INTERNACIONAL
24/09/2020 08:21 CEST | Actualizado 24/09/2020 08:56 CEST

El príncipe Harry y Meghan Markle rompen el protocolo real con una declaración sobre las elecciones en EEUU

No piden el voto contra Trump, pero sus críticas son demasiado evidentes. "Han traspasado una línea roja", lamenta el 'Times'

zz/KGC-03/STAR MAX/IPx
El príncipe Harry y Meghan Markle, en una imagen de 2018.

El príncipe Harry y su esposa, Meghan Markle, han pedido a los estadounidenses que se registren para votar en las próximas elecciones presidenciales, que se celebran en noviembre. Con este paso, los duques de Sussex entran de lleno en terreno político, donde la realeza británica tradicionalmente no se aventura. Es sólo un llamamiento a la participación, no una toma de partido, pero sus argumentos son demasiado evidentes como para no detectar la crítica al actual mandatario, Donal Trump.

En un video de la revista Time, con motivo del lanzamiento de su lista de las personas más influyentes del mundo, la pareja dijo que las personas que puedan hacerlo, deberían votar. Harry y Meghan ahora viven en California, EEUU, después de renunciar a sus funciones reales en marzo. La actriz tiene además pasaporte norteamericano. 

“Cada cuatro años nos dicen lo mismo, que ésta es la elección más importante de nuestra vida”, dice Meghan, desde el jardín de su impresionante mansión de Santa Bárbara. “Pero ésta sí lo es. Cuando votamos, nuestros valores se ponen en acción y nuestras voces son escuchadas, su voz es un recordatorio de que eres importante, porque lo eres, y que mereces ser escuchado”, agregó.

Según la Constitución no escrita de Gran Bretaña, se espera que la familia real permanezca políticamente neutral y no vote en los comicios. La reina, de 94 años, rara vez se ha involucrado en temas de actualidad durante su reinado de 68 años.

“En esta elección no voy a poder votar en Estados Unidos, pero muchos de ustedes pueden no saber que no he podido votar en el Reino Unido en toda mi vida”, dijo Harry en el video. “A medida que nos acercamos a noviembre, es vital que rechacemos el discurso de odio, la desinformación y la negatividad online”, agregó.

Si bien Harry no apoyó al oponente de Trump, el candidato demócrata Joe Biden, sus comentarios despertaron críticas por su interferencia en política. “El príncipe Harry metiendo la nariz en la elección estadounidense y efectivamente diciendo a los estadounidenses que voten contra el presidente Trump es completamente inaceptable para un miembro de la familia real”, dijo Piers Morgan, expresentador de televisión de CNN y ahora anfitrión de un programa matinal británico, en Twitter. El diario conservador The Times afirma, por su parte, que”se ha cruzado una línea roja”.

“No soy muy fan”

Meghan, quien se casó con el nieto de la reina Isabel en 2018, criticó a republicano Donald Trump durante su campaña electoral de 2016 por considerarlo misógino y divisivo. El año pasado, Trump, al enterarse de las críticas de Meghan, dijo: “No lo sabía. ¿Qué puedo decir? No sabía que ella era desagradable”.

Ahora, a raíz de este vídeo, el magnate ha insistido en que no le gusta demasiado de la duquesa de Sussex. “No soy un fanático de ella”, respondió Trump, consultado durante una conferencia de prensa sobre el grabación de la pareja. “Y diría esto -agregó Trump-, y ella probablemente ha escuchado eso, pero le deseo mucha suerte a Harry, porque la va a necesitar”.

Photo gallery Las mejores fotos de la boda del príncipe Enrique y Meghan Markle See Gallery