POLÍTICA
26/01/2021 10:19 CET

Monasterio: "No veo a las feministas que ponen murales hablar de las educadoras de MENAS acosadas"

La presidenta de Vox en Madrid sostiene que le gustaría "liderar la Cañada Real" porque tiene "soluciones" para el poblado.

AFP7 via Getty Images
Rocío Monasterio, en un acto en defensa de la Constitución, el pasado diciembre, en Madrid. 

La presidenta de Vox en la Comunidad de Madrid, Rocío Monasterio, ha valorado esta mañana la retirada del mural feminista del barrio de Ciudad Lineal, impulsado por la representación de su partido en el consistorio de la capital española, y las posteriores protestas vecinales para impedirlo. A su entender, el mural no es el principal problema de la zona, sino un centro de menores extranjeros no acompañados. 

“Hay educadoras a las que acosan contra su coche, y las acosan en los centros y no son capaces de defenderse. Y yo no veo a las feministas estas que nos ponen murales en Ciudad Lineal hablar y manifestarse porque las educadoras que están en los centros de Menas son acosadas muchos días. La izquierda nos quiere hablar de murales, pero no del acoso que sufren las educadoras en los centros de menas”, ha dicho en una entrevista en La Hora de la 1

Ahondando en los paralelismos que la ultraderecha intenta hacer siempre entre inmigración y delincuencia, ha insistido en que “el problema que tienen en el barrio de Ciudad Lineal no es el mural, es que tienen un centro de Menas que están causando el terror en el barrio, que las señoras mayores nos dicen que ya no salen al supermercado, no se atreven porque les tiran de los collares y las arrastran por los suelos. (....) Los jóvenes de 15 años no se atreven a salir a la calle porque estas bandas les rodean y les atracan para quitarles los móviles”, abunda. 

La periodista Elsa García de Blas, de El País, presente en la mesa de la tertulia, le reprochaba el intento de criminalizar y deshumanizar a unos niños que están desprotegidos. Pero Monasterio apenas matizaba que son “algunos violentos” e insistía en que atacaban a educadoras y estaban “esnifando pegamento”. “A esos les estamos pagando desde la Comunidad de Madrid 4.600 euros al mes”, denunciaba. De Blas replicaba: “Porque son menores en situación de especial vulnerabilidad”. 

En la línea habitual de Vox, se ha cuestionado las ayudas a entidades o asociaciones que a su entender no son necesarias, como las que promueben la igualdad y el feminismo. “No tiene sentido que tengamos miles de asociaciones que se dedican a dar conferencias, por ejemplo, para decirnos a las mujeres que nos tenemos que autodeterminar”, señala. 

Atacando nuevamente a los migrantes, ha defendido que en su formación están “en atender la emergencia social porque hay miles de personas en las colas del hambre [...] No estamos dando ayudas a esos niños, pero sí a la inmigración ilegal que llega a Canarias”.

Al hilo de estas necesidades, ha hablado de la situación de la Cañada Real, el poblado de la capital española donde los vecinos malviven, en muchos casos, sin luz ni agua potable. “Yo lo que quiero es entrar en los temas en profundidad y decir: Esto en vez de dedicarlo a colocar a políticos y crear puestos, quizá lo tenemos que dedicar a realojar a familias de la Cañada Real”, ha dicho, al hablar de los presupuestos que negocia en la Comunidad de Madrid

”Hay narcotraficantes que tienen que ir a la cárcel, ilegales que tienen que ser repatriados pero también hay familias que necesitan un realojo para tener un futuro”, ha indicado. “Ya me gustaría poder liderar la Cañada Real. Me encantaría, porque tengo soluciones”, insiste. 

Monasterio también ha valorado la marcha del ministro de Sanidad, Salvador Illa, al ser candidato del PSC a las elecciones catalanas del 14 de febrero. “No debe dimitir porque se vaya el ministro, debe dimitir porque es un desastre”, dice. “No me extraña que el señor Illa huya. Imagínese lo que es gobernar con el presidente Sánchez o con los datos del señor Simón que no acierta una”, censura. 

“Hay que recuperar Cataluña. Hay que sacarla adelante. Hay un trabajo ingente porque, por desgracia, han destruido muchísimo. Nosotros venimos a construir”, añade, tras confirmar que no habrá aproximación alguna a los socialistas catalanes, ni siquiera para hacer frente al bloque independentista. “Nunca vamos a ser socios de los enemigos de España. Vamos a construir un proyecto”, zanja. 

También se ha quejado de que la vacuna contra el coronavirus esté llegando más lentamente de lo esperado. “La vacuna a día de hoy no es una realidad. No es una realidad que vayamos a estar vacunados en junio. Hay que dejar de mentir. Hay que poner todos los medios para la prevención”, añade. 

Photo gallery Santiago Abascal (Vox) alzando el brazo See Gallery