TENDENCIAS
05/09/2019 10:31 CEST | Actualizado 05/09/2019 12:43 CEST

Otras 11 mujeres acusan de acoso sexual al tenor Plácido Domingo

Una ha dado la cara.

NurPhoto via Getty Images
El tenor Plácido Domingo el 15 de julio de 2019 en Madrid.

Ya son 20 mujeres las que han denunciado al tenor Plácido Domingo por supuesto acoso sexual. A las nueve que lo hicieron el pasado 13 de agosto —ocho cantantes y una bailarina—, se suman este jueves otras 11, que han detallado el supuesto comportamiento abusivo del tenor en una nueva investigación de la agencia The Associated Press. Todas aseguran que los hechos se produjeron a lo largo de tres décadas a partir de finales de los 80 y que en ocasiones fueron en compañías en las que Domingo ocupaba puestos de alta dirección.

De esos nuevos testimonios sola uno ha dado la cara, la cantante Angela Turner Wilson, que trabajó con el tenor en la obra Le Cid de Jules Massene, representada en la Ópera de Washington durante la temporada 1999-2000. En esa época Domingo era director artístico de esa entidad. Las otras 10 han preferido seguir en el anonimato porque todavía continúan en activo en la música clásica y temen represalias.

Según Turner Wilson, el madrileño entró en su camerino antes de una actuación y realizó varios tocamientos, un comportamiento que la dejó “atónita” y “humillada”. Su voz se une a la de la mezzosoprano Patricia Wulf, la única de las denunciantes del 13 de agosto que dio la cara.

Las otras diez hablan de “tocamientos no deseados, solicitudes persistentes de reuniones privadas, llamadas telefónicas nocturnas e intentos repentinos de besarlas en los labios”.

En esta línea, Melinda McLain, coordinadora de producción en la Ópera de Los Angeles para las temporadas inaugurales entre 1986-1987 y que también trabajó en Houston Grand Opera con Domingo, ha señalado que en aquella época se aseguró de no juntar a Domingo en salas de ensayo solo con jóvenes cantantes, incluso cuando él mismo lo solicitaba.

Con estos “elaborados planes” mantenían al tenor alejado de ciertas cantantes, al tiempo que también intentaban invitar a la esposa del tenor, Marta Ornelas, para asistir a fiestas porque de ese modo ”él se comportaba”.

Empleados de la zona entre bastidores se esforzaban por proteger a las jóvenes artistas ante las actitudes de Domingo

En la nueva denuncia, varios empleados de la zona entre bastidores de los teatros describieron cómo se esforzaban por proteger a las jóvenes artistas ante las actitudes de Domingo, en lo que parecía ser un secreto a voces.

Por otra parte, el barítono Robert Gardner ha confirmado haber sido testigo del comportamiento de Domingo con Patricia Wulf (la primera denunciante en dar la cara) y ha manifestado estar sorprendido de que el comportamiento de la estrella no se hubiera hecho público antes. Tal y como ha señalado, el tenor español se acercaba a ella en las salas de ensayo y todas las noches le preguntaba: “Patricia, ¿tienes que ir a casa esta noche?”.

Medidas desde Estados Unidos

Al hilo de esta nueva información, la agencia EFE se ha puesto en contacto con los representantes de Domingo en Estados Unidos y con la Ópera de Los Ángeles, que él mismo dirige desde 2003, aunque no ha recibido respuesta sobre las nuevas acusaciones.

El pasado 20 de agosto, fuentes de la institución cultural confirmaron a la agencia que habían designado a una abogada para que investigue las acusaciones “de forma independiente y exhaustiva”. En ese momento las denunciantes eran ‘sólo’ ocho cantantes y una bailarina.

“La Ópera de Los Ángeles ha contratado los servicios de la abogada Debra Wong Yang, del bufete Gibson, Dunn & Crutcher, quien comenzará su investigación de inmediato”, afirmó un representante de la institución, que no ha vuelto a ofrecer más detalles públicos sobre las pesquisas.

Esta institución no es la única organización musical que ha reaccionado a las acusaciones contra Domingo. Tanto la Orquesta de Filadelfia como la Ópera de San Francisco cancelaron las actuaciones del tenor previstas en su programación, una de ellas como la gran inauguración de la nueva temporada.

Todo sigue igual en Europa

Sin embargo, el Teatro Real de Madrid confirmó la actuación prevista de Domingo para el próximo mes de mayo con La Traviata y ha reiterado su “admiración y reconocimiento” al tenor español.

El coliseo madrileño consideró que “las acusaciones que se vierten sobre este tipo de comportamientos, dadas sus consecuencias, tienen que estar fundadas y ser probadas en las instancias que corresponden”. 

En su primera aparición en público tras la tormenta desatada por estas acusaciones, el pasado 25 de agosto en el Festival de Salzburgo, Domingo fue recibido con ovaciones y prolongados aplausos.

Otros teatros europeos como La Scala de Milán (Italia), la Royal Opera House de Londres y la Ópera de Viena también mantienen sus citas con Domingo alegando su presunción de inocencia.

Por su parte, la organización de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 explicó la semana pasada que sigue de cerca la evolución de las acusaciones de acoso sexual contra Domingo, quien tiene previsto actuar en Japón la próxima primavera en un evento previo a la cita deportiva.

Las palabras de Domingo

Plácido Domingo no se ha pronunciado sobre esta segunda acusación, aunque sí lo hizo al conocerse la primera denuncia. 

“Las acusaciones de estos individuos no identificados que datan de hasta 30 años son profundamente preocupantes y, como se presenta, inexactas”, aseguró el tenor entonces. “Aun así, es doloroso escuchar que puede haber molestado a alguien o haberlos hecho sentir incómodos, no importa cuánto tiempo hace ya, a pesar de mis mejores intenciones. Creía que todas mis interacciones y relaciones siempre eran bienvenidas y consensuadas”, añadió.

Además, algunas compañeras de profesión, como Pilar Jurado, Ainhoa Arteta, Davinia Rodríguez o Paloma San Basilio salieron en defensa del cantante.

ESPACIO ECO