Nuevo capítulo del culebrón del verano: campanas de boda para Enrique Ponce y Ana Soria

Junio de 2021 es la fecha que barajan para convertirse en marido y mujer.
Ana Soria y Enrique Ponce de la mano por el Puerto de Santa María horas después de que el diestro sufriera una cogida.
Ana Soria y Enrique Ponce de la mano por el Puerto de Santa María horas después de que el diestro sufriera una cogida.

Enrique y Ana, Ponce y Soria, son un no parar en lo que a actualidad rosa se refiere. Su periplo por las plazas de toros de España ha dado mucho que hablar en estos últimos días: la primera cogida del diestro ante los ojos de su chica, la lesión de Ponce que le obligó a caerse del cartel de la feria taurina de El Espinar (Segovia) el pasado sábado, las publicaciones de Ana a altas horas de la madrugada que desvelan las largas noches de la pareja y... la noticia bomba. Hay planes de boda.

Según revelaba La Razón este fin de semana, junio de 2021 es la fecha que Enrique y Ana barajan para convertirse en marido y mujer. Según declaraciones de un amigo del torero a este diario, quieren casarse por la iglesia pero para ello tienen que contar con que su exmujer, Paloma Cuevas, se muestre a favor de acuerdo en solicitar la anulación eclesiástica del matrimonio. Esto podría supone acelerar el proceso y la sentencia de anulación podría estar en menos de un año.

De no ser así, aseguran desde el entorno, sólo se casarían por lo civil, pero lo que tienen claro es que quieren ser marido y mujer.

El silencio de Paloma

La pareja de moda ha decidido no poner límites a las exhibición pública de su amor allá por donde va. Mientras que los besos, abrazos y declaraciones de amor se suceden sin temor al que dirán, el círculo de amigos de Paloma Cuevas asiste atónito a estas imágenes.

El viernes pasado se pudo ver a Ana Soria en el tendido de la plaza del puerto de Santa María muy asustada al presenciar cómo un toro propinaba una cornada a su chico.
El viernes pasado se pudo ver a Ana Soria en el tendido de la plaza del puerto de Santa María muy asustada al presenciar cómo un toro propinaba una cornada a su chico.

La que fuera mujer del torero durante 24 años y madre de sus dos hijas mantiene la discreción como norma, vea lo que vea y escuche lo que escuche. Son numerosos los periodistas que han tratado de hablar con ella en las últimas horas para conocer su opinión sobre estas ultimas noticias, pero Cuevas prefiere mantener el silencio.

Sin duda, este está siendo un verano bien diferente para los protagonistas del que es el culebrón del verano. Mientras Ana Soria y Enrique Ponce disfrutan de su historia de amor sin perder un segundo, Cuevas vive volcada en su familia, en sus hijas y en sus padres. Mientras Ana y Soria tienen planes de comenzar a vivir bajo el mismo techo, Paloma ya está preparando el regreso a su vida en Madrid desde la finca La Cetrina, en la localidad jienense de Navas de San Juan, en la que pasó el confinamiento junto al que era su marido.

Enrique Ponce y Paloma Cuevas: 24 años de matrimonio