NOTICIAS
06/09/2019 14:01 CEST | Actualizado 06/09/2019 15:09 CEST

Nueva alerta sanitaria por listeria en la carne mechada de la marca 'Sabores de Paterna'

También han comunicado que se ha producido un nuevo aborto.

La Junta de Andalucía ha declarado este viernes una nueva alerta sanitaria por literiosis al haber encontrado una carne mechada contaminada por la bacteria de la marca ‘Sabores de Paterna’, en la provincia de Cádiz.

El consejero de Salud, Jesús Aguirre, ha informado este viernes, en rueda de prensa, que no hay ningún caso detectado por listeria pero se han encontrado evidencias en la contaminación de la carne de “Sabores de Paterna”, con una fábrica en Paterna de Rivera. El producto se ha vendido tanto en varias provincias andaluzas como, al menos, en la Comunidad de Madrid, y ya se ha procedido a suspender la producción y a cerrar de forma cautelar la empresa gaditana.

Según ha podido saber LaSexta Noticias, hay varios inspectores en la empresa ‘Sabores de Paterna’ precintando sus máquinas para llevárselas. 

Esta alerta ha sido comunicada a la Agencia Española de Seguridad Alimentaria. 

Por otro lado, la Junta ha anunciado que está tomando las medidas necesarias para poner en marcha los controles de la producción. Han aprovechado la rueda de prensa para anunciar que se ha producido otro aborto debido al brote. 

 FACUA exige información

FACUA-Consumidores en Acción insta a que tanto la web de la Consejería de Salud andaluza sobre alertas alimentarias como la de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aesan) publiquen de inmediato toda la información referente a la alerta sanitaria en detalle.

La asociación reclama una vez más al presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla, que reciba en una reunión bilateral a dirigentes de la organización de consumidores para hablar sobre las alertas alimentarias por Listeria en productos de empresas andaluzas.

La doctora Belén Padilla, portavoz de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (Seimc) y especialista en el Hospital General Universitario Gregorio Marañón de Madrid, explicó a la agencia EFE las claves para entender la listeriosis.

 

1.- La listeria es una bacteria que se encuentra en el terreno donde entra en contacto con vegetales y animales que la pueden transmitir a las personas a través del consumo de leche y carne.

2.- Incidencia: La media es de 3 casos por millón de habitantes. “Es una enfermedad que puede ocurrir pero lo que es raro es que haya brotes como el de Andalucía”, apunta la experta.

3.- Brotes: Un brote de listeriosis puede surgir porque el alimento proceda de un animal infectado por la bacteria; porque en la cadena de envasado un alimento puede estar contaminado por otro; o bien porque a la hora de manipularlos se haya podido contaminar. Lo habitual es que la bacteria se extienda en la cadena de procesamiento del alimento.

4.- La listeria aguanta bien el frío, pero no el calor. Hay que cocinar los alimentos por encima de 70 grados y preservarlos a partir de menos de 4 grados para así eliminarla.

5.- Contagio y diagnóstico: No se transmite de persona a persona, solo al ingerir un alimento contaminado. Lo habitual es detectarla en un análisis de sangre del afectado.

6.-Listeriosis inadvertida: Las personas sanas pueden padecer en algún momento esta enfermedad infecciosa que pase inadvertida y con algún síntoma, como una diarrea sin mayor importancia.

7.- Grupos de riesgo: pacientes con enfermedad crónica y con enfermedades inmunodepresoras; mujeres embarazadas con riesgo para el feto o personas mayores de 65 años. Son casos que pueden tener listeriosis sintomáticas y con posibles repercusiones graves.

8.- Curso de la enfermedad: puede ser prácticamente asintomática, presentar síntomas no graves, como una gastroenteritis con algo de fiebre, o llegar a síntomas graves como meningitis en fetos y bebés. En casos muy graves puede haber secuelas neurológicas.

9.- Tratamiento: Con antibióticos vía oral. La listeria no se ha mostrado resistente a estos fármacos y no tiene por qué permanecer latente en el organismo.

10.- Duración: La infección y su tratamiento puede durar de cinco a siete días en casos leves, mientras que en situaciones graves el tratamiento se prolonga a partir de dos semanas. 

SOMOS LO QUE HACEMOS