La ONU cree que Rusia traslada a la fuerza a niños ucranianos para darlos en adopción

Y destaca que está ocultando estos movimientos de niños para evitar así futuras reunificaciones familiares.
Antonina, de 9 años, mira a través de una ventana de su escuela, en el sur de Ucrania.
Antonina, de 9 años, mira a través de una ventana de su escuela, en el sur de Ucrania.
DIMITAR DILKOFF via AFP via Getty Images

La Oficina de Derechos Humanos de la ONU (OHCHR) ha dicho este miércoles disponer de “acusaciones creíbles” de que Rusia está procediendo a “traslados forzosos” de niños ucranianos no acompañados a su territorio y poniéndolos en disposición de familias rusas para la adopción.

La denuncia ha sido formulada por la jefa de la oficina, Ilze Brands, ante el Consejo de Seguridad de la ONU, quien ha asegurado sospechar que Rusia ha puesto en práctica “un procedimiento abreviado para dar la ciudadanía rusa a niños sin acompañamiento paterno”.

Esos niños, ha añadido, “serían aptos para darlos en adopción a familias rusas”, ha advertido, antes de recordar que la Cuarta Convención de Ginebra, firmada por Rusia, prohíbe estos “cambios de estatus infantil, incluida la nacionalidad”.

Brands ha resaltado que Rusia está ocultando estos movimientos de niños —a veces a los territorios ucranianos controlados por el ejército ruso, otras al propio territorio de la Federación Rusa— para evitar así futuras reunificaciones familiares.

Más de 1.000 niños

El pasado 25 de agosto, el Instituto de Estudios de la Guerra de Estados Unidos denunció que Rusia había trasladado a más de 1.000 niños ucranianos a su territorio para su adopción por parte de familias rusas

Esa institución privada norteamericana, cuyos expertos analizan diversos factores de la invasión rusa de Ucrania, aseguró entonces haber tenido acceso a una publicación del Gobierno de Moscú, ahora eliminada, en la que se habla de este programa de adopción de menores ucranianos.

La publicación pertenece, según el ISW, a los servicios de administración de la infancia de la región rusa de Krasnodar, según la cual las autoridades rusas han trasladado a más de 1.000 menores desde Mariúpol, en Ucrania, a ciudades del país vecino como Tyumen, Irkutsk, Kemerov y Altay Krai, donde las familias rusas los adoptaron.

Morir en Ucrania siendo niño