INTERNACIONAL
11/01/2021 11:37 CET | Actualizado 11/01/2021 12:10 CET

Muere un segundo policía del Capitolio, aparentemente por suicidio

Howard Liebengood, de 51 años, murió este sábado mientras estaba fuera de servicio.

Al Drago/Getty Images
Una mujer deja un recuerdo para Brian Sicknick, agente de la Policía del Capitolio que murió por heridas durante el asalto del miércoles. 

Crece el número de víctimas relacionadas con el asalto al Capitolio de Estados Unidos del pasado miércoles, 6 de enero. Este sábado se ha conocido la muerte de uno de los agentes de Policía del Capitolio que actuó durante los disturbios: Howard Liebengood, de 51 años.

Las causas oficiales de la muerte se desconocen todavía, pero agencias como Associated Press apuntan a un suicidio. El comunicado emitido por la Policía del Capitolio (USCP) sólo señala que Liebengood estaba fuera de servicio cuando se produjo la muerte y piden que se respete la “privacidad” de la familia y allegados del agente en estos momentos “profundamente difíciles”.

“Seguimos impresionados por la muerte del agente Liebengood”, asegura el presidente del sindicato de Policía del Capitolio, Gus Papathanasiou, en un comunicado. “Todos los agentes de Policía ponen la seguridad de los demás por delante de la suya propia, y el agente Liebengood fue un ejemplo del servicio generoso que es seña de identidad de la USCP. Hoy es un día trágico”, lamenta.

Seguimos impresionados por la muerte del agente Liebengood. Hoy es un día trágico

Liebengood, que trabajaba en el cuerpo desde 2005, en la División del Senado, es el segundo agente de la Policía del Capitolio que muere tras el asalto del miércoles llevado a cabo por partidarios del todavía presidente, Donald Trump. Su compañero Brian Sicknick murió el jueves por heridas recibidas durante el asalto.

Bandera a media asta

Después de varios días resistiéndose a hacerlo, Trump ordenó este domingo colocar la bandera de la Casa Blanca a media asta en homenaje a los policías fallecidos que estuvieron de servicio durante el asalto. Es una “muestra de respeto por el servicio y el sacrificio de los oficiales de Policía del Capitolio de Estados Unidos Brian Sicknick y Howard Liebengood”, así como del resto de agentes de las fuerzas del orden, dice la declaración del presidente saliente.

“Por la presente ordeno que la bandera de Estados Unidos ondee a media asta en la Casa Blanca y en todos sus edificios y terrenos públicos, puestos militares y estaciones navales, buques de guerra, y en todo Estados Unidos, sus territorios y posesiones hasta la puesta de sol del 13 de enero de 2021”, reza dicho comunicado.

Además de los dos agentes, tras el asalto murieron cuatro de los manifestantes que irrumpieron por la fuerza en la sede del poder legislativo de los Estados Unidos. También hay más de una decena de policías heridos.

Photo gallery Manifestantes pro Trump irrumpen en el Capitolio See Gallery

NUEVOS TIEMPOS