POLÍTICA
26/05/2021 15:03 CEST

Así serán las oposiciones desde 2025: más cortas y menos memorieta

El ministro Iceta presenta las recomendaciones que deben reducir los tiempos de los procesos selectivos, agilizar la renovación laboral y atraer al talento joven.

Europa Press News via Getty Images
Una trabajadora de Correos, en la oficina de Cibeles, en Madrid. 

El ministro de Política Territorial y Función Pública, Miquel Iceta, ha presentado este miércoles las líneas generales de su nuevo modelo de oposiciones públicas a partir de 2025. Entre las novedades principales destacan que se eliminará una de las tres pruebas generales para la mayoría de las vacantes y se reducirá el tiempo de selección de funcionarios. Los procesos serán también menos memorísticos, con posibilidad de examinarse sin tener que ir a Madrid y sin prueba de inglés, salvo en los casos de diplomáticos. 

El objetivo, dice el ministro, es tratar de agilizar la renovación laboral en las administraciones y captar talento joven. En rueda de prensa, junto a la directora general de Función Pública, Isabel Borrel, ha explicado que todos los expertos coinciden en la necesidad de “reducir los procesos selectivos a la mitad de tiempo, reducir también las pruebas de memorización, potenciar las pruebas prácticas y también la promoción interna dentro de la Administración General del Estado.

Estas modificaciones -que puedes leer completas al final de esta noticia- tienen por ahora el rango de recomendaciones y que no afectarán a los procesos ya en curso, ni condicionarán directamente los procesos de selección de perfiles dependientes de las comunidades autónomas, como los maestros o los sanitarios. La intención de Iceta es que antes de fin de año, tras su evaluación por todos los ministerios y por la Comisión de Coordinación del Empleo Público, la comisión superior de personal apruebe el plan definitivo.

Entre las novedades contenidas en el documento “orientaciones para el cambio”, fruto del debate durante seis meses y la participación de 75 profesionales centrados en repensar el proceso de selección en la función pública, se recoge que en los procesos selectivos de cuerpos generales se reduzca el número de pruebas y la voluntad de reducir a la mitad el tiempo de los procesos de selección. “Se estaban produciendo procesos que se iban a un año e incluso a dos”, ha reconocido.

Para simplificar las pruebas selectivas, en los cuerpos de gestión se pasará de tres ejercicios a dos, “para agilizar y acortar el tiempo de decalaje para su incorporación”. “No se va a bajar la calidad de quienes se incorporen ni se van a producir amiguismos ni arbitrariedades”, ha remarcado Iceta. También se descentralizarán las oposiciones, que se celebrarán en al menos 19 ciudades más, y se tratarán de concentrar en un mismo día.

Asimismo, se buscará que las pruebas de idiomas se puedan sustituir por los certificados europeos de idiomas, salvo para las oposiciones más duras, como las del cuerpo diplomático,. “El nivel de idiomas no es el mismo que el de los diplomáticos, que en ese caso deberán pasar una prueba oral”, ha explicado.

Estas modificaciones se tratarán de incorporar en las 14 convocatorias de oposiciones a los cuerpos generales que prestan funciones en los subgrupos de gestión administrativa, técnico auxiliar y auxiliar (para gestión e informática), que se publican este viernes, y que suman 10.254 plazas, 3.200 de ellas de nuevo ingreso y 1.418 a estabilización de empleo temporal y 5.805 a promoción interna. A este respecto, se concentrará en el mismo día las pruebas previstas para los administrativos y técnicos de informática, ya que el segundo ejercicio obligaba a desplazarse de nuevo a Madrid. Se prevén los primeros ejercicios para estas pruebas en el mes de noviembre con una alta participación.

Se prevé, además, la publicación cada mes de enero del calendario de los procesos selectivos que la administración va a convocar ese año. Para el próximo año 2022 ya se prevé experimentar con un programa piloto de promoción interna más ágil y con los nuevos plazos. 

El ministro Iceta ha señalado finalmente que “hay plazas que quedan desiertas y determinados procesos selectivos se presenta poca gente porque se les exige mucho y se les va a pagar menos que en la empresa privada, por eso hemos de acompasar nuestras demandas”.