BLOGS
13/06/2020 09:32 CEST | Actualizado 13/06/2020 09:32 CEST

Patatas cremosas de queso cheddar y bacon

Perfectas como guarnición, para picar o como plato principal.

A. M.

Ingredientes

  • 6 patatas medianas sin golpes y de piel amarilla
  • 150g de queso cheddar rallado 
  • 150g de panceta fresca cortada en laminas finas
  • 1 cebolla picada
  • 3 dientes de ajo picados
  • 80g de mantequilla
  • 25cl de nata líquida
  • 15cl de leche caliente
  • Sal fina
  • Pimienta blanca molida
  • Aceite de oliva para freír

Elaboración

Calentar el horno a 220°C y una vez caliente asar las laminas de panceta hasta que estén crujientes. Reservar fuer a del horno en papel absorbente. Dejar el horno encendido.

Lavar las patatas con piel y ponerlas a asar durante 1 hora, o hasta que estén tiernas, envueltas en papel de aluminio. 

Abrirlas por la mitad y extraerles la pulpa sin romper la piel. Pasar la pulpa a un cuenco y con las medias patatas vacías freírlas en abundante aceite hasta que estén bien doradas y crujientes. Reservar en lugar caliente.

Mientras, hacer un sofrito en una sartén con un poco de aceite con la cebolla y el ajo. Una vez dorado, añadir la mitad de la panceta en trocitos, la mitad de queso cheddar y la pulpa de patata. Remover hasta mezclar bien. Incorporar la nata caliente, la leche; mezclar bien y por último la mantequilla. Salpimentar y volver a remover. Pasar a una manga pastelera y rellenar las media patatas fritas con esta mezcla. Espolvorear luego con el resto de queso y bacon.

Pasarlas a una fuente de horno. Cubrir la fuente con papel de aluminio y meterlas en el horno durante 15 minutos tapadas y 10 minutos más sin tapar y listas para servir como guarnición de una excelente carne o como primer plato.