El de la nieta de Isabel II y otros partos locos de famosas

Zara Tindall ha dado a luz en el suelo del baño de su casa.
Zara Tindall, Blake Lively y Maya Rudolph.
Zara Tindall, Blake Lively y Maya Rudolph.

Podría pensarse que el parto de una royal como Zara Tindall, nieta de Isabel II, sucede en un entorno lleno de comodidades y lujos, pero en ocasiones la naturaleza sigue sus propios planes.

Tindall ha dado a luz a su tercer hijo, llamado Lucas Philip, en el suelo del baño de su casa al no darle tiempo a salir al hospital, como contó este miércoles el padre de la apresurada criatura, Mike.

El bebé, que ocupa la 22ª posición en la línea de sucesión al trono, nació el domingo, pero los detalles se han conocido ahora. El padre, exjugador de rubgy, ha relatado en un podcast deportivo que corrió al gimnasio de su casa, cogió una colchoneta y la puso en el suelo del baño junto a unas toallas.

“Como todo hombre dice, ella fue una guerrera. Como siempre, ellas lo son”, afirmó. Mike Tindall también resaltó el lado positivo de la situación: tras el nacimiento del bebé, pudo practicar el piel con piel con él “en la sala de la televisión, con el golf puesto”.

Otros partos locos

La de Zara Tindall se suma a otras historias de partos de famosas de esas para contar una y otra vez en las reuniones familiares. Como deslizó una vez el actor Ryan Reynolds en una publicación en redes sociales su mujer, la también actriz Blake Lively, le llevó al hospital en coche mientras ella estaba de parto. Eso sí, la pareja suele trolearse mucho en redes sociales, por lo que esta afirmación quizá haya que ponerla en cuarentena.

Del parto del que sí hay hasta pruebas gráficas es el de la del segundo hijo del presentador de televisión estadounidense Seth Meyers. Cuando él y su esposa, Alexis Ashe, salían de casa para subirse a un Uber e ir al hospital para el inminente parto, todo se desencadenó y no llegaron ni a subir al coche.

Ashe tuvo que tumbarse en el vestíbulo del edificio. La cabeza del bebé ya asomaba.

La conversación telefónica del padre con emergencias, como relató en su propio programa, fue de apenas un minuto: “Está a punto de nacer el bebé. Está naciendo el bebé. Ha nacido el bebé”.

La actriz Maya Rudolph tampoco llegó a tiempo al hospital en su segundo parto. Como contó ella misma, la niña se “deslizó” hasta los brazos de su padre. La mayor sorpresa se la llevó días después, como recoge Flare. “Tienes que poner la placenta en algún sitio así que la metí en el congelador. Unas semanas después lo abrí y fue como ’¿Qué es esa carne rara?”.

Bonus

Por otro lado, están también los casos de famosos que nacieron en uno de estos partos insólitos. No olvidemos que el cantante Ramoncín nació en un taxi o que el actor Toni Leblanc lo hizo en el Salón de Tapices de Goya del Museo del Prado.

Como contó en muchas entrevistas, como en una a ABC, su padre era vigilante allí: “Mi madre rompió aguas una tarde que fue a visitarle y tuvo que darme a luz en el interior”.

25 naturales y poderosas fotografías de partos