Olga Moreno: "Me he puesto en la piel de Rocío Carrasco desde el minuto uno"

La ganadora de 'Supervivientes 2021' ofrece su primera entrevista tras el documental 'Rocío, contar la verdad para seguir viva'.
Olga Moreno ofrece una entrevista en 'Ahora Olga'.
Olga Moreno ofrece una entrevista en 'Ahora Olga'.

Vuelta a la realidad. Después de más de 100 días en Honduras, la ganadora de la edición más larga de Supervivientes ofrece su entrevista más personal este miércoles en Ahora Olga (Telecinco). Olga Moreno se ha sentado a escuchar todo lo que se ha dicho de ella durante su estancia en el concurso. Y a responder.

“La emisión de la docuserie Rocío, contar la verdad para seguir viva ha puesto a Olga en el punto de mira”, ha comenzado el presentador Carlos Sobera, que ha calificado el ruido generado alrededor de su figura como “ensordecedor”: “En una sociedad civilizada todo el mundo tiene derecho a la palabra (...) Ahora le toca a Olga”.

A su entrada en plató, Olga Moreno ha hecho una declaración de intenciones. “No vengo a convencer a nadie, no vengo a hablar de Rocío Carrasco, vengo a hablar de lo que se ha dicho de mí”, ha explicado, y ha añadido que se ha encontrado a su familia “derrumbada a su vuelta a España”.

“Me parece todo muy surrealista. Lo único que he hecho en estos 22 años es darle amor a unos hijos que no son míos. Me habría gustado que su madre hubiese estado ahí porque habría sido todo mucho más fácil. Yo he remado a favor”, ha relatado.

Respecto a por qué se refiere a los hijos de Rocío Carrasco como “mi David” o “mi Rocío”, pese al daño que pueda hacer a la madre, Moreno ha explicado que es una forma de hablar. “El ‘mí’ siempre está en mi boca, yo no pienso en Rocío Carrasco. Yo hablo desde el corazón, no mido mis palabras”, ha asegurado. De hecho, de su propia hija también habla así, “mi Lola”.

“Lo único que he hecho en estos 22 años es darle amor a unos hijos que no son míos”

Una vez que Isabel Rábago le ha mencionado a Rocío Carrasco nuevamente, Olga ha afirmado que se ha “puesto en la piel” de la hija de Rocío Jurado “desde el minuto uno” y que Rocío Flores y David Flores “siempre han necesitado mucho cariño”.

Olga se ha enfrentado a las imágenes de colaboradores de Telecinco que han criticado duramente que haya hablado de los hijos de Antonio David Flores y Rocío Carrasco en Supervivientes, y ha roto a llorar: “Es que parece que es un delito amar a esos niños. Yo amo a esos niños. ¿Es algo malo?”. “Si me separara de mi marido, me habría encantado que quisieran a mi hija como yo quiero a esos niños”, ha apostillado.

“Si me separara de mi marido, me habría encantado que quisieran a mi hija como yo quiero a esos niños”

“Los 15 días que Rocío se venía con nosotros yo no me he ido a Sevilla nunca. No he tenido mala relación con Rocío Flores. Cuando era chiquitita era muy de su padre y me costó la vida ganármela”, ha contestado de manera directa a Rocío Carrasco, que afirmó en el documental que se ausentaba cuando Antonio David tenía que quedarse con sus hijos.

Olga Moreno ha insistido en que sí intentó un acercamiento entre Rocío Carrasco y sus hijos: “Creo haber coincidido con ella dos veces en mi vida, una de ellas en el hospital, y salí a la terraza y le dije ’Rocío, lo que no veo normal es que esos niños no vayan a la playa, necesitan ir a la playa con su madre, ir a un cine con su madre...”. Además, ha revelado que se ha arrepentido de no estar más pendiente de Rocío Flores, porque lo ha estado más de su hermano, y que nunca ha utilizado a ninguno de los dos.

“A mi nadie me va a quitar a mi hija, nadie, lo puedo hacer mejor, lo puedo hacer peor, pero mi hija va a estar conmigo”

“En mi casa nunca se ha hablado mal de Rocío Carrasco, nunca, y eso los niños lo saben”, ha subrayado. La falta de comunicación de Rocío Flores y Carrasco “es una cosa de madre e hija”, ha insistido. “A mi nadie me va a quitar a mi hija, nadie, lo puedo hacer mejor, lo puedo hacer peor, pero mi hija va a estar conmigo”, ha añadido sobre el distanciamiento entre ambas: “A mí me pueden poner rocas [en el camino]. Yo cruzo mares por estar con mi hija”.

Olga Moreno asegura que nunca ha tenido una conversación con Rocío Carrasco, excepto la del hospital, aunque le “habría encantado” y que la hija de la más grande “nunca” le “ha pedido ayuda”, pese a que Carrasco afirmó lo contrario en la docuserie. “Por respeto a los niños” ni siquiera ha comentado el episodio de los piojos al que se refirió Carrasco, aunque sí que ha apuntado que siempre han ido “como un pincel”.

″¿Qué me está llamando, guarra? No lo soy, lo único que he hecho es cuidar de sus hijos”, ha incidido.

Sobre la hospitalización de David Flores

Según Olga Moreno, estuvieron llamando durante días a Rocío Carrasco para avisarle de la hospitalización de su hijo, y Rocío Flores le tuvo que insistir para que fuese a verlo. Al entrar, ha asegurado, su reacción fue: ”¡Mira, ha venido tu madre!”. Por el contrario, Rociíto afirmó que la avisaron tarde, que le dijeron a su hijo que no iría a verlo, y que al encontrarse este con su madre frente a la cama dijo :”¿Ves Olga como mi madre ha venido, que me habíais dicho que no vendría?”. La hija de la cantante definió como “dantesco” abrir la puerta de la habitación y ver a Olga en la cama con su hijo, cuando en realidad, Olga “estaba tumbada sujetándole las vías porque el niño tiene costumbre de dormir boca abajo”.

“Es que no os podéis ni imaginar lo que han pasado esos niños, que quien tiene que estar ahí es su madre (...) Que mi hija de ocho años tiene que ir al psicólogo porque hay carteles en mi barrio de ‘Antonio David maltratador’. ¿Vosotros sabéis lo que es eso?”, ha dicho finalmente sumida en el llanto.

La educación de Rocío Flores

Según la versión que se da en la docuserie, Rocío Carrasco pidió ayuda a Olga porque su hija comenzó a faltarle al respeto, pero el testimonio de la mujer de Antonio David dista mucho de esta: “A mí Rocío Carrasco no me ha dicho que su hija le llamara puta. ¿Tú te crees que Rocío Carrasco me va a pedir ayuda a mí para educar a su hija cuando siempre que hemos tenido que hablar de los niños nos ha dicho que hablemos con los abogados? Burofax por aquí, burofax por allá”.

La ausencia de David Flores en la boda con Fidel

En palabras de Rocío Carrasco, el período vacacional de David Flores que correspondía a su padre era el mes de julio, mientras que a ella le correspondía agosto. Sin embargo, ella cedió para que su hijo pasara ese mes en Málaga con la condición de que volviese a principios de septiembre para estar presente en su boda con Fidel Albiac, pero el niño nunca llegó.

Una vez más, versiones contradictorias. Olga apunta que a finales de junio la secretaria del colegio llamó a Antonio David Flores para decirle que su hijo estaba en la puerta porque su madre no había ido a recogerlo, por lo que tuvo que hacerlo él. “Y hasta el día de hoy”, sentencia Olga.

La escena del juzgado

“No tiene coño”, decía Rocío Carrasco cuando escuchó a Olga en una entrevista en el Deluxe en la que decía que se dirigió a ella en el juzgado para decirle: ”¿De verdad no vas a saludar a tu hijo?”. Rociíto insiste en que Olga se aseguró de que su hijo no la viera girándole la cara, aunque para la ganadora de Supervivientes esa no es excusa —además de “no ser cierto”—, porque en su lugar, si hubiese sido así, “se habría acercado igualmente a saludarlo”.

Olga Moreno ha finalizado tendiendo puentes: “Si Rocío Carrasco necesita mi ayuda por esos niños, aquí me tiene, que yo quiero el bien para ellos”.

La vida de Rocío Carrasco