INTERNACIONAL
25/02/2020 11:55 CET | Actualizado 25/02/2020 12:09 CET

Muere el expresidente de Egipto Hosni Mubarak a los 91 años

Se vio forzado a abandonar el poder en medio de manifestaciones masivas contra su Gobierno en el marco de la conocida como 'Primavera Árabe'.

EFE
Imagen de archivo de Hosni Mubarak

Muere el expresidente de Egipto Hosni Mubarak a los 91 años.

Mubarak llevaba cerca de un mes ingresado en una unidad de cuidados intensivos.

Su abogado, Farid al Dib, había subrayado recientemente que Mubarak fue ingresado en cuidados intensivos tras ser sometido en enero a una cirugía intestinal en un hospital militar del país, según ha informado el diario egipcio Al Masry al Youm.

Así, ha señalado que Mubarak sufrió fatiga y complicaciones de salud no especificadas tras la operación, lo que provocó su ingreso en la UCI. 

Alaa, hijo de Mubarak, afirmó en enero que su padre había sido operado y que se encontraba “estable”. A principios de febrero, uno de sus nietos publicó en Instagram una fotografía junto al exmandatario junto al mensaje “Con todo el amor y aprecio”, pero sin dar información acerca de la operación o su estado.

Mubarak, de 91 años, se vio forzado a abandonar el poder en medio de manifestaciones masivas contra su Gobierno en el marco de la conocida como “Primavera Árabe”.

Desde entonces había sido sometido a diversos juicios por corrupción, si bien en 2017 fue absuelto de los cargos por complicidad en el asesinato de manifestantes durante la represión de las protestas contra él.

El expresidente fue visto en público por última vez en diciembre de 2018, cuando testificó en un juicio contra su sucesor, el islamista Mohamed Mursi, quien falleció el año pasado durante una comparecencia ante un tribunal del país.

Numerosos altos cargos del régimen de Mubarak fueron condenados a distintas penas de cárcel por sus actos tras la caída del exmandatario a raíz del levantamiento popular.

Sin embargo, muchos de ellos han sido absueltos tras la repetición de juicios tras la llegada al poder de Abdelfatá al Sisi a raíz de un golpe de Estado contra Mursi en 2013. Al Sisi se convirtió en 2014 en presidente constitucional tras imponerse en las elecciones y logró un nuevo mandato en los comicios de 2018.