NOTICIAS
03/07/2019 17:43 CEST | Actualizado 03/07/2019 17:49 CEST

Muere en un centro de menores un joven al que se le aplicó un protocolo de contención por "agresividad"

El chico tuvo convulsiones y, cuando se acercó el personal a auxiliarlo, sufrió una parada cardiorrespiratoria.

GOOGLE MAPS
Entrada del centro de menores en Oria, Almería. 

Un juzgado ha abierto una investigación para esclarecer las circunstancias en las que murió ayer un joven de 18 años en el centro de menores Tierras de Oria, ubicado en el municipio almeriense de Oria, y que depende de la Junta de Andalucía. 

Fuentes de la Consejería de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local han indicado a Efe que el fallecimiento tuvo lugar este lunes pasadas las tres de la tarde, en el “marco de una actuación agresiva y de violencia”.

Según estas fuentes oficiales, los gestores del centro ha trasladado un informe al juzgado de Purchena (Almería), que lleva el caso. En dicho dossier se explica que en el momento de los hechos el centro activó el protocolo de actuación ante una situación violenta y agresiva por parte del joven, unas medidas que, según las fuentes, están recogidas en la ley del Menor y revisadas por la Junta.

Cuando se produjo esta situación, el protocolo de actuación determina que la respuesta debe ser proporcional ante el posible riesgo y la peligrosidad y los hechos se produjeron siempre ante la presencia de un médico.

Según ha explicado este miércoles el vicepresidente del Gobierno andaluz, Juan Marín, el joven fallecido tuvo convulsiones y, cuando se acercó el personal a auxiliarlo, sufrió una parada cardiorrespiratoria, tras lo cual se avisó a los servicios de emergencia que le practicaron sin éxito maniobras de reanimación.

Desde el centro de menores se avisó también a la Guardia Civil, que puso los hechos en conocimiento del juzgado, según han explicado las mismas fuentes, que han precisado que desde la Junta también se ha puesto en marcha una investigación interna “sin interferir en la investigación judicial”.

Aunque tenía 18 años, el joven se encontraba en un centro de menores porque a veces coincide en que estos chicos alcanzan la mayoría edad mientras están cumpliendo en el centro la pena impuesta en su momento por un juzgado cuando eran menores.

“Investigación exhaustiva”

Mientras tanto, el grupo parlamentario de Adelante Andalucía ha lamentado hoy el fallecimiento y ha exigido a la Junta de Andalucía que lleve a cabo una “investigación exhaustiva” de los hechos. Asimismo, ha trasladado que solicitará la comparecencia en el Parlamento de Andalucía de Juan Marín, para que explique en sede parlamentaria lo acontecido en el centro.