Mónica Oltra dimite como vicepresidenta de la Comunidad Valenciana y diputada

"Para no comprometer el proyecto de cambio", ha explicado en una rueda de prensa. Habla de "una de las mayores infamias" tras su imputación judicial.
|
Europa Press News via Getty Images

La vicepresidenta y portavoz del Gobierno valenciano, Mónica Oltra, ha anunciado este martes en rueda de prensa su dimisión del Ejecutivo regional y como diputada de las Cortes. Oltra ha explicado que se va “para no comprometer el proyecto de cambio iniciado en 2015”, acusada por “una de las mayores infamias que se producen en este país”.

La decisión tomada por la vicepresidenta valenciana llega tras días de presiones y tensiones internas en el Govern a cuenta de su imputación el pasado jueves por el presunto encubrimiento de abusos sexuales de su exmarido a una menor tutelada.

“Me cuesta esta decisión porque ganan los malos. El mensaje que trasladamos es que a cualquier político que quiera hacer políticas que no vayan a favor de los poderosos se lo van a cargar con guerra sucia”, ha explicado en su intervención, al filo de las lágrimas y con evidente malestar.

“Me cuesta esta decisión porque ganan los malos. El mensaje que trasladamos es que a cualquier político que quiera hacer políticas que no vayan a favor de los poderosos se lo van a cargar con guerra sucia”

- Mónica Oltra

La sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) aceptó procesar a Oltra, que tendrá que declarar el próximo 6 de julio. Sin embargo, la política de Compromís inicialmente rechazó dar un paso al lado, “para combatir el fascismo”.

Esa negativa a dimitir llevó incluso al presidente, Ximo Puig, a cuestionar el futuro de su ‘número dos’. En distintas declaraciones a los medios, el president llamó a hacer una “reflexión personal” tras conocer la imputación de su vicepresidenta y pidió a Compromís tomar “decisiones” que, si no, dejó caer que tomaría él.

Puig y Oltra formaron equipo de gobierno desde 2015, cuando se concretó el giro a la izquierda en la Comunidad Valenciana con el conocido como ‘Pacto del Botánico’ entre PSOE, Podemos y Compromís, un acuerdo renovado en 2019 tras las últimas elecciones regionales.

La inestabilidad generada en el Gobierno valenciano (y también en su formación) ha llevado a un cambio de postura de la política nacida en Alemania hace de 52 años. Se esperaban noticias a lo largo del lunes, cuando Compromís había convocado una reunión urgente para analizar qué medidas tomar, una cita en la que no se esperaba a Mónica Oltra, pero finalmente sí ha acudido para comunicar su salida.

Compromís sigue confiando en su candidata

Preguntada sobre su situación de aforada de seguir como diputada, ha asegurado que no lo necesita, “ni mucho menos”, y ha argumentado su dimisión tanto del Govern como de Les Corts en que “si no soy digna para estar en el Gobierno, menos lo soy para estar en la cámara popular”.

″¿Que cómo me siento? ¿No se ve?”, ha respondido a los periodistas casi sin poder formular palabra. “Me cuesta porque esto no es una cuestión personal, es política. La gente vulnerable no tiene escudo”, ha podido añadir instantes después para dar por acabada su rueda de prensa.

Con todo, Compromís sigue confiando en uno de sus grandes activos electorales. La ejecutiva del partido, convocada este martes, ha reiterado su “apoyo total y absoluto” y confía en que habrá una sentencia absolutoria “más pronto que tarde” que le abra la puerta a ser la candidata de la coalición a la Presidencia de la Generalitat.

Así lo ha afirmado la coportavoz de Compromís Águeda Micó, tras la ejecutiva celebrada justo después de que Oltra haya anunciado su dimisión como vicepresidenta del Consell y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, y también como diputada en Les Corts Valencianes.

Su futuro ahora queda en manos del Juzgado de Instrucción 15 de Valencia, ya que al perder su condición de aforada, la causa contra Oltra abandona el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana. Por ello, la declaración prevista para el 6 de julio debería quedar sin efecto, a la espera de que Instrucción 15 marque una nueva fecha.

Las reacciones a su salida

En cascada, tras sus palabras, han llegado las respuestas de buena parte del arco político. Twitter ha vuelto a ser el foro de expresión de compañeros, simpatizantes y rivales de la valenciana.

Para su colega en las filas de Compromís, Joan Baldoví, se trata de “una injusticia contra una de las personas que más dignidad le ha dado a la política valenciana”, un tono similar al empleado por Íñigo Errejón. El líder nacional de Más País (formación con la que Compromís se alió para las generales) ha valorado la “decisión valiente para preservar las políticas progresistas del Govern del Botànic”.

En el otro lado, desde la derecha se ha celebrado su dimisión. Entre la ironía de Toni Cantó y el PP madrileño y la “buena noticia” expresada por Vox, se han sucedido los mensajes contra la ya exvicepresidenta valenciana.