La película que puso nombre a Mafalda

Ella misma lo explicó en su currículum para la revista 'Siete días ilustrados'.

Soñadora, valiente y sin miedo a expresar sus opiniones. Mafalda es un icono universal y la conciencia social de varias generaciones, por eso tras la muerte de su padre, Quino, medio mundo se ha quedado huérfano.

La niña rebelde de flequillo nació en marzo de 1962 para aparecer en un anunció de lavadoras que nunca llegó a ver la luz. La marca, Mansfield, puso una condición para llamar al personaje: que comenzara por M. A Quino se le ocurrió el nombre para su dibujo más famoso viendo una película argentina: Dar la cara.

Lo explica la propia Mafalda en su currículum para la revista Siete Días Ilustrados, donde cuenta que el dibujante quiso hacer un homenaje al bebé de la cinta. Para Quino era un nombre alegre y así apareció en la primera tira cómica que se publicó el 29 de septiembre de 1964 en la revista Primera Plana.

Dar la cara se estrenó en Argentina en noviembre de 1962 y es una cinta rodada en blanco y negro, dirigida por José Martínez Suárez. Narra la historia de tres jóvenes que tienen que enfrentarse de nuevo a la realidad tras terminar el servicio militar. Cada uno toma un dirección diferente: la política, el cine y el ciclismo.

La película está basada en la novela homónima del escritor David Viñas, que participó en el guión. En su día periódicos argentinos como La Nación dijeron de ella que “había sido rodada con alguna destreza y calor humano” o, según El Mundo, que era “un film audaz”.

Quino más allá de 'Mafalda'