INTERNACIONAL
07/07/2019 20:59 CEST | Actualizado 07/07/2019 21:00 CEST

Mitsotakis, el conservador que quiere convertir Grecia en un paraíso empresarial

Así es el nuevo primer ministro griego, vencedor de las elecciones.

Bloomberg

El vencedor de las elecciones generales griegas, Kyriakos Mitsotakis, exponente de una corriente modernizadora del conservadurismo, se ha propuesto liberar a Grecia de lo que considera ideas obsoletas de izquierdas y convertirla, con una política de bajos impuestos, en un paraíso para el empresariado.

Tres años y medio después de haberse convertido, a sus 48 años, en el líder más joven de la conservadora Nueva Democracia condujo su partido, en un periodo de 40 días, a dos victorias aplastantes contra el izquierdista Syriza de Alexis Tsipras, que gobernó el país desde enero de 2015.

 

Como presidente de Nueva Democracia, Mitsotakis ha querido forjarse una imagen de líder “que modernizará el país”, y que lo hará competitivo para asumir los restos del siglo XXI.

Ha colocado en el centro de su programa político a las empresas y a la clase media, la más castigada por la elevada presión fiscal de los últimos años.

El futuro primer ministro ha prometido que entre sus principales medidas estará bajar los impuestos y reducir el gasto público a través de una mayor cooperación del Estado con el sector privado y la reducción del número de funcionarios.

No oculta su desconfianza frente a los sindicatos y los convenios colectivos y ha dejado patente su preferencia por la flexibilización máxima del trabajo y, en lugar de los convenios colectivos o sectoriales, defiende que las empresas firmen directamente convenios con sus trabajadores.

Está a favor de una educación que se ajuste a las necesidades del mercado laboral, de una mayor cooperación entre las empresas y las universidades públicas y ha convertido en caballo de batalla la creación de universidades privadas, que prohíbe la Constitución. 

No oculta su desconfianza frente a los sindicatos y los convenios colectivos y ha dejado patente su preferencia por la flexibilización máxima del trabajo


Partidario de la aplicación de una política de mano de hierro contra la delincuencia, ha prometido revocar inmediatamente todas las reformas en la política carcelaria del Gobierno anterior que, a su juicio, el único efecto que tuvieron fue incrementar la inseguridad de los ciudadanos.

El líder de Nueva Democracia se ha opuesto con firmeza al acuerdo de Prespa que solucionó el contencioso en torno al nombre de Macedonia, aunque, después de que lo aprobara el Parlamento, se comprometió a respetarlo.

Los Mitsotakis, una dinastía de políticos


Mitsotakis nació en 1968 y proviene, en cuarta generación, de una dinastía de políticos.

Es pariente en cuarta generación de Eleftherios Venizelos, quien participó activamente en la lucha por la independencia del Imperio otomano y fue primer ministro en siete ocasiones. Su padre, Konstantinos Mitsotakis, jugó un papel importante en la vida política durante casi 30 años, y fue primer ministro entre 1990 y 1993. Su hermana mayor, Dora Bakoyanni, fue la primera mujer que llegó a la alcaldía de Atenas, y ministra de Cultura y de Exteriores. Su sobrino, Kostas Bakoyannis, es el nuevo edil de la capital.

El futuro primer ministro ha prometido que entre sus principales medidas estará bajar los impuestos y reducir el gasto público


Se escolarizó en el prestigioso colegio privado ateniense American College of Athens, al igual que la mayoría de los políticos y empresarios griegos, y continuó sus estudios en EEUU, en la Universidad de Harvard (sociología) y estudios posgrado en Stanford (Máster en el proceso de unificación europea) y Harvard (MBA).

Antes de meterse en política trabajó en la consultoría McKinsey (1995-1997) y, de vuelta a Grecia, en el sector bancario hasta 2003.

Su carrera política comenzó en 2004 y ya sus inicios estuvieron marcados por un éxito: fue el candidato de Nueva Democracia más votado en su circunscripción.

Se encargó por primera vez de una cartera ministerial, la de la Reforma Administrativa, en el Gobierno de Andonis Samarás (2013-2015).

Su mandato estuvo marcado por la reducción masiva del número de funcionarios e incluso, de despidos masivos en sanidad y educación. 

ESPACIO ECO