POLÍTICA
24/04/2021 15:04 CEST

Iglesias resta valor a su gesto y dice que el cambio vino de las redes sociales

"Cientos de miles de personas dijeron que la democracia está en peligro", asegura.

EL HUFFPOST
Pablo Iglesias durante un acto de Unidas Podemos en Madrid.

Pablo Iglesias, candidato de Unidas Podemos a las elecciones del 4 de mayo en Madrid, ha puesto en valor la reacción de la gente tras su marcha del debate de la SER después de que la candidata de la ultraderecha dudara de las amenazas de muerte que ha recibido. 

Lo ha hecho en un acto en el que ha tratado de restar valor a su gesto, levantándose de la silla y reclamando a la SER que no permitiera la presencia de la candidata ultra, Rocío Monasterio, tras sus palabras sobre Iglesias y el resto de amenazados. 

“Lo que pasó ayer no tiene que ver con lo que nosotros hicimos”, ha dicho Iglesias, “lo que lo cambió todo fue la actitud de cientos de miles de personas en las redes sociales que dijeron efectivamente la democracia está en peligro”.

El candidato de Unidas Podemos ha explicado que, en el receso del debate, los “asesores” de PSOE y Más Madrid entraron al estudio y les dijeron a sus candidatos “tendríais que estar viendo lo que está diciendo la gente, hay que salir de aquí, irse de aquí, no porque se haya ido Pablo Iglesias, sino porque la gente está diciendo que está en peligro la democracia y no se puede seguir estando sentado en una mesa con el fascismo y la ultraderecha”.

Iglesias ha insistido en que el cambio que se ha producido en la campaña, tanto mediáticamente como políticamente, fue “porque cientos de miles de personas estaban diciendo que fascismo no compatible con democracia y que no se puede tratar con normalidad a una fuerza política ultraderechista y fascista como Vox”. “Por la gente, no por mí”, ha rematado.

Sirvió para que se viera lo que piensan cientos de miles de personas en este país, para que vieran que lo que se vota el 4 de mayo es entre fascismo y democraciaPablo Iglesias.

El líder de la formación morada y candidato para el 4-M asegura que ya advirtieron del peligro de la ultraderecha en la campaña de las elecciones andaluzas hace dos años “cuando dijimos alerta antifascista” pero que hubo mucha gente que se les “echaron encima” y “no lo comprendieron”. “Ahora sí”, afirma. 

“Cuando un pueblo señala a los fascistas, los partidos toman nota y muchos periodistas valientes dicen la verdad”, ha dicho Iglesias, quien cree que “la clave no es Unidas Podemos”. “Nosotros fuimos el click que sirvió para que se viera lo que piensan cientos de miles de personas en este país, para que vieran que lo que se vota el 4 de mayo es entre fascismo y democracia”. 

Iglesias considera que Vox no va “a parar” y que ya hoy mismo “decían que el objetivo es que yo me exilie, que me vaya de mi país después de las elecciones”. 

Por eso, ha pedido a los suyos “dar una lección democrática al fascismo” en las elecciones venciéndolo “con buenas formas, con educación, sin gritar, sin amenazas y sin caer en sus provocaciones”. 

Photo gallery 21 cosas que no sabías de Pablo Iglesias See Gallery

EL HUFFPOST PARA PHILIPS HUE