TENDENCIAS
15/11/2019 10:57 CET

Opiniones en internet, ¿son de fiar?

Opiniones en Internet

Se dice que las opiniones son como el culo, que todo el mundo tiene una. Y todas ellas, por su propia naturaleza, son totalmente subjetivas de la persona que las expresa, lo que siempre las ha colocado en un lugar secundario respecto a los hechos a la hora de valorarlas.

Pues bien, internet, debido a la libertad de publicación que ofrece, algo nunca visto en la historia de la humanidad, se ha convertido en la casa de las opiniones. Donde todo el mundo puede opinar y encontrar opiniones de todos los gustos.

Pero ¿son de fiar? ¿Hay que hacerles caso? Pues como ocurre en la vida, en este caso también depende de varios factores que hay que analizar.

- ¿Quién expresa esas opiniones?

- ¿Cómo filtrar opiniones?

- ¿Qué tipo de opiniones son?

¿Quién expresa esas opiniones?

La principal referencia de una opinión viene de quién la da. Si es un experto que está hablando del tema del que él es experto, esa opinión tendrá mucho más valor que la de una persona que no sea experta en ello.

Esto es una obviedad, pero muchas veces se olvida a la hora de seguir la opinión de alguien. Se piensa que por ser famosa tendrá más valor y esto no es así. El valor se lo da los conocimientos de esa persona, no si es más conocida o si tiene más followers.

Así, se leen críticas, experiencias y comparaciones de casinos online, de juegos, de televisiones, de ordenadores, etc. Y en todas ellas hay que intentar saber si el que las escribe tiene suficientes conocimientos sobre lo que habla para poder confiar en él o no.

¿Cómo filtrar opiniones?

Parece fácil, ¿no? Es decir, basta con saber quién escribe y qué conocimientos tiene…Pero claro, esto es lo difícil. Filtrar aquellas webs o sites donde se escriben reseñas intentando saber si quien las escribe lo hace porque sabe de ello o si tiene otros objetivos, mas comerciales o de propaganda.

Por eso recomendamos que a la hora de mirar una reseña de cualquier producto o alguna opinión que os interese, indaguéis más sobre la web, para saber exactamente qué tipo de página es.

Y si tenéis conocimientos sobre un tema en especial, lo mejor es buscarlos en esa web y ver cómo tratan ese tema en particular. Si lo hacen bien, se supone que lo harán bien en otras temáticas.

¿Qué tipo de opiniones son?

 

Pixabay
Emoticonos

También hay que tener en cuenta a la hora de definir bien si merece la pena seguir esos consejos, sean cuáles sean, qué tipo de opiniones son y si están basadas en hechos demostrables.

Pero aquí volvemos a tener el problema de antes. ¿Cómo conseguir filtrar las buenas de las malas sin tener que perder mucho tiempo en verificar cada una de las aportaciones que hace el análisis o la opinión?

Precisamente por ello, por esta falta de tiempo para conseguir saber realmente si es de fiar una opinión, muchos lectores directamente defienden ser escépticos ante cualquier opinión vertida en la web.

Y quizá esta sea la forma más fácil y correcta de tomarse las opiniones en internet. Si se es escéptico siempre se intentará buscar información por otros métodos sin creerse nada porque lo diga alguien en cualquier página. Aunque evidentemente, esto cuesta tiempo y solo es posible hacerlo ante temas que interesen personalmente mucho a una persona en ese momento.

Ante cosas más mundanas, que no necesariamente tienen una importancia capital en el día a día, basta con confiar en páginas que ya se conocen de otras veces y que normalmente no defraudan. De estas hay muchas, que hacen muy bien su trabajo y que se han ganado una buena reputación.

Por tanto, ¿son de fiar las opiniones en internet? Pues depende, ya que como ocurre en otros ámbitos, el medio en el que se hagan no implica absolutamente nada. Internet es un medio, nada más, no algo que lleve a las opiniones a ser más fiables o menos fiables.