POLÍTICA
18/10/2019 23:47 CEST | Actualizado 19/10/2019 00:26 CEST

Noche 5 después de la sentencia: Barcelona vuelve a arder entre barricadas tras una jornada pacífica

Lo que ha sido una jornada pacífica con medio millón de manifestantes ha acabado en una noche más de disturbios.

EFE
Disturbios en Barcelona

Barcelona arde por quinto día consecutivo. Esta vez, tras una jornada de huelga general que no ha tenido el seguimiento que esperaban los convocantes. Después de la multitudinaria marcha pacífica, a media tarde, se han levantado las primeras barricadas y han comenzado los enfrentamientos. La Plaza Urquinaona se ha convertido en un punto muy caliente en el que se han hecho fuertes centenares de manifestantes encapuchados al bloquear los accesos a la plaza. 

Poco después, los antidisturbios de los Mossos han controlado tres de los cinco accesos. Los otros dos estaban abarrotados de gente, entre radicales, manifestantes pacíficos y curiosos. Por primera vez desde que arrancó esta convulsa semana de movilizaciones, la policía ha empleado gases lacrimógenos con los que han rociado la plaza.

Agencia EFE

La tarde noche se ha dado de la siguiente manera: la policía avanzaba. Los manifestantes retrocedían. Inmediatamente estos se envalentonaban, avanzaban de nuevo, y eran los Mossos los que retrocedían hasta su posición inicial. Este ritual se ha repetido durante varias horas hasta ya bien entrada la noche.

Los manifestantes violentos son muy jóvenes. Una gran parte se trata claramente de adolescentes, a pesar de las intimidantes capuchas y máscaras con las que se cubren la cara. Emplean pequeños artefactos pirotécnicos, adoquines y cualquier objeto contundente que encuentran para lanzárselos a las fuerzas de seguridad.

El cañón de agua

Tras despejarse la plaza Urquinaona, los manifestantes violentos se han trasladado a a calles aledañas, donde han levantado nuevas barricadas haciendo uso del mobiliario urbano a su alcance. Mossos y Policía Nacional han recorrido estas calles y han empleado un nuevo vehículo dotado con un cañón de agua para arremeter contra las barricadas y apagar los fuegos.

No todos son violentos

Pero no toda la jornada ha sido violenta. Han sido más de medio millón los independentistas que se han reunido en el centro de Barcelona, en una jornada de huelga general, para protestar por la sentencia que condena por secesión a sus líderes a más de nueve años de prisión por el 1-O. 

A pesar de los miles de personas que sí han acudido a las marchas, la huelga general ha tenido un seguimiento moderado en la actividad industrial, en el comercio, que cerró en un 50%, y en la flexibilidad de las empresas para permitir la participación de sus trabajadores en las movilizaciones o facilitar los desplazamientos.

Tras cuatro días de violentos disturbios en la ciudad, unas 525.000 personas, según la Guardia Urbana, se han congregado en el centro de la capital y han protestado de forma pacífica, desmarcándose de los encapuchados que prenden fuego al inmobiliario urbano. Muchos de ellos han llegado a la ciudad a pie en las llamadas “Marchas de la Libertad”, que salieron hace unos días desde distintos puntos de la región. 

Jeff J Mitchell via Getty Images

El lema de la manifestación, que se podía leer en la pancarta de la cabecera, era “por los derechos y por las libertades, huelga general”. En el recorrido se han oído proclamas a favor de la independencia y pidiendo la libertad de los políticos soberanistas presos.

La marcha ha concluido con la lectura de un comunicado en la voz de Elisenda Paluzie, presidenta de la organización independentista Asamblea Nacional de Cataluña (ANC), quien defendió una nueva declaración unilateral de independencia, tal y como ocurrió en octubre de 2017.

207 agentes heridos 

El ministro español del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha cifrado en rueda de prensa en 207 el número de agentes de las fuerzas de seguridad heridos en los disturbios en Cataluña desde el pasado lunes.

El ministro ha cifrado en unos 400 los independentistas violentos que están protagonizando estos incidentes “de forma organizada” contra la Policía y en una zona específica. Ha recordado también que se están produciendo detenciones y que se practicarán más y entre ellas ha citado el arresto de dos personas que integraban un grupo de ultraderecha como presuntas autoras de una agresión a un joven que participaba en otra concentración. 

EFE
Gas lacrimogeno

Marlaska ha lamentado los casi 800 contenedores que se han quemado estos días y los daños en 107 vehículos de la Policía Nacional y la autonómica catalana.

A las 00:00 hay, al menos, 27 detenidos y 77 heridos que han sido atendidos por el Servicio de Emergencias.

El Gobierno español, firme

Por su parte, el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, ha dejado claro que el Estado de derecho “no puede ceder al impulso de la exaltación” y avisó al presidente regional catalán, Joaquim Torra, del peligro de “banalizar” la violencia. Desde Bruselas Sánchez ha recalcado que “no habrá impunidad” ante los hechos “vandálicos” de los últimos días que, alertó, pueden tener “efectos graves” sobre la economía y la convivencia.

EFE
Cataluña

El presidente del Gobierno español ha recordado que cualquier decisión que se vaya a tomar en Cataluña “está prevista” y se ha diseñado bajo los principios de “firmeza democrática, unidad y proporcionalidad”.

Puigdemont, ante la justicia belga 

Todo ello, a cientos de kilómetros del lugar donde se encuentra huido el expresidente regional catalán Carles Puigdemont, que se ha presentado ante la fiscalía belga a raíz de la nueva euroorden de detención dictada contra él por un juez español. Puigdemont, que quedó en libertad con medidas cautelares, tendrá que comparecer el próximo 29 de octubre ante un juzgado de Bruselas.

LLUIS GENE via Getty Images

Investigan a los radicales

Mientras tanto, la Justicia española investiga a la organización Tsunami Democràtic por indicios de terrorismo como promotora de las protestas independentistas de los últimos días en Cataluña, que han acabado en graves disturbios en varias ciudades de la región.

El juez de la Audiencia Nacional española Manuel García Castellón ha ordenado este viernes a las fuerzas de seguridad clausurar las páginas web de esta plataforma en el marco de una investigación más amplia. García Castellón ya encarceló también a siete miembros de los denominados “Comités de Defensa de la República” catalana (CDR) acusados de terrorismo. El juez, que también ordenó el cierre de perfiles en redes sociales vinculados a Tsunami Democràtic, actúa a instancias de la Fiscalía por “imputaciones semejantes” a los detenidos del CDR, según fuentes jurídicas.

No obstante, han precisado que solo se pueden bloquear aquellos dominios de internet situados en España, así que no se puede hacer de manera inmediata si estos se encuentran en el extranjero, como es el caso. 

Los disturbios continúan

Los enfrentamientos entre Mossos y manifestantes continúan y las autoridades han pedido a los ciudadanos por Twitter que no se acerquen a los alrededores de la Vía Laietana o la plaza Urquinaona de Barcelona, debido a los “importantes desórdenes públicos” provocados por manifestantes independentistas. 

En algunos puntos las barricadas solo se terminan cuando los contenedores han quedado reducidos a cenizas y ya no quedan más que quemar en las inmediaciones. La evolución de la situación apunta a que mientras queden contenedores, el centro de Barcelona seguirá iluminado por las llamas.

Photo gallery La jornada de huelga general en Cataluña, en imágenes See Gallery

ESPECIAL PUBLICIDAD