BLOGS
05/12/2020 10:50 CET | Actualizado 05/12/2020 10:50 CET

No diré algo distinto, pero sí de otra manera

No se puede afirmar que no se esté ayudando a los autónomos.

Alistair Berg via Getty Images

El Gobierno central es plenamente consciente, no sé si el andaluz, de la complicada situación que atraviesan los autónomos de nuestro país, y trabaja incansablemente para buscar soluciones a sus problemas, pero desde luego, uno se cansa de escuchar las pamplinas de algún dirigente o representante del sector, que no aportan nada, que no ayudan a nada y que sólo buscan el enfrentamiento y la crispación.

Seguramente se podrá hacer más, no lo niego; seguramente otras administraciones también podrán ayudar a estos empresarios de nuestra comunidad, y deberían; seguramente hay que ir focalizando las medidas en los sectores más afectados, y eso hemos ido haciendo; seguramente todo es mejorable, pero hay que reconocer que partíamos de cero, porque esa fue la ayuda que prestó el Gobierno del PP a los autónomos en la anterior crisis. Por cierto, no oí quejarse lo más mínimo a este representante de los autónomos que ahora tanto chilla.

Vaya por delante que las medidas que se han tomado durante la pandemia del COVID-19, han sido en el marco de la Comisión de Seguimiento del Trabajador Autónomo (creada en julio), con representación de ATA, UPTA y UATAE, y que la comisión monitoriza y evalúa la idoneidad de las medidas establecidas periódicamente.

Pero, para dar solidez a mis afirmaciones, he de decir que desde el inicio de la crisis cerca de 1,5 millones de autónomos han recibido la prestación extraordinaria por cese de actividad, que suponía una cuantía mínima de 660 euros al mes y la exoneración temporal de cotizaciones sociales, lo que ha supuesto una aportación de recursos como no se había hecho jamás en 42 años de democracia. Hasta el mes de octubre, más de 7.500 millones de euros se han destinado en prestaciones extraordinarias a autónomos. Esto es prácticamente la recaudación del régimen en un año. Es decir, se les ha dado en forma de prestaciones prácticamente lo que se recauda de los autónomos en un año. Y si tenemos en cuenta los recursos económicos que están previstos para los autónomos hasta el próximo 31 de enero de 2021, la cuantía se eleva a los 8.600 millones de euros. Además de los créditos ICO y los aplazamientos de pago de impuestos que otros ministerios han puesto en marcha.

No se puede afirmar que no se esté ayudando a los autónomos

En noviembre, la Seguridad Social ha reconocido la prestación a 346.814 trabajadores autónomos para paliar la situación de este colectivo como consecuencia de la pandemia de la COVID-19. En Córdoba, en el mes de noviembre se han beneficiado de las ayudas del Gobierno central 6.148 autónomos. Las medidas siguen vigentes hasta el 31 de enero de 2021, y llegado el momento se evaluará la necesidad de seguir ampliando dicha protección.

Sobre la subida de la cuota que se les va a aplicar a los autónomos hay que matizar que esta actualización deriva de la reforma del RETA de diciembre de 2018, la cual se hizo con el acuerdo de las asociaciones de autónomos. Gracias a la cual se consiguió que estos tuvieran más protección social y una contribución a la Seguridad Social más equilibrada, convirtiendo en obligatoria la cobertura por cese de actividad, y en contraprestación se duplicaron los periodos de duración de la prestación hasta 24 mensualidades, con un mínimo de 4, en función de lo cotizado. Se acordó que la subida de las cotizaciones se aplicara escalonadamente con los siguientes tramos: en 2019, el 30%; el 30,3%, en 2020; el 30,6%, en 2021 y en 2022, se fijó definitivamente en el 31%.

En consecuencia, este año, los trabajadores que cotizan por la base mínima, que está fijada en 944,4 euros al mes, pagarán 2,84 euros más que en septiembre. Hay que indicar que en España, el 85,5% de los trabajadores por cuenta propia tributa lo mínimo.

Mejor que deje la asociación y se afilie al Partido Popular, si es que no lo está

Como consecuencia de la actual situación de parálisis de la actividad, los autónomos que a partir del pasado marzo se vieron abocados a solicitar prestaciones extraordinarias por cese de actividad debido a la crisis de la covid-19 y que, en paralelo, quedaron exentos del pago de la cuota, no tendrán que hacer frente a ninguna liquidación complementaria en los meses en los que no tuvieron que abonar la cotización. 

Desgraciadamente, la pandemia ha demostrado la necesidad y la importancia de tener cubiertas estas contingencias por cese de actividad para los autónomos; por tanto, me niego a aceptar las palabras huecas y sin fundamento que algunos van pregonando, ya que no se puede afirmar que con estos números no se esté ayudando a los autónomos. Mejor que deje la asociación y se afilie al Partido Popular, si es que no lo está. Mientras, desde el Gobierno central, seguiremos trabajando para que los autónomos reinicien cuanto antes su actividad con normalidad.

EL HUFFPOST PARA ARIEL