Novak Djokovic confiesa lo que sintió al vivir la despedida de Federer con Nadal

Y habla de su "especial" rivalidad con el manacorí.
Djokovic da indicaciones a Federer y Nadal
Djokovic da indicaciones a Federer y Nadal
Xinhua News Agency via Getty Images

Novak Djokovic recuerda emocionado el adiós de Roger Federer a las pistas de tenis. El último baile del suizo tuvo lugar la semana pasada en la Laver Cup, un torneo en el que participó jugando un dobles junto a Rafa Nadal y que dio paso a un torrente de lágrimas y sentimientos.

Para el serbio, también mítico rival sobre las pistas de Federer, “fue un momento muy conmovedor, muy emotivo. Ver a sus hijos y su familia también me emocionó”. Pasado el shock de su mediático adiós, hace balance tras “unos días muy emocionantes, porque era la despedida de Roger. Todos hemos sentido una energía diferente por todo lo que ha contribuido al tenis”.

Sin embargo, Djokovic ha confesado que en esos momentos no solo pensaba en su histórico oponente, sino que lo proyectaba a su futura retirada: “Debo decir que estaba pensando en cómo me vería cuando me despidiera del tenis”. “Además de, por supuesto, mi familia y las personas cercanas en mi vida, me encantaría tener a mis mayores rivales y competidores allí porque agregó algo más especial, agregó más importancia a ese momento”, ha añadido en mitad de su participación en el torneo de Tel Aviv (Israel).

A Djokovic también le han preguntado si le hubiera gustado ocupar el lugar de Rafa Nadal, compañero de Federer en el último partido del suizo, y esta vez ha sido políticamente correcto.

“Yo ya jugué (un dobles) hace cuatro años con él, pero creo que lo mejor era que Nadal y él jugaran juntos el ultimo partido, porque su rivalidad ha sido muy especial. Considero mi rivalidad con Rafa y con Roger especial también, pero la suya tiene más tiempo que las mías. Lo he disfrutado mucho. Ha sido bonito por parte de Rafa venir y jugar”, ha explicado.

Sin el de Basilea, ahora la “gran rivalidad” del tenis pasa a ser la que une a Djokovic (35 años) y Nadal (36), ambos en la pelea por ser el tenista masculino con más Grand Slams, a favor del español actualmente (21 a 22). “Jugamos la mayor cantidad de partidos entre nosotros de cualquier otra rivalidad en la historia del tenis. La rivalidad es muy especial y continúa”.

“Con suerte, tendremos la oportunidad de jugar el uno contra el otro más veces porque es emocionante para nosotros y también para los aficionados del tenis y del deporte en todo el mundo”, ha rematado.