ECONOMÍA
03/12/2019 09:06 CET | Actualizado 03/12/2019 12:36 CET

El empleo cae en 53.114 personas en noviembre, el peor dato desde 2013

El número de parados alcanza los 3.198.184, tras aumentar en noviembre en 20.525 personas.

EFE
El empleo cae en 53.114 personas en noviembre, el peor dato desde 2013

El número de afiliados cayó en 53.114 personas en noviembre, la peor evolución para este mes desde 2013, por el fin de contratos en el sector de la hostelería.

De acuerdo con los datos publicados este martes por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, el total de ocupados se sitúo así en 19.376.878 trabajadores.

Noviembre suele ser un mes con caídas en la afiliación aunque las cifras de este año son peores que las de los anteriores: el pasado el descenso fue de 47.449; en 2017, de 12.773; y en 2016, de 32.832 mientras que en 2015 y 2014 se lograron ligeros ascensos.

En cuanto al paro, el número de parados registrado en las oficinas de los Servicios Públicos de Empleo Estatal (SEPE) alcanzó los 3.198.184, tras aumentar en noviembre en 20.525 personas respecto al mes anterior.

En este caso, se trata del mayor aumento desde 2016 aunque deja la cifra total de desempleados en el nivel más bajo de un mes de noviembre desde 2008.

De vuelta a la ocupación

Trabajo destaca que en el último año se han sumado 431.254 personas afiliadas, un 2,28 % más.

Por sexo:

- El número de mujeres afiliadas ha crecido un 2,8 % en el último año, hasta los 9.029.311.

- Mientras que el de hombres, que suman 10.347.567, creció un 1,82 %.

En la comparativa mensual, y por regímenes:

- El general bajó en 48.892 personas afiliadas, con un descenso del 0,30 %, hasta los 16.041.754 trabajadores.

Por sectores, en noviembre la afiliación creció en varios, como:

- Educación, con 26.723 trabajadores más.

- Comercio, con 15.222, a la cabeza.

Los mayores descensos se registraron en:

- Hostelería (105.048 menos).

- Agricultura (3.539 menos).

En cuanto a los autónomos se situaron en 3.269.092 afiliados tras restar 2.884 trabajadores en el último mes.

Por comunidades:

- El mayor incremento en el número de afiliados se registró en Valencia, un 1,28 % más.

- Seguida de Ceuta, un 1,05 %.

- Madrid, un 0,74 %.

Mientras que el mayor descenso se produjo en:

- Islas Baleares (15,59 %).

- Seguida de La Rioja (1,54 %).

- Extremadura (1,18 %).

- Castilla y León (1,02 %).

En cuanto al paro

- El desempleo masculino se situó en 1.317.686 personas, al subir en 13.549.

- El femenino en 1.880.498, al incrementarse en 6.976 en relación al mes de octubre.

Sí se redujo en noviembre el desempleo de los menores de 25 años, con 704 parados menos, mientras que subió en los mayores de esa edad en 21.229.

Por sector económico

El paro registrado se redujo en relación con octubre en:

- Agricultura, en 1.715 personas.

- Industria, 607 desempleados menos.

Frente a esto, subió en:

- Construcción, en 1.738 personas.

- En servicios, con 23.934 más.

Por último, se redujo en el colectivo de sin empleo anterior en 2.825 personas.

Por regiones

El paro registrado bajó, respecto a octubre, en cinco comunidades autónomas y en la ciudad autónoma de Ceuta, principalmente en:

- Comunidad Valenciana (3.807).

- Madrid (2.855).

- País Vasco (1.564).

- Castilla-La Mancha (1.228).

Por el contrario, subió en las doce restantes, encabezadas por:

- Baleares, con 11.557 más.

- Andalucía, con un alza de 7.501.

En noviembre se firmaron 1,76 millones de contratos, un 5,52 % menos que en el mismo mes de 2018.

De la cifra total, 171.612 fueron de carácter indefinido, el 9,72 %, y 1,59 millones, el 90 %, contratos temporales.

Subida del SMI

El secretario de Estado de Seguridad Social, Octavio Granado, ha defendido que la economía ha absorbido “muy bien” la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), aunque ha reconocido “problemas” en algunos sectores como el empleo doméstico o la agricultura.

Granado ha avanzado en la rueda de prensa para presentar los datos de empleo de noviembre algunos datos de un informe sobre el impacto del alza del SMI que se ha elaborado para la AIReF y cuyas cifras “no indican” destrucción de empleo por el incremento del 22,3% hasta 900 euros mensuales aprobado para este año.

“La subida ha sido un éxito”, ha añadido Granado, que ha reconocido, no obstante, problemas en sectores como las empleadas del hogar o la agricultura.

“Trabajar en Glovo”

En el caso del empleo doméstico, con unos 13.000 afiliados menos, ha argumentado que la subida del salario mínimo ha hecho que mejoren otras ocupaciones adonde se mueven estas trabajadoras que son sustituidas por la economía irregular o sumergida.

“Prefieren trabajar en Glovo que ser empleadas de hogar”, ha afirmado.

Granado ha reconocido la dificultad de controlar las situaciones irregulares que puede llevar aparejada esta situación y ha descartado la necesidad de una nueva regularización como la que se hizo en 2005.

“Hay que convivir con esa realidad”, ha declarado.

Horas extras declaradas

En cuanto al sector agrario, ha explicado que cuando mejora el mercado hay trabajadores que se van al sector servicios y ha apuntado a una caída del número de horas extras declaradas.

“Es posible que se paguen menos horas”, ha reconocido.

Las cifras avanzadas este martes recogen que los trabajadores afectados por el SMI han subido en 87.250 en un año, hasta 1,69 millones, mientras que la base media de cotización de estos trabajadores se ha incrementado 105,9 euros al mes hasta 834,9 euros.

El secretario de Estado ha añadido que, de los 430.000 empleos creados en el último año, unos 80.000 se mueven en el entorno del SMI.

“No parece que exista un gran impacto en evolución del número de personas afectadas (...) es un impacto parecido al que hubiera tenido una elevación menor”, ha defendido Granado, que ha agradecido el efecto de la subida en las arcas de la Seguridad Social.

“No somos capaces de detectar que la elevación del SMI se haya traducido en que se ha destruido empleo (...) no lo indican nuestras cifras”, ha subrayado.