INTERNACIONAL
02/04/2021 08:07 CEST

Dos niñas de 3 y 5 años, arrojadas por el muro que separa Estados Unidos y México

Las menores, de Ecuador, fueron lanzadas por su traficante y rescatadas por una patrulla. Sin acompañantes no pueden ser deportadas.

Las imágenes captadas por una cámara de seguridad en la frontera entre México y Estados Unidos resumen, en menos de un minuto, la odisea por la que tienen que pasar los menores migrantes que intentan alcanzar el suelo estadounidense. Según captó el pasado martes una cámara térmica de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos (CBP), dos hombres subieron al muro que separa ambos países y allí, desde más de tres metros de altura, dejaron caer a dos menores en suelo estadounidense. Los hombres han sido identificados como traficantes de personas. Y las menores, como dos niñas de tres y cinco años, de origen ecuatoriano.

En las imágenes se puede observar cómo una de las niñas cae de cara y se queda inmóvil durante unos segundos, mientras que la otra cae prácticamente sentada. Poco después, los hombres les arrojan una especie de paquete. La escena fue observada por los agentes fronterizos, que localizaron rápidamente a las menores y las trasladaron al hospital, donde se examinó el estado de salud de las niñas.

Los menores no acompañados no pueden ser deportados, por lo que hay padres desesperados que optan por hacer pasar a sus niños solos, para que tengan en EEUU un futuro mejor. Hoy ha sido por el muro, pero se dan casos constantes de niños enrolados en barcas en Río Grande o localizados caminando solos por el desierto. 

Gloria I. Chávez, jefa de la patrulla del Paso, se ha mostrado “consternada” ante la brutalidad de las imágenes. Sobre todo porque, de no haber localizado rápidamente a las niñas, “podrían haber quedado expuestas en el desierto durante horas”.

La Casa Blanca se ha mostrado igualmente “alarmada” y ha pedido que los indocumentados eviten ponerse en manos de los coyotes que “abusan” de ellos. En su rueda de prensa diaria, la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, ha dado las gracias a los agentes fronterizos que “salvaron a estas niñas” y ha usado el caso para reforzar el mensaje que el Gobierno del presidente, Joe Biden, ha estado enviando desde hace meses a quienes se plantean emigrar hacia Estados Unidos. “Queremos enviar un mensaje claro a la región de que este no es el momento de venir, no deben enviar a sus hijos a este viaje tan traicionero, con traficantes que abusan de las vulnerabilidades de estas comunidades”, agregó Psaki.

El secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Alejandro Mayorkas (de origen cubano), lamentó también el miércoles “la forma inhumana en la que los traficantes abusan de los niños mientras se benefician de la desesperación de sus padres”, y la describió como “criminal y moralmente condenable”.

“Solo este mes, una niña pequeña murió ahogada, un bebé de seis meses fue lanzado al río, y dos niñas pequeñas fueron arrojadas desde un muro y abandonadas solas en el desierto”, dijo en un comunicado.

Fuera de peligro

Las dos crías se encuentran “fuera de peligro”, aseguró esta pasada noche la Cancillería ecuatoriana. “En atención al execrable abandono de dos niñas ecuatorianas, arrojadas por traficantes de personas desde el muro, en la frontera entre Estados Unidos y México, la Cancillería informa que, a través del Consulado del Ecuador en Houston, se encuentra prestando todo su contingente para precautelar el bienestar de las menores”, indicó la Cancillería en un comunicado.

Añadió que, de momento, las pequeñas “se encuentran fuera de peligro y recibiendo la atención necesaria”.

El Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana “condena y rechaza este inhumano e irracional accionar de quienes delinquen traficando ilícitamente con migrantes”, reza la nota oficial. Asimismo, la Cancillería exhorta a las familias y padres evitar exponerse o exponer a sus hijos a los peligros que conlleva la migración irregular.

Tradicionalmente, Estados Unidos, en América, así como España e Italia, en Europa, han sido los destinos de los migrantes ecuatorianos, que buscan mejores condiciones de vida en el exterior debido a la complicada situación del país andino.

15.000 no acompañados

Según el último balance realizado sobre la cuestión, Estados Unidos custodia a más de 15.000 migrantes menores no acompañados que han cruzado la frontera de México, entre estos a más de 5.000 en el servicio de Aduanas y Protección de Fronteras de Estados Unidos y a casi 10.500 en alojamientos del Departamento de Salud y Servicios Humanos.

Solo en el mes de febrero, más de 9.400 menores no acompañados pasaron a custodia de Estados Unidos, lo que supuso un récord. Todo apunta a que este mes también se se superará esta cifra ya, según estiman los trabajadores fronterizos, se están encontrando un promedio de más de 500 menores no acompañados por día, según recoge la cadena CBS.

Photo gallery "Abrazos sí, muros no" See Gallery