TENDENCIAS
16/07/2019 17:34 CEST

Netflix elimina la escena del suicido de 'Por 13 razones' dos años después del polémico estreno

Era demasiado explícita y muy difícil de ver.

NETFLIX

Nunca más verás a Hannah Baker (Katherine Langford) cortarse las venas en el último y polémico capítulo de la primera temporada de Por 13 razones. Dos años después del estreno de la serie que centra su trama en las causas que llevaron a esta adolescente a suicidarse, Netflix ha decidido eliminar la escena.

La plataforma de contenido en streaming ha reeditado la escena, cuya presencia defendieron desde el primer momento, y ha eliminado los tres agónicos minutos que retratan el suicidio de Hannah en la bañera. El motivo no es otro que seguir los consejos de los expertos, como señala el showrunner Briay Yorkey en el comunicado distribuido a través de Twitter.

Hemos oído de muchos jóvenes que al ver Por 13 razones han empezado a hablar sobre temas difíciles como la depresión y el suicidio y han logrado ayuda, a veces por primera vez. Sin embargo, mientras nos preparamos para lanzar la temporada tres, hemos escuchado las preocupaciones sobre la escena de la Dr. Christine Moutier en la Fundación Americana para la Prevención del Suicidio, y el creador Brian Yorkey y los productores de Netflix hemos decidido reeditarla.

Lo que han hecho en realidad ha sido eliminarla: ahora solo se ve a Hannah mirándose al espejo fijamente, la siguiente imagen es su madre entrando en el baño. Ya no se ve cómo se corta las venas de ambos brazos con una cuchilla de afeitar y como se desangra en la bañera. Esta es ahora la secuencia.

El pasado abril se publicó un estudio que relacionaba el incremento de suicidios en Estados Unidos en los meses inmediatos al estreno de la serie, en marzo de 2017. 

El creador de la serie y sus productores creían entonces que la presencia de esta secuencia tan explícita era la forma de evitar que otros quisieran emularla. “Nuestra intención creativa al retratar la horrible y dolorosa realidad del suicidio con un detalle tan gráfico fue contar la verdad acerca del horror de ese acto, y asegurarnos que nadie quisiera emularlo”, ha explicado el propio Yorkey.

Es lo mismo que defendió Jay Asher, autor del libro Por 13 razones, en el que se basa la producción, en una entrevista con El HuffPost meses después del boom de la serie. 

“Si hasta entonces se había mostrado todo, no hacer lo mismo con el suicidio habría transmitido a los espectadores la idea de que seguimos teniendo miedo a hablar de ese tema. Eso fue lo que les llevó a cambiar el final [en el libro Hannah ingiere pastillas], decidieron hacerlo así para que fuera más difícil de ver. Es alguien que está tomando una decisión muy muy trágica, si fuera fácil de ver sí parecería que se está romantizando la historia, pero si se hace algo muy fuerte y muy doloroso sí se consigue transmitir esa idea”, explicó.

Photo gallery Curiosidades de series extranjeras See Gallery