POLÍTICA
25/10/2019 12:20 CEST | Actualizado 25/10/2019 17:10 CEST

Partidos nacionalistas de varias regiones firman un manifiesto en defensa de la autodeterminación

El PNV lo rechaza: "Falta espíritu constructivo”

EFE
Firmantes de una solemne declaración conjunta en defensa del derecho a la autodeterminación.

El PNV no ha estado presente en Barcelona para suscribir la Declaración de la Llotja de Mar “por una cuestión de contenido y otra de contexto”, ya que considera que apenas tiene “espíritu constructivo” y además no es “el momento más oportuno” a diez días de las elecciones, según fuentes de este partido.

Partidos nacionalistas catalanes, vascos, gallegos, baleares y valencianos han firmado este viernes en Barcelona una solemne declaración conjunta en la que reclaman un acuerdo político sobre la crisis catalana, la defensa del derecho a la autodeterminación de “nuestros pueblos” y la liberación de los “presos políticos”. 

Estas formaciones políticas también piden el diálogo para el regreso de “los exiliados”, reclaman las libertades civiles y políticas de sus ciudadanos, así como las políticas sociales y económicas que permitan el progreso de “nuestros pueblos”.

Con la asistencia del vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, los partidos que han rubricado la “Declaració de la Llotja de Mar del 25 d’Octubre de 2019” son: BNG, Crida Nacional, CUP, Demòcrates, EH Bildu, Esquerra Republicana, Esquerra Valenciana, MÉS per Mallorca, MÉS per Menorca y PDeCat-Junts per Catalunya.

“Segunda versión” de la histórica Declaración de Barcelona

Respecto al contenido, el PNV ha explicado que en un principio se les planteó la Declaración hoy suscrita “como una segunda versión” de la histórica Declaración de Barcelona que en 1998 firmaron CiU, EAJ-PNV y BNG.

“Pero, a diferencia de aquella, la declaración hoy suscrita incide casi de forma exclusiva en la denuncia y en la proyección de una visión negativa de la realidad actual en el Estado español, sin apenas espíritu constructivo y/o propositivo, a diferencia de aquella Declaración de Barcelona que demandaba el reconocimiento nacional de Euskadi, Catalunya y Galiza, consideraba agotado el modelo del Estado de las autonomías y proponía transformar la estructura territorial ‘autonómica’ del Estado”, ha opinado el PNV.

Sobre el momento, el PNV no cree que la firma de esta Declaración “llegue en el momento más oportuno, a apenas diez días vista del inicio de una campaña electoral y en un clima político enrarecido”.

El PNV ha explicado que su “partido hermano en Catalunya, el PDeCAT, conoce de primera mano y comprende” sus motivaciones.

Los nacionalistas vascos han trasladado esta misma semana, tanto al PDeCAT como a otras formaciones impulsoras de la Declaración de la Llotja de Mar, su “plena disposición” a trabajar en los próximos meses, “en un contexto más reposado y con el margen de tiempo que demandan los grandes acuerdos, en documentos e iniciativas que pudieran desembocar en una actualización o reedición de la Declaración de Barcelona de 1998″.

Por último, el PNV ha subrayado que su “solidaridad, cercanía y el apoyo con la causa del pueblo de Catalunya, las formaciones soberanistas y los dirigentes que hoy cumplen injustas penas de prisión o se encuentran a miles de kilómetros de su nación ha quedado más que demostrada en innumerables ocasiones y en un sinfín de pronunciamientos públicos” de su ejecutiva y de sus dirigentes.

PULEVA PARA EL HUFFPOST