TENDENCIAS
25/02/2019 05:47 CET | Actualizado 25/02/2019 07:39 CET

Olivia Colman ('La favorita') protagoniza el discurso más espontáneo de la noche tras ganar el Oscar 2019

La intérprete se ha acordado sobre el escenario de Lady Gaga y de Glenn Close, con las que competía por la estatuilla a Mejor actriz.

Ha sido completamente inesperado. Incluso para ella. Olivia Colman ha ganado el Oscar a Mejor actriz por La favorita y se lo ha arrebatado a Glenn Close. Todo el mundo apostaba por la protagonista de La buena esposa, que asumía su séptima nominación, o por Yalitza Aparicio, la actriz principal de la valorada Roma.

Cuando ha escuchado su nombre, Olivia Colman no se lo podía creer. Su rostro lo ha dicho todo y el de su compañera de reparto, Emma Stone, también. La protagonista de La la land se ha emocionado como si ella misma lo hubiese ganado. Colman ha conseguido contagiar su emoción y poner al público en pie.

Hasta el momento de la gala en el que la británica ha recogido el premio, pocas risas se han escuchado en el Teatro Dolby. Ha sido Colman quien ha conseguido arrancar las carcajadas del público gracias a su espontaneidad.

La intérprete se lo ha dedicado a su ídolo Glenn Close, a la que ha dejado (una vez más, y ya van siete) sin el Oscar, y también se ha acordado de Lady Gaga. La cantante estaba nominada en la misma categoría y, a pesar de no ganar como actriz, se ha llevado su primera estatuilla: el de Mejor canción original por Shallow (Ha nacido una estrella). "Glenn, eres mi ídolo desde hace mucho tiempo. Me habría gustado haber ganado de otra forma... te quiero mucho. Os quiero a todos", se ha disculpado.

Colman ha bromeado con el tiempo que lleva en el mundo de la interpretación al dar las gracias a su agente, que la representa desde "¡hace más de 20 años!" y se ha emocionado al mencionar a su madre, a su padre y a sus hijos. Sobre estos ha dicho que espera que la estuvieran viendo porque la escena "no volverá a pasar".

"La verdad es que esto es realmente estresante. Me parto de risa. ¡Un Oscar! Tengo que dar las gracias a mucha gente. A Yorgos Lanthimos, mi director. A Emma Stone y a Rachel Weisz, las mujeres más maravillosas del mundo. Ya podéis imaginar que no me ha costado nada trabajar con ellas", ha comenzado la británica de 45 años.

La actriz se ha acordado de todas las niñas que esperan levantar algún día un Oscar: "A cualquier niña que esté ensayando un discurso ahora delante de la televisión... nunca se sabe. Yo trabajaba de limpiadora. Me encantaba ese trabajo, pasaba mucho tiempo imaginando".

Después de recordar que es posible cumplir los sueños, a Colman le ha quedado tiempo para dedicarle el premio también a su marido y para apuntar que uno de sus amigos iba a llorar "y ella no". "Gracias a todos. ¡Lady Gaga!", ha finalizado enviando un beso a la cantante.