ECONOMÍA
19/10/2021 15:58 CEST

Oktoberfest en Madrid

Hasta el 7 de noviembre se celebrará la fiesta de la cerveza alemana en el Gran Teatro CaixaBank Príncipe Pío.

NurPhoto via NurPhoto via Getty Images
Oktoberfest en Madrid

Esta gran fiesta alemana tiene sus orígenes en 1810, cuando se celebró en Múnich la boda del príncipe Luis de Baviera, hijo del rey Maximiliano I, con Teresa de Sajonia-Hildburghausen. El festejo se alargó varios días y a él acudieron todos los ciudadanos. Desde entonces se ha convertido en una tradición que ha ido evolucionando hasta convertirse en lo que hoy conocemos como Oktoberfest.

A Madrid la fiesta nos la trae Paulaner, la cerveza oficial de la Oktoberfest de Múnich y una de las cervezas de trigo alemanas más populares del mundo.

En España somos grandes bebedores de cerveza. Me decía hace unos meses José Capitán, el creador de los establecimientos 100 Montaditos, que ellos compraban más cerveza que nadie. En 2019, una persona bebió de media 52 litros de cerveza en España, récord histórico de consumo de esta bebida en nuestro país, aunque aún está lejos de los 95 litros por persona que consumieron en Polonia o Austria en el mismo año. En el año 2020 la hacienda pública española recaudó por consumo de cerveza unos 330 millones de euros.

De todas las comunidades autónomas, Madrid ocupa la posición de liderazgo en lo que a consumo de cerveza sin alcohol se refiere, con un gasto total de casi 48 millones de euros hasta junio de este año. Paulaner es famosa en Alemania, pero en Madrid el 11% de la ceerveza consumida es Mahou.

Sea como fuere, la fiesta de la cerveza comenzó en la terraza del Gran Teatro CaixaBank Príncipe Pío y estará abierto hasta el domingo 7 de noviembre. Durante más de un mes, todos aquellos interesados en vivir la experiencia de esta auténtica fiesta bávara podrán degustar diferentes recetas populares de la gastronomía alemana mientras brindan a golpe de Prost! (brindis en alemán) con una Paulaner Münchner Hell o una Paulaner Hefe Weißbier Naturtrüb, especialmente pensada para los amantes del trigo.

Esta es sin duda una gran oportunidad para todos aquellos que no pueden viajar a Múnich pero quieren disfrutar de una divertida y tradicional celebración al más puro estilo bávaro.

 

ESPECIAL PUBLICIDAD