La OMS recuerda que la pandemia del coronavirus "no está ni cerca de terminar"

La emergencia internacional por el covid-19 se mantiene en vigor desde enero de 2020.
Sanitario revisa el pasaporte covid en China.
Sanitario revisa el pasaporte covid en China.
VCG via Getty Images

El Comité de Emergencia del Reglamento Sanitario Internacional de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha acordado, en una reunión mantenida el pasado viernes, seguir considerando al coronavirus como una emergencia de salud pública de preocupación internacional y que no “está ni cerca de terminar”.

Esta decisión se debe a que los casos de coronavirus siguen incrementándose cada semana debido, en gran parte, a las subvariantes BA4 y BA5 de ómicron, así como por el levantamiento de las restricciones en muchas partes del mundo y la reducción en la realización de pruebas diagnósticas.

“La covid-19 no ha terminado. Nos encontramos en una mejor posición que al inicio de la pandemia, pero el virus sigue corriendo a sus anchas en los países. Me preocupa que las muertes sigan en una tendencia al alza”, ha dicho el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

De hecho, el aumento de casos también se está traduciendo en una presión sobre los sistemas sanitarios. Asimismo, el organismo ha señalado que tanto la trayectoria de la evolución viral como las características de las variantes emergentes del virus siguen siendo “inciertas e impredecibles”, por lo que ha abogado por incluir la vigilancia del COVID-19 en los sistemas de vigilancia de otros patógenos respiratorios.

“Los sublinajes son unas variantes de preocupación porque están aumentando su presencia en las últimas cuatro semanas. Cuanto más circula el virus, más oportunidad tiene de mutar”, ha detallado la epidemióloga líder de la OMS, Maria Van Kerkhove.

Menor cobertura

Los expertos que forman el comité, presidido por el médico francés Didier Houssin, lamentaron en este sentido “la reducción en la cobertura y en la calidad de la vigilancia”, que se traduce entre otras cosas en un menor envío de secuenciaciones genómicas de casos de covid en todas las regiones.

“Ello impide evaluar qué variantes del virus están circulando, lo que supone una menor capacidad para interpretar tendencias en la transmisión y para ajustar las medidas sanitarias públicas”, indicaron los expertos.

Incluso con este menor control de la pandemia, en las dos últimas semanas se ha reportado un aumento del 30% en los casos de covid a nivel global, a causa principalmente de los sublinajes BA.4 y BA.5 de la variante ómicron, indicó el comité, que se reunió durante tres horas y media el pasado 8 de julio.

La dinámica de la covid continúa siendo “impredecible”, afirmaron los miembros del comité, que recomendaron mantener medidas para intentar reducir la transmisión del virus SARS-CoV-2 causante de la covid.

Sugirieron además medidas para recuperar niveles de vigilancia anteriores, que podrían incluir una mejor integración en los datos nacionales de los resultados de las pruebas de autotest que muchos ciudadanos se practican actualmente, en sustitución de las pruebas PCR o los tests de antígenos.