BLOGS
20/10/2021 15:14 CEST | Actualizado 20/10/2021 15:38 CEST

No solo de Otegi se habla en el Congreso

Aunque la luz, el volcán de La Palma, Alberto Rodríguez o la plataforma de Yolanda Díaz han quedado sepultadas por el aniversario del fin de ETA.

Pilar Portero.
Corrillo alrededor de Yolanda Díaz al fondo y en primer plano, corrillo alrededor de Santiago Abascal.

El precio de la luz, el volcán que no cesa en La Palma, los letrados del Congreso a los que ahora se acusa de “podemitas″ por el caso del diputado canario Alberto Rodríguez, o la plataforma de Yolanda Díaz, han quedado sepultadas por el aniversario del comunicado del fin de ETA. Era lógico, pero la realidad es muy tozuda.

Aunque el Presidente del Gobierno y sus ministras se han pasado la mañana negando la mayor -no necesitan los cinco votos de EH Bildu para sacar adelante los Presupuestos- las contradicciones de Otegui se han comido la primera plana. “La política penitenciaria no puede condicionar a los Presupuestos”, insiste Mª Jesús Montero en los corrillos de periodistas en el patio del Congreso. Lo mismo hacía la vicepresidenta Yolanda Díaz.

Diez años después, Otegui era el titular que exigían en las redacciones, pero hay otros asuntos importantes

Diez años después, Otegui era el titular que exigían en las redacciones, pero hay otros asuntos importantes además del mensaje que el coordinador de EH Bildu lanzó a la militancia tras expresar “pesar y dolor” por el sufrimiento de las víctimas de ETA. “Genera dudas sobre si era sincero”, dice Aitor Estaban del PNV.

Pero al portavoz vasco lo que le inquieta de forma más inmediata es la escalada del precio de la energía, aunque confía en que en los próximos días se produzcan hechos esperanzadores que aclaren el panorama.  Si no se logra frenar la factura de cada mes -la de los hogares y la de las industrias- el impacto en la economía se puede llevar por delante al Gobierno, como ya advirtió a Pedro Sánchez.

La actitud beligerante y de confrontación de Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola, ha sido también tema de conversación entre bambalinas. Algunos diputados no entienden su postura y creen que hace más daño en este momento tan crítico. El plantón de esta semana a la subasta de renovables, al que se sumo también Endesa, no contribuye a solucionar las cosas. “El Gobierno está descubriendo detalles de cómo funciona el sector que no sabía”, asegura un diputado que sigue el tema de cerca.

Tras el volcán

A los diputados de PP y Vox les interesa más el diputado canario de Podemos, Alberto Rodríguez, que el volcán de La Palma y sus consecuencias. Quien no conozca a los letrados del Congreso igual puede suponer que quieren favorecer las tesis de Podemos, pero cualquiera que haya tenido una mínima relación con ellos sabe que eso es imposible. Por eso chirría tanto dentro del Congreso la actitud de los partidos de Casado y Abascal cuestionando la opinión de los letrados que han determinado que Alberto Rodríguez puede seguir en su escaño, tras sustituir la pena de un mes de prisión por el pago de una multa tal y como le dio a elegir el Supremo en su sentencia.

A los diputados de PP y Vox les interesa más el diputado canario de Podemos, Alberto Rodríguez, que el volcán de La Palma y sus consecuencias

En la alta institución se percibe cierto estupor por la estrategia de los partidos conservadores que se han unido a Vox en su objetivo de minar la credibilidad de las instituciones democráticas desde dentro. Y mientras los de Pablo Casado espían cada día la estrategia de los de Abascal y se pegan al terreno para marcarles la evolución de las encuestas -el PP cree que recupera a algunos de los de Vox- en las filas de la izquierda, la vigilancia a la plataforma de Yolanda Díaz se hace de puntillas.

El hecho de que la vicepresidente segunda convoque a su alrededor a decenas de periodistas en cuanto pisa el patio o los pasillos, incluso por encima de otros destacados miembros del Gobierno -ya sea Félix Bolaños o María Jesús Montero, los más afables para tratar con la prensa en estos momentos- inquieta a los analistas del PSOE. Tanto como las décimas que la líder de Unidas Podemos saca al presidente del Gobierno en las encuestas del CIS.

A Díaz, por ahora, cuando se le pregunta qué hay de contenido sustancioso en esa posible plataforma para las elecciones de dentro de dos años, le aflora la respuesta estándar de estas semanas: “Yo ahora solo estoy en la reforma laboral”. Por ahora. Sin embargo, es un hecho que ya hay presuntas cabezas sesudas trabajando para que en un año, Pedro Sánchez y Yolanda Díaz no estén mirándose a cara de perro. Fuera del Gobierno ya será duro, pero desde dentro aún más.  

NUEVOS TIEMPOS