INTERNACIONAL
02/03/2021 08:46 CET | Actualizado 02/03/2021 12:03 CET

Nueva Zelanda pide a la población que se chive de quien se salte las restricciones por Covid

"Si para salir de la crisis hay que delatar a un familiar y amigo por no seguir las normas debemos hacerlo. Con delicadeza, pero hacerlo", dice la primera ministra.

La primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, ha instado a la población a “delatar” a todos aquellos que violen las medidas de restricción impuestas por el Gobierno para frenar el avance del coronavirus.

Ardern, que se ha mostrado visiblemente frustrada en una rueda de prensa, ha asegurado que las violaciones de las medidas que llevaron al cierre de la ciudad de Auckland -la más poblada- por segunda vez en un mes son “intolerables”.

En este sentido, ha acusado a aquellos que se han visto implicados en el último brote registrado de ignorar las instrucciones de las autoridades sobre la necesidad de aislarse. “Esos individuos tendrán que enfrentarse al juicio de todo el país, hay consecuencias, sin duda”, ha dicho.

Aunque Nueva Zelanda, con una población de cinco millones de personas, ha registrado únicamente 26 muertos por el coronavirus, la primera ministra ha insistido en la importancia de delatarse unos a otros. “Si para salir de la crisis hay que delatar a un familiar y amigo por no seguir las normas debemos hacerlo. Con delicadeza, pero hacerlo”, ha manifestado.

Las palabras de Ardern llegan después de que se impusieran medidas de cuarentena en Auckland, según informaciones del diario The New Zealand Herald. Se prohíben además las reuniones públicas, se pide trabajar desde casa y se declara obligatorio el uso de mascarilla, entre otras normas. Así, la mandataria lamentado que “todos están pagando” por las acciones de unos pocos.

Los irresponsables

La medida se toma tras un nuevo contagio local de una persona que fue a hacerse una prueba para detectar el virus y que horas más tarde acudió al gimnasio y otros lugares públicos con gran afluencia. Ardern indicó que es una “causa de preocupación” que el enfermo portara el virus desde hace una semana y no se pusiera en aislamiento voluntario.

El miércoles de la semana pasada, Auckland, con 1,7 millones de habitantes, terminó un confinamiento de tres días para tratar de frenar los contagios atribuidos a la denominada cepa británica.

Nueva Zelanda, cuya gestión frente a la pandemia ha sido considerada como la mejor del mundo, acumula desde que comenzó la pandemia un total de 2.372 contagios de Covid-19, que incluyen 356 casos catalogados como probables, y 26 fallecidos.

Photo gallery El coronavirus mata: esta es la prueba gráfica See Gallery