POLÍTICA
28/09/2019 13:58 CEST

Pedro Sánchez: "Cada vez hay más ofertas, pero sólo una garantiza un gobierno progresista"

El candidato socialista anima a la movilización frente los partidos "ausentes en la mayor parte de los territorios".

YOUTUBE
Pedro Sánchez

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha llamado este sábado a la movilización el 10N de militantes y simpatizantes y se ha preguntado qué proyecto de país pueden ofrecer fuerzas políticas “que son residuales en buena parte del territorio español”, en referencia a PP y Cs.

En la intervención de apertura del Comité Federal del partido, máximo órgano de decisión entre congresos, que hoy acuerda la estrategia electoral para el 10N, Sánchez ha reprochado a la derecha que hable de proyectos para España “con grandilocuencia” cuando es una “fuerza testimonial” en territorios como Cataluña y el País Vasco.

Pero también ha mencionado a los partidos a su izquierda, recordando sin nombrarlo, la aparición de Más País, el partido de Íñigo Errejón. “Habrá una gran abundancia de ofertas, cada vez hay más en cada proceso electoral, pero sólo una garantiza un gobierno progresista, estable y coherente, que es lo que necesita nuestro país”. 

Sánchez ha recordado que sólo en la provincia de Barcelona, el PSC-PSOE tiene mas concejales que la suma de PP y Cs en toda Cataluña y en Vizcaya “los socialistas tenemos más concejales que la suma de PP y Cs en todo Euskadi”.

“Hablamos de un proyecto para cuatro años, no para una investidura”

Y ha apelado a mirar el 10N “como lo que es”, una “oportunidad” para explicar a los españoles cómo puede avanzar España para tener un gobierno “progresista y cohesionado”.

“Hablamos de un proyecto para cuatro años, no para una investidura”, ha dicho el secretario general, al tiempo que ha reclamado que “no se pierda un minuto en reproches”.

“A los que busquen bronca o mal rollo se la dejamos todo y a los que busquen confrontación o destrucción, se la regalamos”, ha aseverado.

Sánchez ha ofrecido un proyecto político “en positivo, con los pies en el suelo” para liderar una alternativa a la parálisis y ofrecer “certidumbre y estabilidad”.

Y, en su opinión, el 10N es una disyuntiva entre “retroceso y avance”.

“Nosotros no debemos virar hacia ningún lado porque somos lo que somos: la izquierda responsable y transformadora, capaz de tender la mano”, ha señalado y aunque, ha admitido, somos la izquierda que “sueña, no prometemos nada imposible”.

El secretario general de los socialistas ha apelado a seguir impulsando el giro social, algo que, en su opinión, “sólo el PSOE puede hacerlo, desde una izquierda cabal, de gobierno”.

"Somos lo que somos: la izquierda responsable y transformadora, capaz de tender la mano"

En definitiva, ha dicho, “eso es el PSOE, el partido que pese a quien es él que más se parece a la sociedad española”.

Y ha pedido que “no se pierda el tiempo” pensando en “una victoria (las pasadas elecciones) que el resto de actores políticos no reconocieron”.

“No debemos mirar atrás ni hacia los lados, hay que mirar de frente, hablar cara a cara a los ciudadanos y darles respuestas”, ha dicho Sánchez que ha apostado por un gobierno “estable, comprometido y cohesionado”.

El presidente en funciones ha asegurado que el PSOE no quería elecciones porque ya ha vencido en cuatro comicios este año, y ha precisado que a los socialistas “lo que más les duele”, no es esto, es la “interinidad, el bloqueo y la parálisis” en la que desde hace cinco años está sumida la política española.

ESPACIO ECO