POLÍTICA
07/09/2020 16:55 CEST

Todas las claves sobre la operación Kitchen

La investigación sobre el espionaje a Bárcenas por parte del Gobierno de Rajoy para destruir pruebas.

GTRESONLINE
Luis Bárcenas

Cada día se conoce más sobre la operación Kitchen, un entramado parapolicial que supuestamente montó el Gobierno de Mariano Rajoy para espiar a la familia de Luis Bárcenas y eliminar documentos de Luis Bárcenas que pudieran incriminar a dirigentes del Partido Popular.

¿Qué es la operación Kitchen?

El juez Manuel García Castellón de la Audiencia Nacional investiga el presunto espionaje al extesorero del PP Luis Bárcenas por parte del Ministerio del Interior en la época de Jorge Fernández Díaz y del Partido Popular para ocultar documentos relacionados con dirigentes de ese partido.

Es una pieza derivada (la número siete) del caso Villarejo que tiene entre manos la Audiencia Nacional. Según el juez, este encargo de espionaje se habría llevado a efecto al menos desde 2013 hasta 2015 y consistiría en la captación y la manipulación como colaborador-informante de la Policía de Sergio Ríos Esgueva, conductor de Rosalía Iglesias, esposa de Luis Bárcenas.

“El objetivo de dicha misión podría ser, aparentemente, la obtención por medio de dicho colaborador, en cuanto persona de la máxima confianza del matrimonio, de información concreta sobre el lugar en el que Luis Bárcenas y su esposa ocultarían material documental comprometedor para altos dirigentes del Partido Popular”, ha sostenido el magistrado en un auto.

El juez sospecha que el conductor robaría este documental para que no llegara a los tribunales sobre la financiación irregular del Partido Popular. García Castellón habla de un “operativo parapolicial”, cuyos responsables serían “órganos superiores” y “directivos” de la Administración General del Estado.

¿Cómo se conoció el caso?

El origen está en un pendrive encontrado por los investigadores en el domicilio del excomisario Villarejo en el que habla de un “operativo policial denominado Kitchen o Cocina, el cual tendría por objeto la localización de documentos, así como el descubrimiento de actividad de interés policial-judicial, relacionada con la actividad del extesorero del PP”. 

¿Quiénes estaban detrás? ¿Quiénes están imputados?

Hasta el momento, el principal político imputado es el ex ‘número dos’ de Jorge Fernández Díaz, Francisco Martínez, al que se investiga por ser el que supuestamente autorizó el pago de los fondos reservados durante la operación Kitchen.

Durante la investigación, se han encontrado indicios de la existencia de un operativo que actuaba fuera de la ley para localizar documentos y archivos que resultarían comprometedores para determinados dirigentes del PP. Ahora se busca a los responsables. El juez también ha imputado por esta pieza a la cúpula policial de aquella época, empezando por el director operativo adjunto de entonces, Eugenio Pino. Además, están siendo investigados los entonces inspectores jefe José Ángel Fuentes Gago y Bonifacio Díaz Sevillano, además del que fuera jefe de la Unidad de Asuntos Internos, Marcelino Martín-Blas.

El chófer de Bárcenas también está imputado y, según la investigación, cobró 48.000 euros de los fondos reservados por su labor como confidente.

¿En qué situación están Fernández Díaz y María Dolores de Cospedal?

Ahora la Fiscalía Anticorrupción apunta más alto y ha pedido que se impute a los exministros del PP Jorge Fernández Díaz y María Dolores de Cospedal, además de al marido de ella, el empresario Ignacio López del Hierro.

Unos sms de Fernández Díaz lo han puesto al borde de la investigación. El exministro envió varios mensajes a su ‘número dos’, Francisco Martínez, en los que facilitaba el nombre del hombre que trabajaba como chófer de la esposa de Bárcenas. “Chófer B: Sergio Javier Ríos Esgueva (ahora hace esa función con la mujer). Es importante”, señala uno de los SMS, enviado el 13 de julio de 2013, unas 48 horas antes de que el extesorero declarara ante la Audiencia Nacional y confirmara la financiación irregular del PP durante décadas.

Unos días después, Fernández Díaz pidió al secretario de Estado de Seguridad que se coordinara con el CNI (Centro Nacional de Inteligencia) para cooperar en el espionaje a Bárcenas. Martínez replicó entonces que le facilitara el “contacto Cecilio”, una manera para referirse a los servicios de inteligencia. Fue entonces cuando el responsable de la cartera de Interior le contestó que le daría más información “después del Consejo [de Ministros]. 

¿Pagó Interior partidas de los fondos reservados durante Kitchen?

El propio Ministerio del Interior informaba a finales de 2018 de que se habían hallado evidencias de la llamada Operación Kitchen tales como la participación en ese operativo de policías y confidentes, algunos pagados con fondos reservados.

“De los indicios recopilados hasta el momento, se conoce que en dicha operación han participado funcionarios adscritos a la sazón (años 2013 a 2015 aproximadamente) a la Dirección Adjunta Operativa del CNP así como a la Comisaría General de Información, existiendo la constancia de colaboradores o informadores, alguno de los cuales recibía una remuneración periódica a cambio de la información facilitada”, indicaba Interior en un informe.

 

Photo gallery Bárcenas en prisión, en las portadas See Gallery