace seis meses.

Solo un cambio -y con polémica-: el de la exdiputada por Baleares Malena Contestí, quien renunció a la militancia y a la continuidad en el partido de extrema derecha tras percatarse de que es “un movimiento extremista y antisistema”. El partido relacionó su abrupta salida a que no iba a repetir como cabeza de lista el 10-N.

Todo nuevo en Más País

Más País, la plataforma con la que íñigo Errejón concurrirá el 10-N para “garantizar un Gobierno progresista” publicó este domingo las listas, que han sido ratificadas de manera abrumadora (94,16%) por la militancia este lunes (9.195 votos, 42% del censo). En ellas brillan la cofundadora de Podemos Carolina Bescansa, quien encabezará la lista de A Coruña, y la senadora de Adelante Andalucía Esperanza Gómez, quien liderará la de Sevilla.

Errejón se ha nutrido de personas de la órbita de Podemos y de partidos cercanos a la formación de Pablo de Iglesias, como Equo, Compromís y Chunta, con quienes concurrirá en coalición. También ha conseguido los avales suficientes para presentar lista en Barcelona: todavía no se ha anunciado quién será el cabeza de lista. Según El País, será un candidato desvinculado de los partidos. La lista, no obstante, contará con el exdiputado de En Comú Podem Raimundo Viejo en un lugar destacado.

La Ejecutiva de Podemos en Murcia dimitió para poder concurrir con Más País en esta Comunidad. Buceando en las listas, aparecen personas que en su día estaban en las filas de Izquierda Unida, como Inmaculada Gálvez, número tres de la lista por Málaga. Aunque el movimiento de Errejón ya le ha costado la primera crisis interna al partido nonato: la dimisión de su número dos en Madrid, Clara Serra.

Photo gallery 28-A, los españoles votan See Gallery

ESPECIAL PUBLICIDAD