Feijóo, tras ver a Felipe VI: "Si las familias no llegan a fin de mes, en qué consiste el estado del bienestar"

El presidente del PP ha asegurado que el rey "va a tener un aliado por convicción" en él tras una larga audiencia de cerca de dos horas y media.

A Núñez Feijóo le toca, ahora, una gira de presentaciones. Después de su paso triunfal por el Congreso extraordinario del PP este fin de semana, al nuevo presidente de los populares ha pasado por La Zarzuela para reunirse con el rey Felipe VI, en la previa de su visita a La Moncloa.

El líder de los populares le ha adelantado al rey, en un largo encuentro de cerca de dos horas y media, parte de la propuesta que presentará a Pedro Sánchez este jueves “para que las familias lleguen a final de mes”. Núñez Feijóo ya había dejado claro que pedirá una rebaja de impuestos, especialmente del de rentas, para responder a la situación económica: “Con una inflación histórica no podemos por menos que bajar immpuestos. Necesitamos inyectar un poco más de dinero para las familias”

“Bajar impuestos es la garantía de que resista el estado del bienestar, porque si las familias no llegan a fin de mes, de qué vale el estado del bienestar”, se ha preguntado retóricamente. “No conozco ningún país que lo considere tener la inflación más alta de los últimos 40 años”, ha insistido, adelantando que si Sánchez no acepta su propuesta, el PP no apoyará el real decreto con las últimas medidas.

“Yo no voy a Moncloa a suscribir un real decreto-ley que no ha sido pactado con nadie. Si quiere pactar las medidas para hacer frente a la inflación, esta ha de pasar por una rebaja inmediata de impuestos. Si no, no puedo aceptar un conjunto de medidas dispersas que no van a ayudar a las familias”, ha añadido.

“Bajar impuestos es la garantía de que resista el estado del bienestar, porque si las familias no llegan a fin de mes, de qué vale el estado del bienestar”

De esa cita, Feijóo ha adelantado que solo sabe la hora: “Tenemos que estar a las 11:00, yo estaré a menos cinco si puedo. Pero no tengo ninguna información del contenido de la reunión. Orden del día ninguno, temas a tratar lo desconozco”, ha respondido ya en el turno de preguntas.

Aunque no sabe el contenido, Feijóo previsiblemente comunicará en persona a Sánchez su indignación por el giro del Gobierno con respecto al Sáhara, algo que también ha tratado con Felipe VI. El político ha hablado de su “preocupación por el cambio unilateral en política exterior”, que ha achacado a los “bandazos e improvisaciones del Gobierno”.

También, lo que ha calificado como “polémica” por el silencio de algunos miembors del Gobierno de coalición ante el discurso de Zelenski en el Congreso, a diferencia de la mayor parte de la Cámara. Feijóo no ha querido entrar en la polémica por la referencia del mandatario ucraniano a los bombardeos de Guernica.

“Respetemos las comparaciones hechas por el presidente ucraniano. No creo que podamos hacer polémica también con eso; la polémica podemos hacerla en por qué hay miembros del Gobierno que no aplauden al presidente de un país que está siendo masacrado, que no aplauden y no valoran lo que está haciendo el pueblo ucraniano”, ha rematado.

Aliado de la monarquía “por convicción”

Del encuentro con el monarca, Feijóo ha querido dejar claro que ha sido una reunión “cordial y entrañable”, pero también útil, en la que se ha puesto al día con una “radiografía de la situación de España desde la jefatura del Estado”.

El presidente nacional del PP ha insistido en su compromiso con Felipe VI (al que no le ocultó la “admiración institucional y personal que siente”) y con la monarquía constitucional: “El rey va a tener un aliado en las Cortes, en la sociedad y un aliado por convicción, no por tacticismo ni por modas. Defender la democracia en España es defender sus instituciones, también la fefatura del Estado”.

Sin mentarle, Feijóo sí ha dejado en el aire una referencia a las sombras en torno al emérito, al considerar que “a pesar de todas las circunstancias, la monarquía constitucional es el mejor sistema de jefatura de Estado que puede tener España”.

A cambio, ha evidenciado su alegría por la resolución de “los asuntos que tenía pendientes con la Justicia”. “El rey emérito tiene todo el derecho del mundo a entrar y salir de España”, ha añadido ante los periodistas. Sobre cuándo será ese momento, ha apuntado que “lo desconozco, supongo que cuando él y la Casa (del rey) lo consideren... El Estado de Derecho ha funcionado, con independencia judicial, y yo me alegro mucho del resultado y del procedimiento”.