INTERNACIONAL
09/04/2021 12:10 CEST | Actualizado 09/04/2021 13:15 CEST

Multan a la primera ministra noruega por saltarse las restricciones sanitarias

Erna Solberg celebró su cumpleaños en un restaurante con demasiados invitados.

Uno dos mil euros de sanción. La policía noruega multó con esta cantidad (20.000 coronas) a la primera ministra, Erna Solberg, por violar las restricciones fijadas por las autoridades en relación con el coronavirus al celebrar su fiesta de cumpleaños.

La familia de Solberg se juntó dos noches seguidas a finales de febrero para festejar el 60 cumpleaños de ésta. Una de las celebraciones tuvo lugar en un restaurante y la otra en un apartamento en la estación invernal de Geilo, en el sureste del país. En los dos casos estuvo con más de diez personas, infringiendo la normativa.

Solberg no pudo asistir al restaurante porque se tuvo que desplazar a Oslo para ser tratada por un oculista, aunque sí estuvo presente al día siguiente, pero la policía considera que fue ella quien organizó ambos eventos y que al ser la jefa de Gobierno merece una multa, no así su esposo, que será amonestado.

“Solberg es la persona electa más destacada del país. La policía estima que es correcto reaccionar con una multa”, señaló el jefe policial regional Ole B. Sæverud. Resaltó que aunque la ley es igual para todos, “no todos son iguales” y que el hecho de que Solberg sea la cabeza visible del Gobierno justifica el castigo.

“Yo, que todos los días le hablo a los noruegos de las reglas, debería conocerlas mejorErna Solberg, primera ministra de Noruega

“Yo, que todos los días le hablo a los noruegos de las reglas, debería conocerlas mejor. Pero la verdad es que no lo he hecho lo suficientemente bien y no sabía que cuando una familia sale junta y son más de diez, entonces debe ser considerado un evento”, dijo entonces Solberg a la cadena pública.

Solberg, que ejerce desde 2013 como primera ministra, se disculpó también en su día en su página de Facebook. La policía había abierto una investigación el pasado 19 de marzo después de que el caso fuera destapado por la televisión pública noruega NRK.

DE EXPERTO A EXPERTO