Patrizia Reggiani, así es la mujer a la que interpreta Lady Gaga en 'La casa Gucci'

Excesiva y sin pelos en la lengua, encargó el asesinato de su exmarido Maurizio Gucci a un sicario. Su historia ahora llega a la gran pantalla.
Lady Gaga, como Patrizia Reggiani en 'House of Gucci'
MGM YOUTUBE
Lady Gaga, como Patrizia Reggiani en 'House of Gucci'

Un asesinato, líos de faldas, una herencia millonaria y una legendaria marca salpicada por el escándalo. En la historia de La casa Gucci, la nueva película de Ridley Scott protagonizada por Lady Gaga, Adam Driver y Jared Leto, la realidad supera a la ficción, especialmente en el caso de Patrizia Reggiani.

La que fuera esposa de Maurizio Gucci, llamado a ser el heredero de la firma que lleva su nombre, ha vuelto a ser protagonista en los últimos meses de titulares y polémicas en los medios de comunicación. Lady Gaga es la encargada de dar vida a esta mujer que de la noche a la mañana entró a formar parte de una de las familias más ricas de Italia y que terminó encargando el asesinato de su marido a un sicario.

Reggiani nació en Módena, en el norte de Italia, en 1948 fruto de una relación esporádica entre una camarera y un transportista. Ella nunca conoció a su padre y años después fue adoptada por Ferdinando Reggiani, un empresario con el que se casó su madre y del que adoptó su apellido. Gracias a él y a su ambición desmedida pudo empezar a codearse con la alta sociedad de Milán y en una de esas fiestas conoció a Maurizio Gucci.

Entre Patrizia y Maurizio saltaron chispas, pero eran la noche y el día. Él, un rico y tímido heredero. Ella, una mujer extrovertida que buscaba el dinero a toda cosa. “Prefiero llorar en un Rolls-Royce a ser feliz en una bicicleta”, confesó en una entrevista. La familia Gucci removió cielo y tierra para que la pareja no se casara, pero el enlace se celebró y el matrimonio tuvo dos hijas y vivió feliz... durante unos años.

La relación de la pareja comenzó a resquebrajarse en las navidades de 1985, que Maurizio no pasó con la familia. El matrimonio llegó a su fin en 1991, cuando Reggiani y Gucci se divorciaron. Por aquel entonces, el heredero de la firma italiana ya estaba con una de sus amantes Paola Franchi.

Según Sara Gay Forden, autora del libro en el que se basa la película que llega este viernes a las salas españolas, Reggiani tenía espías para controlar los movimientos de su marido durante los años posteriores al divorcio. En 1993, Maurizio vendió sus acciones en Gucci, algo que afectaba a las dos hijas que tenía con Patrizia. De hecho, algunos creen que Reggiani encargó el asesinato de su exmarido por haber vendido su parte de la marca y no por sus infidelidades.

El 27 de marzo de 1995 Maurizio Gucci era asesinado tras ser tiroteado por un sicario al que Patrizia pagó 290.000 dólares. En 1997 fue detenida en su palacete de Milán y en 1998 un tribunal la condenó a pasar 26 años en prisión. Sus hijas intentaron exculparla alegando que había ordenado el asesinato como consecuencia de su tumor cerebral, pero ella no se ha mostrado arrepentida en ningún momento.

“Mi vista no es muy buena, no quería fallar”, le contó a la prensa italiana sobre por qué decidió no disparar ella misma. Reggiani tuvo la posibilidad de salir de la cárcel antes de tiempo gracias al tercer grado pero lo rechazó: “No he trabajado en mi vida y desde luego no voy a empezar ahora”.

Reggiani vs Lady Gaga

Patrizia salió de prisión en 2017 tras pasar 18 años entre rejas. La que fuera ‘lady Gucci’ sigue sin cortarse un pelo al dar su opinión y ha confesado que está ‘molesta’ porque Lady Gaga no la haya llamado antes de rodar la película para conocerla y preparar el personaje. Incluso ha llegado a decir que la cantante y actriz debería haberle pedido permiso para interpretarla.

No es la única que ha mostrado su disgusto con la película. La familia Gucci ha dado su opinión sin filtros sobre el casting de la cinta, que califican como “horrible, horrible”, “feo” y “gordo”.

Lady Gaga en acción