Operación Forth Bridge: así se dirá adiós a Felipe de Edimburgo

Todo lo que ocurrirá en los próximos días.
El duque de Edimburgo sonriendo en un acto en la Abadía de Westminster en Londres en noviembre de 2012.
Olivia Harris / GTRES
El duque de Edimburgo sonriendo en un acto en la Abadía de Westminster en Londres en noviembre de 2012.

El día que muera la reina de Inglaterra se pondrá en marcha la conocida como Operación Puente de Londres, un plan diseñado desde hace décadas qué define todo el protocolo que se seguirá desde el momento de su fallecimiento y cómo poner en marcha la maquinaria de su sucesión.

Para el resto de miembros de la familia también hay operativos diseñados, y también con nombres de puentes, un nombre elegido por el simbolismo entre la unión entre esta vida y la siguiente.

El de su hijo Carlos se llama Menai Bridge y el de Diana de Gales fue bautizado como Tay Bridge, porque por el poco tiempo que hubo para su preparación se tomó como referencia el que ya estaba preparado para la reina madre Isabel, con ese mismo nombre.

La del duque de Edimburgo, fallecido este viernes, se denomina Forth Bridge y, según ella, esto es todo lo que ocurrirá en los próximos días.

Los pasos más inmediatos

El llamado Lord Chamberlain, miembro oficial de la Casa Real, y el primer ministro británico, Boris Johnson, debe consultar a la reina Isabel II sobre sus deseos específicos acerca del funeral.

Como marido de la reina Isabel II, el príncipe Felipe tiene derecho a un funeral de Estado, pero él había manifestado su deseo de que fuera menos ostentoso, de estilo militar y que se celebre en la capilla de San Jorge del castillo de Windsor.

También había pedido ser enterrado en los jardines de la casa Frogmore, cerca del castillo de Windsor, donde están los restos de la reina Victoria y el marido de ésta, el príncipe Alberto.

“Descansará” en Windsor hasta el funeral

Su cuerpo “descansará” en el castillo de Windsor, la residencia de la familia real cerca de Londres, hasta que se celebre su funeral en la adyacente capilla de San Jorge, ha informado la institución heráldica College of Arms.

Esta entidad, fundada en 1484 e integrada por miembros de la institución monárquica, indicó en un comunicado que la fecha y los detalles de la ceremonia, que podría tardar varios días, serán difundidos a su debido tiempo por el palacio de Buckingham.

College of Arms subraya que, debido a la pandemia, se pide a la ciudadanía que “no asista o participe en ningún evento” relacionado con el funeral o entierro, un llamamiento secundado por el Gobierno, que requiere que no se depositen ofrendas de flores enfrente de los palacios. De hecho, la familia real ha pedido que en lugar de los tributos florales quien se considere destinar ese dinero a la caridad.

Así, no habrá un velatorio público, sino que Felipe será velado en privado en el castillo de Windsor en línea con “la tradición” para un miembro de su rango y “con sus deseos”.

La abadía de Westminster, donde Felipe se casó con la entonces princesa Isabel el 20 de noviembre de 1947 y celebró posteriores aniversarios, ha anunciado que tocará 99 campanadas (una cada 60 segundos) a partir de las 17:00 horas GMT de este viernes en tributo al fallecido.

Periodo de duelo

El Reino Unido empieza un periodo de duelo nacional, que durará hasta el día del funeral.

Todas las banderas ondearán a media asta durante los días de luto, mientras que los diputados llevarán una banda negra en el brazo y, en el caso de los parlamentarios varones, corbata negra.

Durante el duelo, la reina no tendrá compromisos oficiales, lo que implicará que no se aprobarán leyes.

¿Qué ocurre con la línea de sucesión?

La línea de sucesión a la corona británica no resulta modificada ya que el duque de Edimburgo no forma parte de ella. El príncipe Carlos, hijo mayor de Isabel II, es el heredero al trono.

Los títulos del príncipe Felipe serán heredados por Carlos, su primogénito.

La vida de Felipe de Edimburgo, en imágenes