INTERNACIONAL
16/08/2019 13:59 CEST | Actualizado 16/08/2019 18:53 CEST

Open Arms asegura que "la situación es muy crítica" y reclama un desembarco ya

La ONG española reconoce que "hay mucha agitación a bordo"

La ONG española Open Arms ha reconocido que los 134 migrantes que quedan a bordo de la embarcación, en aguas italianas frente a las costas de Lampedusa, están muy nerviosos y, por eso, cada vez resulta más difícil mantener la situación bajo control.

“La situación es muy crítica”, ha subrayado la portavoz de la ONG española Open Arms en Italia, Veronica Alfonsi, que ha reclamado una solución con urgencia tras 15 días esperando “aislados” una solución: “Esto no es tolerable”, se ha quejado. 

En las últimas horas han sido evacuados de urgencia 13 personas, al menos cinco de ellas por causas psicológicas. “Resulta urgente y necesario solicitar la intervención inmediata por parte de las autoridades competentes”, alerta un informe médico que ha realizado la ONG Emergency, que ha subido al barco. 

El informe lo firma el psicólogo italiano Alessandro Dibenedetto y especifica que a bordo hay 28 menores, de entre 16 y 17 años, procedentes de Eritrea, Sudán, Nigeria, Chad, Egipto, Gambia y Mali. En el documento se indica que todos los menores, especialmente los que no van acompañados por un familiar o tutor, deben ser evacuados con urgencia para recibir apoyo legal, lingüístico y cultural, así como la asistencia psicológica que necesiten. 

El Open Armns aboga por el desembarco urgente “para evitar el empeoramiento de su ya precario estado psicológico”. 

“Es muy difícil mantener la situación bajo control. Las personas que todavía están dentro ven cómo ha habido otros que han sido evacuados y ellos no, y esto genera mucha agitación. Además, tienen miedo de que no sean acogidos y sean deportados a Libia”, abunda Alfonsi. 

Open Arms pide que las autoridades italianas les permitan desembarcar para que todos los rescatados puedan recibir asistencia médica y psicológica.  De los 134 migrantes a bordo, “hay todavía 29 menores, aunque los más pequeños ya han bajado a tierra”. 

El ‘no’ de Salvini

Open Arms espera un puerto seguro desde el 1 de agosto y desde el 14 de agosto se encuentra en aguas italianas, después de que la Justicia de este país cancelara la prohibición firmada por su ministro del Interior, Matteo Salvini, y le permitiera dejar atrás las aguas internacionales

El líder ultraderechista, sin embargo, no autoriza el desembarco de las personas y estas siguen bloqueadas a poca distancia de Lampedusa. En una nota, Salvini ha afirmado este viernes que los 13 migrantes evacuadosestaban bien y solo uno de ellos tenía una otitis. “Nos encontramos frente a la enésima tomadura de pelo de la ONG española Open Arms, que durante días ha vagado en el Mediterráneo con el objetivo de rescatar al mayor número de personas posible para llevarlas solo a Italia”, ha dicho. 

La ministra española de Defensa, Margarita Robles, ha calificado de “muy lamentable” la actitud de Salvini. “Nadie puede dar lecciones de solidaridad ni generosidad” al Ejecutivo español, que no va a aceptar de otros gobiernos que hagan “ningún tipo de crítica demagógica con algo tan importante como son las vidas humanas”, resaltó la ministra en declaraciones a la prensa.

El presidente del Parlamento Europeo (PE), David Sassoli, ha reclamado a las autoridades italianas que permitan al Open Arms desembarcar en un puerto “hoy mismo” por la situación “dramática”. “Hoy mi oficina ha entrado en contacto con el capitán de la operación Open Arms quien nos ha descrito condiciones al límite de lo soportable. La situación se ha convertido en dramática”, indica Sassoli en un comunicado.

El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, anunció el domingo que los Gobiernos de España, Francia, Alemania, Rumanía, Portugal y Luxemburgo le han transmitido su disponibilidad para acoger a una parte de los inmigrantes rescatados por el Open Arms. 

Desde España, fuentes del Gobierno confirmaron su disposición a participar en un “reparto equilibrado” de estas personas, y añadieron que el Ejecutivo trabaja con la Comisión Europea y otros países miembros de la Unión Europea para lograr una solución común, “europea, ordenada y solidaria”. 

Investigación por secuestro

Este mismo viernes, además, la Fiscalía italiana ha abierto una investigación por secuestro de personas en el Open Arms después de recibir una declaración formal los abogados del barco.

En los últimos días, también había abierto otra con la hipótesis de delito de incitación a la inmigración ilegal, que sigue en curso.

Precisamente fue esa misma fiscalía la que abrió una investigación en agosto de 2018 contra el ministro del Interior de Italia, Matteo Salvini, por los delitos de secuestro, arresto ilegal y abuso de poder después de haber retenido durante cinco días a más de un centenar de inmigrantes en Catania. 

Photo gallery El Open Arms, esperando el desembarco en Lampedusa See Gallery

PULEVA PARA EL HUFFPOST