INTERNACIONAL
09/10/2018 01:23 CEST | Actualizado 09/10/2018 01:23 CEST

Muere en extrañas circunstancias un concejal venezolano implicado en el atentado contra Maduro

Se ha arrojado del décimo piso del edificio de Inteligencia donde estaba preso.

AP
Miembros del partido de Fernando Albán se abrazan frente al edificio del Sebin, desde el que cayó su cuerpo.

La Fiscalía venezolana ha informado de que el concejal Fernando Albán Salazar se ha suicidado lanzándose desde el décimo piso de un edificio policial cuando iba a ser trasladado a un tribunal. El fallecido estaba supuestamente implicado en el atentado contra Nicolás Maduro de hace dos meses.

"Hemos tenido el conocimiento hace pocos minutos del suicidio del concejal del área metropolitana de Caracas Fernando Alberto Albán Salazar", ha informado el fiscal general, Tarek Saab, en un contacto telefónico con el canal estatal VTV.

Albán, del partido opositor Primero Justicia, en el que también milita Henrique Capriles, fue detenido el viernes. Según sus compañeros de organización, debía ser presentado este lunes ante un tribunal.

El Ministerio Público ha designado "dos fiscales nacionales" para abrir una "exhaustiva investigación que determine las causas" del hecho, según Saab.

De acuerdo con Saab, Albán solicitó ir al baño "y estando allí se lanzó al vacío". "Las causas por lo que lo hizo vamos a esclarecerlas en todas sus magnitudes", ha declarado.

El ministro del Interior, Néstor Reverol, ha señalado en Twitter que Albán se encontraba "en la sala de espera" de una sede del Servicio de Inteligencia (Sebin) en Plaza Venezuela (Caracas) y "se lanzó por una ventana de las instalaciones, cayendo al vacío".

"Un equipo multidisciplinario" adelanta la investigación "conjuntamente con el Ministerio Público para esclarecer este lamentable suceso", ha añadido Reverol.

Su partido denuncia que ha sido "asesinado" por el régimen

Primero Justicia, el partido de Albán, ha asegurado que ha sido "asesinado" y ha rechazado la teoría del suicidio. La formación indica que Albán "era un hombre fuerte y de profundos valores cristianos" y señala a Saab como un "reconocido verdugo de la dictadura".

"Exigimos la verdad de las cosas y declaramos que esta dolorosa situación demuestra lo peor de la dictadura: un sistema de muerte que penetra en la conciencia de quienes defendemos la libertad en VENEZUELA", ha agregado el PJ.

El partido ha anunciado que acudirá a todos los organismos nacionales e internacionales para "para establecer responsabilidades y castigar a todos los culpables, comenzando por Nicolás Maduro".

El líder de PJ, el diputado opositor Julio Borges, exiliado en Colombia, ha indicado en un vídeo en Twitter que la información de la muerte de Albán "corría como rumores desde la mañana".

"Hablé con su esposa (...) y me dijo que todas las personas que hablaron con él ayer lo vieron fuerte, sólido, con convicción, contó que lo estaban presionando para incriminar a toda una cantidad de gente con el tema del magnicidio y hoy vemos el resultado de eso", ha informado.

El parlamentario ha recordado que Albán lo acompañó la semana pasada a la ONU y que fue detenido el viernes en el Aeropuerto Internacional Simón Bolívar, que sirve a Caracas, cuando llegó a Venezuela.

"Hoy Fernando Albán (...) está muerto y nadie sabe la respuesta sino simplemente la represión y el miedo, pero les puedo decir con convicción que esto no va a quedar impune", añadió Borges.

Según su partido, fue secuestrado el viernes

El partido de Albán lleva denunciando desde el viernes su "secuestro" y "desaparición forzosa", y este lunes se han mostrado muy activos en redes ante la eventual audiencia judicial del opositor.

Su hermana, Luz Amparo Albán, asegura que el fallecido había vuelto al país desde el exterior, donde visitaba a sus hijos, y que le envió un mensaje telefónico que decía "estoy preso en el Sebin".

Albán era concejal en el municipio caraqueño de Libertador, sede de todos los poderes públicos y territorio considerado bastión del chavismo gobernante.

Su partido ha denunciado una campaña gubernamental que busca criminalizarlo y que ya incluye señalamientos a varios de sus dirigentes, como el expresidente del Parlamento Julio Borges, que vive fuera de Venezuela y al que se acusa por el atentado fallido que sufrió Maduro el 4 de agosto.

También por este hecho fue detenido el 7 de agosto el diputado Juan Requesens, que continúa recluido en el Sebin mientras sus abogados denuncian arbitrariedades en su caso.