POLÍTICA
21/06/2021 14:55 CEST

García-Page, sobre los indultos: "Mañana me va a doler todo el cuerpo"

El presidente de Castilla La-Mancha tira de humor para dejar caer su opinión sobre la concesión de la medida de gracia a los condenados por el 'procés'.

JUNTA C-LM / DAVID ESTEBAN
El presidente de Castilla La-Mancha, Emiliano García-Page, llevó el brazo vendado a un acto tras sufrir un accidente doméstico

El presidente de Castilla La-Mancha, Emiliano García-Page, nunca ha ocultado su contrariedad ante la concesión de los indultos a los presos condenados por el procés. Eso sí, con el paso del tiempo ha ido mitigando las críticas hasta que, este lunes, el presidente del Gobierno anunciase su inminente aprobación por el Consejo de Ministros. El socialista castellanomanchego ha tirado de humor para dejar una referencia velada sobre su opinión a la concesión de la medida de gracia.

García-Page ha acudido a un acto de homenaje a la comunidad educativa celebrado este lunes en Albacete, pero lo ha hecho con un brazo vendado, después de haber sufrido un accidente doméstico. El presidente regional ha utilizado este extremo para bromear al respecto y vincular su estado a su desacuerdo con los indultos. Así, más allá del dolor de la mano, ha afirmado: “Mañana me va a doler todo el cuerpo”.

Otro mensaje más directo

“Lo que hay que celebrar es la unidad, no la separación, ni la independencia”, ha señalado en otro tramo de su discurso el líder del Ejecutivo autonómico. Hace unas semanas, Gacía-Page había explicado que los indultos, “más que una medida de gracia”, le parecerían “una enorme desgracia”. 

Aquella declaración aterrizaba en un momento en el que se habían producido grandes grietas en las filas del PSOE por los indultos, con distintos dirigentes o expolíticos que se alinearon en contra o a favor. Aquellos fueron los casos de los expresidentes Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero, respectivamente.