ECONOMÍA
09/06/2019 09:54 CEST

"No vas a tener casa en la p*** vida”: la triste proclama de 2007 que sigue vigente en 2019

El precio de la vivienda en alquiler acumula cuatro años de subidas y se dispara en ciudades como Madrid.

Fernando Trabanco Fotografía via Getty Images

“No vas a tener casa en la p*** vida”. Ese era el principal grito de guerra de la plataforma V de Vivienda. Corría el año 2007 y más de 10.000 manifestantes se reunieron en la Puerta del Sol de Madrid, al igual que otras ciudades españolas, para exigir una vivienda digna con cánticos como ”¿Qué pasa, qué pasa? ¡Que no tenemos casa!”.

Desde entonces han pasado 12 años de auténtico terremoto: la crisis económica estalló, la burbuja inmobiliaria se pinchó, los bancos desahuciaron a decenas miles de familias por impago de las hipotecas, la Plataforma de Afectados por la Hipoteca paralizó muchos de ellos, la portavoz de este colectivo, Ada Colau, llegó a la alcaldía de Barcelona, los precios de las casas bajaron, la Unión Europea tuvo que rescatar a España... 

A pesar de que todos los cambios, la proclama de 2007 sigue vigente. Las dificultades para acceder a una vivienda siguen ahí, como un fantasma del pasado que no está dispuesto a irse. Este y el de la precariedad laboral son dos de los grandes problemas a los que se enfrentan los jóvenes, pues afecta directamente a gran parte de sus decisiones vitales: la emancipación, la maternidad, la movilidad geográfica...

Como muestra, un botón: solo el 41% de los jóvenes entre 25 y 29 años ha salido de casa de su familia, según el Consejo de la Juventud de España.

La vivienda se encarece un 6,8%

La vivienda en España se ha encarecido un 6,8% en el primer trimestre de 2019 respecto al año anterior, según el índice de precios de vivienda publicado este viernes por el Instituto Nacional de Estadística. El precio de las casas de nueva construcción han subido un 10,4% respecto al año pasado, mientras que las de segunda mano lo han hecho al 6,2%.

Esta estadística sirve para arrojar luz a lo que está ocurriendo en el mercado inmobiliario. La subida no se da por igual en toda la geografía española. “La estadística [del INE] revela lo que ya es una constante en el mercado residencial, que hay un comportamiento diferente de los precios por zonas”, señala Beatriz Toribio, directora de estudios del portal inmobiliario Fotocasa.

Una casa de nueva construcción en Madrid o Barcelona supera los 3.400 euros por metro cuadrado, mientras que en otras ciudades como Murcia o Cáceres ronda los 1.200 euros, según los datos de la Sociedad de Tasación

Sociedad de Tasación

La situación es especialmente preocupante en las ciudades de Madrid y Barcelona, donde los precios en algunos barrios ya han superado los que había antes de la crisis económica. Por contra, los salarios están lejos todavía de los niveles de 2007. 

Fernando Encinar, jefe de estudios de Idealista, cree que que todavía la situación está “lejos del fantasma de la burbuja” y pronostica que la subida de los precios se va a moderar. “La tendencia para 2019 apunta a esta relajación en los precios, aunque las políticas municipales en cuanto a creación de vivienda nueva, el empuje del turismo y la capacidad para generar empleo podrían tensionar los precios en algunas capitales”, explica.

Si hace un año el precio de venta de una vivienda de segunda mano en la Comunidad de Madrid subía a un ritmo del 9% respecto al año anterior, ahora lo hace a un ritmo del 20%, según Fotocasa. La región acumula 47 meses consecutivos de incrementos.

En esta gráfica se puede ver la diferencia existente en los alquileres entre la Comunidad de Madrid y el conjunto de España:

Fotocasa

El dolor de cabeza de pagar el alquiler

Francisco, un joven de 36 años, paga actualmente unos 900 euros al mes de alquiler por un piso de 40 metros cuadrados en el madrileño barrio de Malasaña. Los gastos como la luz, el gas o la conexión a internet no entran en esa cantidad.

La casera intentó recientemente subirle el precio del alquiler a Francisco al entorno de los 1.100 euros. La subida final fue menor de lo anunciado, pero este joven se vio buscando un piso después de siete años en la misma casa. Este no es un caso aislado, sino que se repite en prácticamente toda la ciudad. 

El pago del alquiler se ha convertido en un continuo dolor de cabeza para millones de inquilinos, que tienen que dedicar en torno al 37% de sus ingresos, y el miedo a una subida repentina y sustancial de la renta está también en sus pesadillas.

Desgraciadamente, no existe una estadística oficial sobre los precios de los alquileres, sino que hay que mirar a la información que aportan los portales inmobiliarios. Las mensualidades se han encarecido durante los últimos cuatro años hasta alcanzar los 8,54 euros por metro cuadrado de media en abril de 2019, a niveles de diciembre 2009, según Fotocasa. La cota máxima se recogió en mayo de 2007, cuando se situó en los 10,12 euros.

Los responsables de los portales inmobiliarios apuntan hacia una moderación de los precios: la subida ha sido del 1,8% entre diciembre de 2017 y 2018. Sin embargo, se ha disparado en Madrid, donde se ha incrementado un 13,7% en ese mismo periodo, y en ciudades de la corona metropolitana como Leganés y Fuenlabrada, con subidas en torno al 30%.

Una casa en alquiler tiene una superficie media de 112 metros cuadrados y una renta media mensual de 904 euros, según los datos del portal pisos.com. Las regiones más caras para vivir son Madrid (1.604 euros al mes), Baleares (1.277 euros) y Cataluña (1.145 euros). Las ciudades que encabezan la clasificación son Barcelona (1.900 euros al mes), Madrid (1.868 euros) y Donostia (1.395 euros).

“Madrid es una de las plazas que más interés despierta al ser uno de los principales polos económicos, demográficos y turísticos de nuestro país. Su población no ha dejado de crecer en los últimos cuatro años, mientras que la oferta de vivienda, tanto en compra como en alquiler, apenas lo ha hecho”, cuenta Toribio. 

La preocupación por los alquileres llega hasta el Gobierno

boonchai wedmakawand via Getty Images

La preocupación por la subida de los alquileres es tan grande que el Gobierno de Pedro Sánchez tuvo que ponerse manos a la obra en marzo para aprobar una serie de medidas urgentes en un decreto.

Entre las medidas aprobadas se ampliaba la prórroga obligatoria de los contratos a cinco años. Una vez transcurrido ese plazo inicial, si ninguna de las partes comunica a la otra su voluntad de no seguir con el alquiler, el contrato se tiene que prorrogar tres años.

Otra medida muy importante fue la recuperación del tope de subida de precios al Índice de Precios de Consumo (IPC) —que mide la evolución de los precios de los productos y servicios que consumen los españoles—. Los contratos de alquiler no podrán subir anualmente por encima del IPC.

Las 10 cosas que tienes que saber sobre el nuevo decreto del alquiler.

 ¿Qué pide el movimiento por la vivienda?

Sindicato de Inquilinas e Inquilinos de Madrid

El Sindicato de Inquilinas y la PAH han realizado una serie de peticiones a los responsables políticos de medidas urgentes para contener el auge del precio de los alquileres:

1. Parar los desahucios con fecha abierta (aquellos en los que no indica específicamente la fecha y la hora prevista).

2. Ofrecer una alternativa habitacional a los desahuciados.

3. Regular los precios del alquiler.

4. Prohibir que el propietario pueda cancelar el contrato de forma unilateral. 

5. Regular que los honorarios de las inmobiliarias las paguen los propietarios.

6. Prohibir las socimis.

7. Multas a los propietarios de viviendas vacías.

Los planes de Almeida y Díaz Ayuso

Europa Press News via Getty Images

Ante el previsible escenario de que el PP gobierne tanto el Ayuntamiento de Madrid como la Comunidad de Madrid, con José Luis Martínez Almeida e Isabel Díaz Ayuso al frente, respectivamente, hemos recogido lo que dicen sus programas electorales en relación con la vivienda. 

Estas son las 10 principales medidas propuestas por Almeida para el Ayuntamiento de Madrid —recogidas en el apartado 6 del programa—:

1. Promover la construcción de 15.000 viviendas en régimen de alquiler a precio tasado: principalmente destinado a jóvenes.

2. Impulsar un nuevo programa de alquiler. 

3. Cambiar la calificación del suelo: parte del suelo industrial se destinará a residencial.

4. Bonificar el IBI a las viviendas vacías para que se pongan en alquiler.

5. Impulsar la rehabilitación de viviendas.

6. Realizar un nuevo catálogo de viviendas protegidas

7. Desbloquear los desarrollos del sureste de Madrid como Berrocales, Valdecarros, Ahijones y Los Cerros.

8. Culminar la Operación Chamartín.

9. Redactar un nuevo proyecto para la Operación Campamento.

10. Simplificar la normativa urbanística.

El programa de Díaz Ayuso para la Comunidad de Madrid es más escueto. Esto es lo que dice:

1. Se fomentará el acceso a la vivienda, muy especialmente de los jóvenes pero sin olvidar al resto de colectivos, a través de la iniciativa privada y buscando la bajada del precio del alquiler.

2. Se darán incentivos a los jóvenes para su emancipación y medidas encaminadas a lograr que las viviendas salgan al mercado del alquiler, haciendo más fácil la posibilidad de alquilar o adquirir una vivienda.

La candidata a la presidencia regional detalló un plan estrella para la vivienda, llamado Plan Vive Madrid, durante un desayuno informativo en la campaña electoral. Este plan contemplaba la la construcción de 15.000 viviendas de alquiler para jóvenes y familias entre 2019 y 2022. El precio se adaptará al número de habitaciones y al nivel de renta. Los topes del precio de alquiler serían de 395 euros para las de una habitación, 528 para las de dos y de 619 para las de tres.

Veremos si finalmente estas medidas ayudan a bajar los precios.