NOTICIAS
01/04/2019 18:32 CEST | Actualizado 01/04/2019 19:48 CEST

Pablo Iglesias rompe a llorar en la apertura de una fosa común en la que está enterrado su tío abuelo

En el cementerio de Paterna (Valencia)

EUROPA PRESS

Pablo Iglesias ha acudido este lunes a la apertura de la fosa común número 115 en el cementerio de Paterna (Valencia). En ella se calcula que podrían descansar los restos de 157 personas fusiladas por el franquismo, entre ellas el tío abuelo de Iglesias.

El líder de Podemos ha estado acompañado de su madre. Visiblemente emocionado durante toda la operación, ha roto a llorar en un momento de la misma.

Esta apertura, coincidiendo con el 80 aniversario del fin de la Guerra Civil, está impulsada por la Diputación de Valencia, a través de la delegación de Memoria Histórica. Según el criterio de los especialistas, se desarrollará por espacio de más de un año. 

Ver esta publicación en Instagram

Miro por la ventana mientras el AVE avanza a toda velocidad hacia Valencia. Este viaje que hoy no lleva más de dos horas, lo hizo mi tía Ángeles varias veces, en 1939, en camiones que accedieron a transportar a la hermana de un represaliado. Hacer viaje hace 80 años para ir a una cárcel era muy difícil. Mi tía sabía que iban a fusilar a su hermano. Las hermanas de aquel hombre fusilado me criaron. La foto de Ángel Santa María, con la gorra del ejército popular de la República, siempre ocupó un lugar epecial en casa. Nunca dejaron de hablarme de aquel panadero socialista de Vallecas que formó parte de La Motorizada, los muchachos socialistas que siempre acompañaban y protegían a Indalecio Prieto. Era el mayor de 6 hermanos de Vallecas. Hoy hago con mi madre el viaje a Paterna donde van a abrir la fosa en la que parece que están los restos de mi tío y de sus compañeros. Hoy veré el muro en el que le fusilaron. Mi tía Ángeles me contó que vio salir de la cárcel el camión en el que les traslaban hacia el paredón. Iban esposados y fieros dando vivas a la República. Mi tío vio a su hermana y pudo dejar caer del camión, aún esposado, su gorra. Mi tía la recogió. Fue la última vez que le vio con vida. Pocas horas después, rota, fue a recoger sus cosas. Los nervios le hicieron no ser capaz de ver los objetos que le entregaban. Un bárbaro le dijo: ¡Está todo ahí estupida. Vete ya, a ver si te voy a cortar el pelo! Las hermanas de mi tío murieron sin poder hacer el viaje que hacemos hoy mi madre y yo. No pudieron enterrar los restos de su hermano con los de sus padres. Y no podrán ver a su hija y a su nieto hacerlo. Esta historia es parecida a la de millares de familias españolas que sufrieron la humillación de no poder enterrar ni honrar a sus muertos. Las hermanas de aquel panadero de Vallecas jamás dejaron de hablarnos de él a mi madre y a mí. Y mi madre hablará a sus nietos de sus madres y de su tío Ángel. Aquel obrero de Vallecas, poco antes de perder una guerra, le dijo a su hermana que, ocurriera lo que ocurriera, siempre les quedarían los jardines de Atocha. Y de Atocha he partido hoy con mi madre a buscar sus huesos. . . . #democracia #memoriahistórica

Una publicación compartida de Pablo Iglesias (@iglesiasturrionpablo) el

“Esta no es una historia personal, es la historia de millares de españoles. Para mí es muy emocionante estar muy cerquita del muro donde fusilaron a mi tío abuelo y a millares de personas”, ha declarado el propio Iglesias en una entrevista en À Punt que ha compartido en su twitter.

En sus declaraciones, que ya había dejado en sus redes sociales como Instagram, ha explicado que “queda mucho por hacer y no son suficientes las medidas hasta ahora [...] El Gobierno no ha terminado de ser serio con la exhumación de Franco, lo ha dejado para el próximo. En este país se cometieron crímenes y las familias merecen la atención por parte de los tribunales. La memoria es una manera de mirar con dignidad al futuro”, ha cerrado.

Photo gallery Guerra Civil española See Gallery

EL HUFFPOST PARA SKODA