Muere a los 73 años el presidente de Emiratos, Jalifa bin Zayed al Nahyan

El Ministerio de Asuntos Presidenciales ha anunciado el luto oficial y que se bajarán las banderas nacionales a media asta por un periodo de 40 días.
Una imagen de archivo del presidente de Emiratos, Jalifa bin Zayed.
Una imagen de archivo del presidente de Emiratos, Jalifa bin Zayed.
YASSER AL-ZAYYAT via Getty Images

El emir de Abu Dabi y presidente de Emiratos Árabes Unidos (EAU), al Nahyan, ha fallecido este viernes a los 73 años de edad, sin que por el momento se conozcan las circunstancias de su muerte, según ha informado la agencia de noticias estatal emiratí WAM.

“El Ministerio de Asuntos Presidenciales presenta sus condolencias al pueblo de Emiratos Árabes Unidos y de las naciones árabes musulmanas (...) por el líder de la nación su Alteza Jalifa bin Zayed al Nahyan, presidente del Estado, que se fue con Dios el viernes 13 de mayo”, ha asegurado el departamento en un comunicado difundido por WAM.

La nota, que no ha ofrecido detalles de la muerte de Jalifa, ha detallado que el Ministerio ha declarado el luto oficial y que se bajarán las banderas nacionales a media asta por un periodo de 40 días, como es tradición en algunos países árabes.

También ha anunciado la suspensión de los trabajos en todas las instituciones públicas y empresas privadas a partir de este viernes.

Nacido en 1948, Jalifa asumió la presidencia del país tras la muerte en 2004 de su padre, el jeque Zayed bin Sultán al Nahyan, un hombre que unificó los siete emiratos que componen los EAU y logró coordinar su conversión de un desértico país en un rico Estado petrolero, estable y con la economía más dinámica de la zona.

Jalifa siguió los pasos de su padre y lideró la puesta en práctica en el país de numerosos proyectos de modernización y desarrollo, además de inversiones de miles de millones de dólares hasta que en 2014 sufrió un derrame cerebral del que fue operado de forma urgente en un hospital de su país.

Aunque las autoridades aseguraron en su momento que su estado era “estable”, el jeque desapareció de la escena política e internacional, y casi no aparecía públicamente, cediendo esa labor a su hermanastro, Mohamed bin Zayed, príncipe heredero de Abu Dabi desde 2004, quien se convirtió en los últimos años en la figura más fuerte de los EAU y líder de facto del país.

Popular in the Community