INTERNACIONAL
01/07/2021 15:12 CEST | Actualizado 01/07/2021 15:32 CEST

La OMS teme una nueva ola en Europa después de subir los casos por primera vez en 10 semanas

La variante Delta, principal culpable del repunte del coronavirus en el continente.

Europa Press News via Europa Press via Getty Images
Decenas de turistas llegan a Menorca desde Reino Unido

Europa, en riesgo por la variante delta y las relajaciones masivas de medidas anti covid. Es el llamamiento de urgencia que ha hecho la OMS después de comprobar que los casos han vuelto a subir en todo el continente después de diez semanas, casi tres meses a la baja. 

El organismo va más allá y teme que se pueda vivir una nueva ola, para algunos la cuarta y para otros la quinta, de aquí a otoño si no se mantienen las medidas sanitarias y los cuidados individuales.

La subida del 10% en los casos registrada la semana pasada era esperada por el levantamiento de las restricciones, pero debe servir de advertencia, señaló en rueda de prensa el jefe de OMS-Europa, Hans Kluge, que habló también de “aprender la lección” de lo ocurrido el pasado verano, cuando la segunda ola golpeó con más fuerza a muchos países que la primera.


La OMS considera que se dan las tres condiciones necesarias para que haya una nueva ola: nuevas variantes (en especial la Delta), déficit en vacunación y un contacto social creciente. “Habrá una nueva ola en Europa a menos que seamos disciplinados, más aún cuando ahora hay menos reglas, y que todos nos vacunemos sin dudarlo cuando sea nuestro turno”. “Por decirlo de forma simple: más contagio, más variantes; menos contagio, menos variantes”, añadió Kluge.

La vacuna protege contra ‘Delta’, pero si se ponen las dos dosis

La responsable de Emergencias de OMS-Europa, Catherine Smallwood, habló de que la región está ante “una ventana de oportunidades”, porque en muchos países el contagio se mantiene a niveles bajos, si bien en algunos pocos hay récord de hospitalizaciones y muertes.

“No se deberían relajar las medidas sociales en un contexto de creciente contagio. Pero si se hace, hay que reforzar las medidas sanitarias”, afirmó Smallwood, que mencionó, entre otras, hacer más test y más rastreo de contactos, y “vacunar, vacunar, vacunar”.


La media de cobertura de la vacuna (dos dosis) en la región europea (que incluye a 53 países, entre ellos Rusia y alguna exrepública soviética) es solo del 24%, y la mitad de la población de mayor edad y el 40 % del personal sanitario siguen sin estar protegidos, resaltó la OMS. 

“Con estas cifras, la pandemia no se ha acabado de ninguna manera. Y sería un error que cualquiera, ciudadanos y políticos, asumiera que sí se ha acabado”, dijo Kluge, subrayando que la Unión Europea no se puede sentir “a salvo” mientras no lo estén los países de su entorno.

Existe evidencia científica de que los preparados de Pfizer/BioNTech y de AstraZeneca funcionan contra la variante Delta, aunque la protección se reduce con solo una dosis. Con dos, en cambio, es “excelente”, explicó Smallwood.

NUEVOS TIEMPOS