NOTICIAS
24/09/2019 09:45 CEST | Actualizado 24/09/2019 14:09 CEST

La jueza ordena el registro de la sede y de inmuebles propiedad de Magrudis

Como presunta responsable del brote de listeriosis decretado el pasado 15 de agosto

EFE
Nave de la empresa Magrudis.

La titular del juzgado de instrucción número 10 de Sevilla, que investiga la causa abierta contra Magrudis como presunta responsable del brote de listeriosis decretado el pasado 15 de agosto, ha ordenado el registro de varios inmuebles propiedad de la empresa.

Fuentes judiciales han confirmado que esta mañana se ha ordenado “la práctica de varias entradas y registros en distintos inmuebles”, que se están realizando en la sede principal de la empresa y en los domicilios particulares de los responsables de la misma.

Los registros son desarrollados por efectivos de la Unidad Central Operativa del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil, encargado de medio ambiente y consumo.

Los agentes que participan llegaron anoche de Madrid y a primera hora de la mañana han comenzado a actuar, dirigiéndose en primer lugar al domicilio del administrador de la empresa, Sandro José Marín Rodríguez, al que han pedido que colabore de forma voluntaria, han indicado a Efe fuentes de la investigación.

Los agentes están buscando documentación de todo tipo, tanto en soporte electrónico como en papel, entre otros efectos por orden de la jueza, que tiene levantadas sobre las actuaciones el secreto de sumario.

Declaración de cinco implicados

La Guardia Civil tomará a lo largo del día de hoy declaración a cinco personas relacionadas con la empresa Magrudis, entre ellos al gerente y a sus dos hijos, tras los registros ordenados por el juzgado de instrucción 10 de Sevilla, que investiga el brote de listeriosis detectado en agosto.

Según han informado a Efe fuentes de la investigación, tres de ellos están declarando en dependencias de la Guardia Civil y otros dos lo harán tras presenciar los registros que quedan pendientes. En los cinco casos, los investigadores decidirán si los ponen en libertad o pasan a disposición judicial.

Tres de los cinco implicados son el gerente de la empresa, José Antonio Marín, y sus dos hijos, uno de ellos el administrador y socio único, Sandro José Marín Rodríguez, según las fuentes.

Este último está presente en los registros de inmuebles ordenados por la jueza Pilar Ordóñez, quien asiste también junto al secretario judicial.

Según ha podido comprobar Efe, Marín Rodríguez se encuentra desde pasadas las 12:15 horas en la nave industrial de Magrudis en Sevilla, a la que ha llegado flanqueado por varios agentes de la Guardia Civil, que está realizando registros por orden del juzgado 10 de Sevilla.

Responsables del brote

A primera hora de la mañana, la titular de este juzgado, que investiga la causa abierta contra Magrudis como presunta responsable del brote de listeriosis decretado el pasado 15 de agosto, ha ordenado el registro de varios inmuebles propiedad de la empresa, entre ellas la nave industrial, ubicada en el Polígono el Pino.

En dicha nave se encuentran desde primeras horas agentes de la Unidad Central Operativa del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil, encargados de medio ambiente y consumo, y frente a las puertas hay una gran expectación mediática, con más de una docena de cámaras de televisión y otras tantas de fotógrafos y redactores.

La nave se encuentra precintada y alrededor de las 12:15 horas ha llegado el administrador único -junto a otra persona de la empresa- rodeado de más de una docena de agentes y ha permanecido dentro de la misma durante más de una hora, según ha podido presenciar Efe. 

La Junta, personada

El pasado 19 de septiembre, el consejero andaluz de Salud y Familias, Jesús Aguirre, anunció que la Junta de Andalucía se había personado en el juzgado como acusación particular contra Magrudis SL por el brote de listeriosis causado por la carne mechada que la empresa vende bajo la marca “La Mechá”.

Previamente, la jueza admitía a trámite la querella presentada por FACUA-Consumidores en Acción contra Magrudis, su administrador y socio único, Sandro José Marín Rodríguez, y el padre, que aparece como gerente de la empresa, José Antonio Marín Ponce.

En el auto, la magistrada señala que los hechos denunciados pueden ser constitutivos de delitos contra la salud pública y lesiones.

Lo sabían desde febrero

Un laboratorio sevillano comunicó a la empresa Magrudis que una muestra de su carne mechada había dado positivo en listeria el pasado 22 de febrero, meses antes de que la Junta de Andalucía decretase la alerta sanitaria el 15 de agosto, por lo que ha remitido ese informe al juzgado que investiga el caso.

Magrudis envió dos muestras a Laboratorios Microal el 18 de febrero y cuatro días más tarde recibió los resultados de las pruebas, que dieron positivo en un caso y negativo en el otro, según ha confirmado a Efe el gerente de la empresa de control de calidad e investigación especializada en el sector agroalimentario y medioambiental, Mariano Barroso.

Microal comunicó a la empresa que había listeria, pero “no de cuánta cantidad”, ya que “para eso hay que hacer otra analítica” y Magrudis no la encargó, explica Barroso, quien también aclara que ellos no tenían obligación de informar a las autoridades porque en su trabajo “no es raro encontrar bacterias”.

“El problema es la cantidad. El límite legal es de 100 unidades formadoras de colonia (UFC) por gramo. Según lo que dice el laboratorio del Ayuntamiento, yo nunca he visto una contaminación así en la vida”, afirma el gerente de Microal, una empresa fundada en 1983.