POLÍTICA
08/10/2020 22:40 CEST | Actualizado 09/10/2020 09:23 CEST

Pedro Sánchez convoca un Consejo de Ministros extraordinario este viernes para decretar el estado de alarma en Madrid

Previamente, Sánchez y Ayuso hablarán para buscar alternativas.

EFE

Reacción inmediata. Pedro Sánchez ha convocado un Consejo de Ministros extraordinario este viernes, finalmente previsto para las 12:00 horas para decretar el estado de alarma en Madrid por espacio de 15 días. Previamente, el presidente del Gobierno hablará con la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, para buscar alternativas.

La decisión del presidente se produce horas después de que el Tribunal Superior de Justicia de la comunidad tumbase las restricciones de movilidad ordenadas por Sanidad para la capital y otros nueve municipios. 

En su fallo, el alto tribunal autonómico apunta al estado de alarma como único instrumento válido para plantear estas “limitaciones de derechos fundamentales”, como es la libre circulación. La orden del Ministerio llegó por “amplia mayoría” tras un Consejo Interterritorial de Salud en el que votaron a favor 13 de las comunidades (se negaron Cataluña, Andalucía, Aragón y Ceuta, aparte de Madrid).

El presidente del Gobierno, no obstante, mantiene el viaje previsto este viernes a Barcelona, junto al rey, según fuentes de La Moncloa. Por lo tanto, ese Consejo extraordinario podría ser presidido por la vicepresidenta primera, Carmen Calvo.

Tres opciones, pero las mismas medidas que se aplicaban hasta ahora

Sánchez ha llamado a Ayuso para transmitirle tres opciones de actuación, aunque, según revelan fuentes de Moncloa, le ha precisado que las medidas serían exactamente las mismas que ya se venían aplicando, pues lo único que cambiaría sería el instrumento legal por las que se adoptan, es decir, la cobertura jurídica. 

Esas tres posibilidades pasarían por que la Comunidad de Madrid, como autoridad competente en materia sanitaria, dictase una Orden especial; que la propia Comunidad solicitase la declaración de estado de alarma para que el Gobierno central conjuntamente con Madrid lo declare o bien que sea el Gobierno central quien declarase ese estado de alarma sin necesidad de una solicitud previa.

La líder madrileña ha confirmado, a través de un comunicado y en sus redes, haber “quedado con Pedro Sánchez en hablar mañana”. “A primera hora nos reuniremos en la sede de la Comunidad para ver alternativas. Nuestras zonas básicas estaban funcionando y pueden ser lo mejor. Esperamos pactar una solución que beneficie a los ciudadanos y dé claridad”, sostiene Ayuso.

De hecho, este viernes Ayuso se ha reunido a a primera hora de la mañana con el vicepresidente, Ignacio Aguado, para trabajar en la alternativa que presentarán al Gobierno central, según han informado a Europa Press fuentes del Ejecutivo autonómico.

Todos los instrumentos “encima de la mesa”

Esta misma tarde, el propio Sánchez había llamado a la “colaboración” con el Ejecutivo de Díaz Ayuso y no descartaba pedir el estado de alarma para la región, ya que todos los instrumentos estaban “encima de la mesa”.

En dicha comparecencia ha insistido en que las cifras de Madrid son “preocupantes” y en consecuencia había que estudiar todos los instrumentos posibles. Además ha recordado que el estado de alarma se demostró en el inicio de la pandemia como un instrumento “muy eficaz” para controlar la propagación del virus, y el Gobierno “siempre” lo ha contemplado entre las posibilidades a decidir.

La declaración no supondría volver a la situación de marzo y abril que se desarrolló en toda España bajo el estado de alarma, sino que recuperaría las limitaciones impuestas por el Ministerio de Sanidad, que impedía salir y entrar de la capital y otras nueve localidades madrileñas sin una causa justificada.

Llamada al entendimiento... y a no salir de Madrid

Salvador Illa, ha emplazado a las autoridades madrileñas a un encuentro para coordinar la acción entre ambas administraciones y retomar el diálogo. Por su parte, la presidenta regional ha comparecido para anunciar que “vamos a pedir que el Gobierno vuelva a sentarse con Madrid y en pocas horas, entre esta noche y mañana, para tener mañana una orden clara, anunciar unas medidas sensatas, justas y ponderadas”.

En las últimas semanas, Salvador Illa y Fernando Simón habían insistido en la necesidad de tomar medidas más drásticas para frenar la expansión del virus en la región. En la actualidad, su incidencia acumulada de casos por cada 100.000 habitantes se sitúa por encima de los 500, la cifra tope marcada por el Ministerio de Sanidad, aunque ha llegado a afrontar picos de 700 y 800 casos de media.

El texto del TSJM llega en la previa del puente por el Día de la Hispanidad, este lunes 12 de octubre. A pesar de su contenido, tanto Díaz Ayuso como las autoridades sanitarias han llamado a la “responsabilidad individual” y han pedido a los madrileños no salir de puente.

TERRITORIO PARADORES